Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez acepta un debate a cinco y deja en el aire los cara a cara

Ciudadanos llevará a la Junta Electoral la decisión de TVE de no proponer un debate entre su líder y el presidente en funciones

Reunión de la Ejecutiva del PSOE en Ferraz.
Reunión de la Ejecutiva del PSOE en Ferraz. Europa Press

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, aceptará participar en un debate a cinco con los líderes de los principales partidos, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox, tal  y como ha avanzado este jueves el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

"Un debate a cinco habrá que hacer seguro. Es lo que corresponde", ha dicho Ábalos en rueda de prensa, después de sugerir que en una campaña que durará ocho días será difícil que el líder participe en más debates. En cualquier caso, ha precisado que este será un tema que aborde el Comité Electoral recién constituido. La corporación pública RTVE y los grupos privados Atresmedia y Mediaset han presentado sus respectivas propuestas para organizar debates entre los cinco candidatos principales. Además, el ente público propone tres cara a cara un Pedro Sánchez-Pablo Casado; Sánchez-Iglesias y Casado-Rivera.

Esta decisión ha molestado mucho en el partido de Rivera que ha anunciado que llevará a la Junta electoral la propuesta de TVE para que rectifique y proponga un debate entre su líder y el presidente en funciones. La corporación ha ofrecido esos tres cara a cara porque aseguran que tienen "mucho interés" para los ciudadanos y son de estricto carácter "informativo y periodístico". En este sentido, señalan que, además del de Sánchez y Casado, han planteado uno entre Sánchez e Iglesias, porque fueron los que intentaron llegar a un acuerdo y representan a las izquierdas, y otro entre Casado y Rivera, que representarían las derechas.

La reducción del periodo de campaña en caso de repetición electoral, de 15 a 8 días fruto de la reforma legal hecha tras el bloqueo político vivido en 2016, llevará también al PSOE a proponer al resto de partidos "suprimir la publicidad exterior", esto es, la propaganda que se muestra en vallas publicitarias o con banderolas colgadas de las farolas. Porque, según ha argumentado Ábalos, si nadie quería repetir las elecciones todos estarán también de acuerdo en llevar a cabo una campaña electoral "austera".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >