Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias pide la mediación del Rey para facilitar la coalición de Gobierno

El líder de Unidas Podemos solicitará a Felipe VI que "arbitre" y convenza a Pedro Sánchez

Pablo Iglesias, el pasado miércoles en el Congreso. En vídeo, declaraciones de Ione Belarra, portavoz de Unidas Podemos, este viernes.

Pablo Iglesias acudirá a la reunión con Felipe VI la próxima semana y le pedirá al Rey que "asuma el arbitraje y la mediación" con Pedro Sánchez para que, finalmente, haya un pacto de Gobierno de coalición entre Unidas Podemos y el PSOE. "El jefe del Estado debería hacer entender a los candidatos que la coalición es la vía para la estabilidad y que España no se merece una repetición electoral", ha dicho el secretario general de Podemos en una entrevista en La Sexta. En esa reunión del martes 17, el dirigente le explicará al Rey la última oferta que su formación le ha planteado al PSOE: una coalición a prueba hasta que se dé luz verde a los Presupuestos Generales.

Isabel Celáa, portavoz del Gobierno en funciones, ha respondido a Iglesias y ha asegurado que el Gobierno de coalición es inviable por falta de confianza: "No podemos configurar un gobierno sobre un terreno de desconfianza, de vigilancia de una parte sobre otra". Sobre las palabras del líder de Podemos para que el rey arbitre la situación, Celaá ha recordado que "hará lo que considere oportuno dentro de lo que establece la Constitución". La portavoz también ha explicado que si el rey le pide a Sánchez ir a la investidura, "no someteremos a la ciudadanía a una nueva frustración de investidura fallida si el presidente no cuenta con el apoyo suficiente".

El presidente en funciones rechazó la tarde del jueves la última propuesta de Iglesias al considerar que no se dan las bases para la coalición, ni siquiera aunque esta sea temporal y una vez rota le garantice el apoyo parlamentario durante una legislatura, según los términos planteados por Unidas Podemos. Pese a la negativa de Sánchez, Iglesias no retira la oferta y confía en que durante el fin de semana el PSOE (antes de la ronda de contactos con Felipe VI) "reflexione y en el último momento acepten negociar". Es decir, el líder de Podemos mantiene la confianza en un acuerdo in extremis, aunque los socialistas descartaran un Ejecutivo compartido tras la investidura fallida del 25 de julio.

En la reunión con el Rey, Iglesias también le comunicará que su formación se abstendrá como ya hizo en julio. De esta manera, el dirigente rechaza la fórmula del apoyo sin contrapartidas que ha sobrevolado los últimos días el escenario político. "No es mi objetivo poner contra las cuerdas a Sánchez. No quiero retratarle ni hacerle quedar mal", ha asegurado. "Quiero que España tenga un Gobierno estable, para ello se lo pongo más fácil y le planteo un Gobierno de coalición temporal. Lo que estamos pidiendo es una oportunidad para intentar demostrar que la coalición puede ser buena". Iglesias le ha pedido al presidente en funciones que consulte entre sus bases la última propuesta de Unidas Podemos. "Prometió que lo haría", ha subrayado recordando las palabras de Sánchez.

La abstención de los 42 diputados de Unidas Podemos impedirá que el presidente en funciones pueda sacar adelante la investidura si la próxima semana Felipe VI le encarga intentar la formación de Gobierno y Sánchez asume la tarea. Como sucedió en julio, el líder del PSOE, con 123 escaños en el Congreso, necesita el voto afirmativo de la coalición que lidera Iglesias, además del apoyo de ERC y el PNV.

Iglesias mantiene su rechazo a una nueva convocatoria electoral. Defiende que con las propuestas que ha ido desplegando desde julio —siempre con la condición de una coalición con el PSOE— trata de impedir que los españoles vayan de nuevo a las urnas. "Nunca pensé que un presidente en funciones actuara cegado por el poder. Que nos hiciera votar hasta que a él le guste lo que voten", ha criticado con dureza a Sánchez. En caso de que se produjeran las cuartas elecciones generales desde 2015, Iglesias ha confirmado que será el candidato de Unidas Podemos y que no volverá a echarse a un lado como hizo después de que el líder del PSOE asegurara que era el principal escollo para un acuerdo de coalición. "El veto caducaría", ha subrayado.

El líder de Unidas Podemos augura que tras una nueva elección, si el PSOE no consigue la mayoría absoluta para poder gobernar solo, buscará un pacto con los partidos de la derecha. "Rivera no es vicepresidente en este momento porque no quiere. La intención de Sánchez es un Gobierno de coalición con Ciudadanos o un acuerdo para que el PP se abstenga. Lo que se le escapa es que la derecha no quiere", ha zanjado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información