La Policía Nacional lanza una gran operación contra el tráfico de marihuana en Granada

La intervención, en la que participan 200 agentes, afecta a la zona norte de la ciudad, la zona más importante de tráfico de cannabis

Momento de la 'Operación Drake', dirigida por la Policía Nacional.
Momento de la 'Operación Drake', dirigida por la Policía Nacional. Fermín Rodríguez

La Policía Nacional ha lanzado a primera hora de la madrugada de este jueves la Operación Cake, una intervención con más de 200 agentes contra el tráfico de marihuana en el barrio granadino del Almanjáyar, la zona más caliente en cultivo y tráfico de marihuana de la ciudad y del país. En la operación participan agentes de Vigilancia Aduanera y, según informa una portavoz policial, durante el transcurso de la misma está prevista la realización de numerosos registros y detenciones de personas relacionadas con el cultivo y tráfico de cannabis. La operación se ha saldado e 14 detenidos, 18 registros domiciliarios, algo más de 300 plantas de cannabis y más de 20 kilos de cogollos de marihuana requisados.

La operación se encuentra bajo secreto judicial y no han trascendido detalles del número de detenidos, ni tampoco de la cantidad de droga aprehendida. El gran despliegue de agentes incluye efectivos de diferentes grupos de acción policial. En el terreno están agentes de los GOES (Grupos Operativos Especiales de Seguridad), GOIT (Grupos Operativos de Intervenciones Técnicas), UIP (Unidades de Intervención Policial), UPR (Unidades de Prevención y Reacción), guías caninos y Policía Judicial.

Más información
Detenidas 11 personas en Málaga por la distribución y venta de cocaína, heroína y marihuana
El temporal en el Estrecho que frustró la plácida fuga de un narco ruso
La batalla por el control de la droga salta a la calle en Barcelona

Hace apenas un par de semanas, los máximos responsables de Policía Nacional y Guardia Civil hicieron recuento de las intervenciones de marihuana en la provincia desde enero hasta octubre. Las requisas superaban las 123.000 plantas y suponían más del 10% del total nacional.

El gran aumento en el número de plantaciones está suponiendo un problema de logística para el Ministerio del Interior. El incremento en las incautaciones dificulta el almacenamiento de las miles de plantas de marihuana que intervienen la Policía Nacional y la Guardia Civil. Eso ha obligado al Gobierno a adquirir 14 máquinas para triturar esas plantas, que se suman a las siete compradas en 2017, año en el que Interior optó por usar las máquinas de destrucción de poda habituales en jardinería y agricultura.

Fue precisamente en Granada donde se puso a prueba el proyecto con la adquisición de una máquina capaz de triturar ramas de hasta siete centímetros de diámetro. “La experiencia resultó positiva y confirmó estas máquinas como el mejor sistema para el tratamiento de las plantas de cannabis intervenidas”, detallan fuentes del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO), el organismo de Interior que se encarga del gestionar la destrucción de la droga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS