Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP, Cs y Vox vetan las comparecencias por el nombramiento de la hermana de Moreno Bonilla

El inspector explica a EL PAÍS que siguió el consejo del antiguo inspector y director del centro

El consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, en la comisión de Educación del Parlamento andaluz.
El consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, en la comisión de Educación del Parlamento andaluz.

Los grupos parlamentarios de PP, Ciudadanos y Vox rechazaron ayer en la Comisión de Educación del Parlamento andaluz la petición de comparecencia de los inspectores implicados en la designación de Dolores Moreno, la hermana del presidente de la Junta, como directora interina del Conservatorio Superior de Danza Ángel Pericet de Málaga. Moreno consiguió el puesto a través de un concurso extraordinario de méritos entre docentes del conservatorio, un procedimiento inusual para la sustitución provisional del anterior director del centro, que se jubiló el pasado junio, pese a que otra aspirante la superaba en más de 11 puntos.

El PSOE había solicitado la presencia en la comisión de Juan Carlos Martínez, el inspector que redactó el informe en el que se proponía a Moreno como directora, y a su superior, José Andrés Alonso, jefe de la Inspección Educativa de la delegación Territorial de Málaga. “El Gobierno andaluz hizo recaer la responsabilidad del nombramiento en la inspección, si no hay nada que ocultar, no debería evitarse esta comparecencia”, argumentó el portavoz parlamentario de los socialistas andaluces, José Fiscal. Sin embargo, tanto PP, el partido del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, como Ciudadanos, a cuyo partido pertenece el consejero de Educación, Javier Imbroda, y Vox, sostén del Gobierno bipartito, votaron en contra. Durante su comparecencia, Imbroda defendió la actuación rigurosa de su consejería y recordó que el procedimiento empleado para la designación de la hermana del presidente no era necesario y que la delegada territorial podría haber elegido a quien quisiera, pero que decidió nombrar “a quien proponen los técnicos con criterios técnicos”.

Este diario ha recabado la versión de Martínez, el inspector que propuso a Moreno para ocupar el puesto de directora. El supervisor asegura que fue él quien optó por solicitar a las aspirantes, el 29 de mayo, una relación de sus méritos, así como la antigüedad como funcionario de carrera, impartiendo docencia y la consecución de un curso sobre función directiva. “Lo hice así porque era nuevo en el centro y era una forma para poder conocer a las candidatas de una manera rápida porque solo tenía dos días para decidir”, sostiene. Martínez ocupó la plaza como inspector interino el curso pasado en el conservatorio de Málaga y este año ha sido destinado a Granada.

En la valoración de esos requisitos que él mismo trasladó en su informe a la Delegación Territorial, se establece que la candidata con más puntuación era Esperanza Utrera, con 49,50 puntos sobre 50 posibles, seguida de Dolores Moreno, con 38,20, Mónica Romero, con 30,20 y María Jesús García Tena, a la que ni siquiera se le puntúa por no ejercer la docencia en el centro. Martínez desestimó a la aspirante con mayor puntuación porque “los antecedentes y el malestar generado, que aún pervive en el centro, no la convierten en la candidata adecuada”. En el escrito se alude a que en el curso en el que ejerció como directora del conservatorio, en 2005, cesó debido “a un grave problema generado por su ejercicio de la función directiva” que llevó al inspector jubilado al que Martínez recabó su opinión “a vivir uno de los momentos más desagradables de su carrera”. Utrera nunca fue cesada y abandonó su puesto cuando terminó su mandato, según fuentes cercanas a la Inspección.

El inspector explica a este diario que consultó con el anterior inspector adscrito al conservatorio y con el director saliente, José Gutiérrez. “Ambos me desaconsejaron su nombramiento”, asegura. Ambos, reconoce, sí le aconsejaron que designara a la tercera candidata. Sin embargo, en este caso, en lugar de guiarse por las mismas recomendaciones que le hicieron desistir de designar a la candidata con mayor puntuación, se decantó por la aspirante que tenía mayor puntuación de méritos. “Yo recabé datos y propuse a una persona desde el punto de vista técnico, que no tiene que ser la que tiene más experiencia, sino la más adecuada”, explica Martínez, quien recuerda que su informe no es vinculante y podría haber sido rechazado por el jefe de la Inspección y por la delegada territorial.

El antiguo director ha negado tajantemente a este diario que el inspector le consultara sobre la idoneidad de alguna de las aspirantes después de haber mandado el correo con los requisitos para aspirar al puesto de dirección el 29 de mayo. “Jamás habló conmigo, ni se dirigió a mí, ni yo desaconsejé en ningún momento el nombramiento de Utrera”, asegura. “Fue a mediados del año pasado cuando yo le comenté que me jubilaba y le propuse a Romero, que era la secretaria de Dirección, y a Mati [Matilde Pérez], la jefa de estudios, porque ya conocían cómo funcionaba el centro y podían ejercer el cargo durante la etapa de transición”, reconoce.

Martínez defiende su gestión y cree que la polémica que se ha levantado alrededor del nombramiento de la hermana del presidente de la Junta de Andalucía, pese a no ser la candidata con mayor puntuación, es una “maniobra interesada de las candidatas que no han obtenido el puesto” que quieren convertir el nombramiento “en un asunto político, cuando no lo es”.

Romero, la aspirante que ha interpuesto una reclamación ante la Junta para solicitar la publicación de los méritos y las fuentes que se tuvieron en cuenta para la designación de la directora, aún no ha recibido respuesta oficial. El sindicato CC OO está preparando una denuncia para defender los derechos de Utrera cuya profesionalidad consideran que ha sido cuestionada por la Junta. Romero también se sumará a esa denuncia, según ha confirmado a este diario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >