Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres duda de que las pymes españolas estén listas para un Brexit duro

Borrell rebate el mensaje del ministro británico para la salida de la UE y le insta a presentar datos

Josep Borrell y Steve Barclay, antes de su encuentro en el Ministerio de Exteriores. En vídeo, las declaraciones de Borrell

España y Reino Unido han discrepado este jueves sobre el nivel de preparación de las empresas españolas ante un hipotético Brexit sin acuerdo. El nuevo ministro británico para el Brexit, Steve Barclay, lanzó durante la mañana un inusual mensaje público que cuestionaba la preparación de las firmas en España para afrontar el cambio de reglas si el Reino Unido abandona la Unión Europea de manera abrupta. Más tarde, Barclay se reunió con el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, que le rebatió esas afirmaciones y le instó —con cierta ironía— a presentar datos más concretos que orientaran a las autoridades españolas, según fuentes conocedoras de esa entrevista.

A poco más de un mes de la fecha prevista para ese abandono de la UE, el 31 de octubre, Londres trata de revertir el argumento que emplean los socios comunitarios —que el Brexit brusco dañará sobre todo a los británicos— para presionar a los Estados europeos en busca de un acuerdo aceptable para el Gobierno de Boris Johnson. El responsable del Ejecutivo británico para el Brexit aterrizó en España con la intención de advertir de que también los negocios en España —no solo en su país— pueden resentirse si la ruptura es inamistosa.

Además de destacar uno de los puntos débiles para España —“la industria turística, los 45 millones de vuelos que hay desde el Reino Unido a España cada año”—, Barclay interpeló directamente a las empresas de menor tamaño. “Me pregunto cuánta confianza tienen en esta sala en que las pequeñas y medianas empresas en España estén completamente preparadas para ese cambio”, aseguró en un desayuno informativo organizado por Europa Press y al que asistieron representantes empresariales, entre otros colectivos.

Horas más tarde, Borrell mostró sorpresa por las palabras del dirigente británico. “No sé qué información tiene el ministro sobre las empresas españolas. Yo sobre las británicas me limito a creer lo que me dice Reino Unido y espero merecer la misma credibilidad”, señaló antes de entrevistarse con el encargado británico para el Brexit. Durante el encuentro, el jefe de la diplomacia española le trasladó un mensaje similar, que no fue respondido por Barclay. La reunión transcurrió en un ambiente cordial, según señalaron ambos Gobiernos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >