Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez anuncia que Nadia Calviño será su vicepresidenta económica si gobierna

El presidente en funciones promete, si cuenta con la mayoría suficiente, crear un ministerio específico de lucha contra la despoblación y el reto demográfico

Pedro Sánchez y Nadia Calviño, el pasado septiembre en unos desayunos informativos. En vídeo, el anuncio de Pedro Sánchez durante el debate de este lunes. EFE

El PSOE eleva el perfil de Nadia Calviño. El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes que la actual ministra en funciones será vicepresidenta económica si gana las elecciones y logra los apoyos para gobernar. Calviño fue de menos a más la pasada legislatura: empezó con un perfil bajo, oponiéndose a algunas de las promesas más sociales del PSOE, pero ha ido ganando peso en el Ejecutivo junto a la titular de Hacienda, María Jesús Montero. Sánchez también ha prometido que, si cuenta con la mayoría suficiente para gobernar, creará un "ministerio específico de lucha contra la despoblación y el reto demográfico". El líder socialista ha asegurado que hay que "volcar recursos" en este asunto.  

Durante su intervención en el debate electoral, Sánchez ha prometido "disciplina fiscal", pero también mantener los compromisos sociales, y ha pasado de puntillas por la desaceleración económica, con datos como el conocido este martes del paro: con casi 98.000 personas desempleadas más en octubre.

El líder del PP, Pablo Casado, le ha acusado de "negar la evidencia ocultando los efectos de una crisis para ganar las elecciones". Tanto Casado como Albert Rivera, de Cs, han propuesto una batería de bajadas de impuestos, frente a las subidas que proponen Sánchez y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos. Con una deuda pública que roza el 100% del PIB y uno de los déficits públicos más altos de la UE (en torno al 2%), además de la mayor cifra de paro de Europa, España llega con escasos colchones fiscales al nuevo capítulo que se avecina de la Gran Recesión.

Sánchez ha prometido "derogar la reforma laboral", a pesar de que el programa socialista habla solo de eliminar "los aspectos más lesivos" de esa norma, aprobada por Mariano Rajoy en lo más profundo de la crisis. En su año y medio de Gobierno, el PSOE no consiguió esa reversión, en parte por la falta de apoyos en el Ejecutivo. La propia ministra Nadia Calviño fue una de las voces más escépticas durante toda la legislatura en cuanto a esa derogación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información