Junqueras, los otros ocho encarcelados y Tsunami Democràtic rechazan la violencia

Casado ha pedido al Gobierno activar la Ley de Seguridad Nacional por los "violentos disturbios" y Rivera los ha calificado como un hecho "inadmisible"

Oriol Junqueras durante una de las sesiones del juicio del 'procés'.
Oriol Junqueras durante una de las sesiones del juicio del 'procés'.

Las protestas de esta madrugada en Cataluña, que han dejado 84 agentes heridos (57 mossos y 27 policías nacionales), según fuentes del Gobierno, han sido condenadas por buena parte de los partidos políticos y figuras públicas. Pedro Sánchez ha cancelado su agenda de este miércoles y, a primera hora, La Moncloa ha enviado un comunicado en el que alertaba de la situación. "Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña", decía el texto.

Más información
Sánchez se reúne con Casado, Rivera e Iglesias y exige a Torra que condene la violencia
Directo | Últimas noticias de Cataluña

El exvicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, junto a los otros ocho líderes independentistas encarcelados y ERC han rechazado la violencia en las movilizaciones contra la sentencia del procés. Junqueras, incluso siendo el peor parado tras la resolución con una pena de 13 años de cárcel, ha publicado este texto en su cuenta de Twitter: "Todo mi apoyo a las movilizaciones y las marchas masivas y pacíficas. La violencia no nos representa".

El grupo parlamentario de Junts per Catalunya ha emitido un comunicado en el que condena la violencia de la pasada madrugada en las capitales catalanas. "No encajan con el carácter no violento de las reivindicaciones independentistas", dice. La formación pide también que se investiguen las actuaciones policiales.

Demòcrates ha exigido la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, o su destitución por la actuación "absolutamente desproporcionada" de los Mossos d'Esquadra en las movilizaciones del lunes y martes contra la sentencia del Tribunal Supremo. En un comunicado, el partido integrado en el grupo de ERC en el Parlament, ha criticado la "indigna y terrible actuación de la policía, apalizando literalmente y gratuitamente a centenares de ciudadanos pacíficos, y dejando heridos de gravedad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tsunami Democràtic, la plataforma que convocó a los manifestantes a bloquear el aeropuerto de El Prat y cuya creación está siendo investigada por el Ministerio del Interior, también se ha desmarcado de la violencia. "La no violencia es la estrategia fundamental de nuestro movimiento", ha explicado en un comunicado enviado a través de Telegram. 

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha declarado este miércoles que ha vivido “las últimas horas con mucha preocupación” y ha llamado “a la calma”. La primera edil ha afirmado en una entrevista en RAC-1 que la situación tras la sentencia “es complicada”. “Entendemos la indignación y que el derecho a la protesta debe estar protegido, pero también es necesaria la calma y la inteligencia, los disturbios de anoche no se pueden repetir”. En su cuenta de Twitter, la regidora ha sintetizado su opinión sobre los incidentes de la pasada madrugada. "No queremos prisiones injustas ni cargas contra gente pacífica. Tampoco queremos incendios como los de esta noche en BCN: son inaceptables y ponen en riesgo la seguridad de los vecinos. Merecen un rechazo unánime y que todas las instituciones hagan un llamamiento a la calma".

Barcelona Oberta, la asociación de comerciantes de las calles más turísticas de la capital catalana, ha condenado los “gravísimos incidentes ocurridos ayer [el martes] al atardecer en el centro”. En un comunicado, la entidad ha lamentado haber vuelto a “sufrir las consecuencias de las movilizaciones, cortes de tráfico y acciones vandálicas”, que “causaron un descenso importante de la actividad comercial y turística”. La entidad entiende que los disturbios “perjudican profundamente la imagen" que proyectan de la ciudad al mundo. Según los comerciantes, las actuaciones de estos días en el aeropuerto y en el centro de la ciudad tienen una afectación directa en el turismo y el comercio, sectores que se verán afectados en el último trimestre del año, como ya pasó hace dos años, con la celebración el 1-O. Los comerciantes piden por todo ello que la manifestación prevista el viernes con motivo de la huelga convocada por entidades independentistas no se celebre en el centro, al tiempo que instan a las instituciones a dialogar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS