Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La posibilidad de que Podemos apoye una investidura sin acuerdo programático inquieta al PSOE

Ambos partidos se reúnen esta martes para intentar desbloquear las negociaciones

La portavoz de Podemos, Noelia Vera, durante la rueda de prensa ofrecida este lunes al término del Consejo de Coordinación del partido. Foto: EFE

A dos semanas de que se cumpla el plazo para que se forme Gobierno o España afronte las cuartas elecciones generales en cuatro años, en el PSOE se extiende con fuerza la sensación de que Pablo Iglesias puede facilitar a última hora la investidura pero sin ningún tipo de acuerdo. Un escenario que inquieta a los socialistas, que a falta de un pacto programático no tendrían garantizado el apoyo de su hasta ahora socio preferente en el Congreso. "Este país necesita un Gobierno estable. Por eso es importante que, en la próxima investidura, si se produce, vayamos con un acuerdo", ha manifestado Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Parlamento, este lunes en Los Desayunos de TVE. Ambas formaciones se reunirán este martes en el Congreso para intentar desbloquear las negociaciones. 

"Estamos intentando cerrar un acuerdo programático", ha avanzado por la mañana Ábalos en Antena 3. "No queremos votos gratis en nuestra investidura", afirmó Pedro Sánchez la semana pasada durante la presentación de su propuesta de 370 medidas para llegar a un acuerdo con Podemos y sus confluencias. Frente a la dirección del PSOE, algunos barones socialistas plantean una vía intermedia: un acuerdo con Podemos que permita la entrada en diferido en el Gobierno de la formación que lidera Pablo Iglesias.

Noelia Vera ha respondido a la posibilidad de "una investidura gratis" de manera indirecta. Es decir, se ha limitado a reincidir en la misma idea que defiende su partido desde las elecciones generales del 28 de abril: su objetivo es un Gobierno de coalición. “Sería cuestión de horas, ni siquiera de días, si se retomara la negociación donde la dejamos en julio”, ha apuntado Vera. Entonces, Unidas Podemos rechazó una oferta de una vicepresidencia social y tres ministerios con el argumento de que los organismos carecían de competencias.

Por su parte, José Luis Ábalos ha reiterado las reticencias del PSOE a un gobierno de coalición con la formación morada, pues se hizo una oferta en julio y no les bastó. “Es importante saber que las formas, los tiempos y la actitudes son muy importantes porque nos advierten de cuales pueden ser los escenarios futuros. Y llama la atención que aquella oferta que parecía humillante, ahora pueda ser determinante [para Unidas Podemos]". Según el ministro, "no es muy serio someter al presidente en funciones y a un candidato que propone el jefe del Estado, a ese desgaste. Si efectivamente la oferta era seria [en julio], tenía que haberse acogido con la misma seriedad".

La consecuencia de una investidura sin condiciones sería la negociación, semana a semana, de un Gobierno del PSOE en solitario que podría encontrarse con trabas tanto a su izquierda como a su derecha. Si este escenario se produjera, entre las filas de Unidas Podemos existe cierto acuerdo de que no votarían en bloque con los socialistas durante cuatro años. No lo hicieron cuando tenían un acuerdo de Presupuestos firmado. Los diputados de Iglesias rechazaron en el Congreso el decreto de los alquileres, por ejemplo.

En La Moncloa y Ferraz destacan otros ejemplos: las críticas de Unidas Podemos con PP y Ciudadanos a la gestión de la crisis del Open Arms en agosto y a la política migratoria del Gobierno en general en el pleno extraordinario de finales del mes pasado en el Parlamento. "Siempre hemos dicho que queremos un acuerdo porque lo que queremos es un Gobierno estable con apoyos parlamentarios suficientes. A Podemos le hemos dicho que no vamos a ir a una investidura sin un acuerdo y eso lo mantenemos. Queremos un acuerdo para un Gobierno estable para poder enfrentarnos a los retos de este país", ha insistido Lastra. "No me gusta jugar a la política ficción, cuando llegue ese río cruzaremos ese puente", ha observado la número dos del PSOE sobre una hipotética negativa por parte de Pedro Sánchez a presentarse a la investidura si no es con la seguridad de un acuerdo de legislatura con Unidas Podemos.

Unidas Podemos está dispuesto a esperar hasta el 23 de septiembre. “No nos vamos a levantar de la mesa”, ha subrayado Vera, aunque la mesa solo ha tenido un encuentro a la espera de que esta semana se retomen las negociaciones antes de que se cumpla el plazo para la disolución automática de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones.

El Gobierno de coalición sigue en los planes de Unidas Podemos. Teresa Rodríguez, líder de Podemos en Andalucía y cabeza visible de la corriente anticapitalista, ha vuelto a plantear, según los principios que defiende su familia política, que abogaría por un acuerdo programático si el PSOE se compromete a subir el salario mínimo a 1.200 euros, derogar la reforma laboral del PP o regular los precios del mercado del alquiler. “Entonces hablaríamos”, ha dicho la dirigente andaluza en su reincorporación a la vida política tras su permiso de maternidad en una entrevista en la cadena SER. Una posibilidad que la dirección de Podemos respeta, pero, por el momento, no se plantea. Su única alternativa sobre la mesa es compartir el Consejo de Ministros, aunque Lastra considera que esta posición se traduzca en que el partido de Iglesias pretenda " dos gobiernos en uno, no un Gobierno de coalición". "No se dan las condiciones, habría dos almas en ese Gobierno", ha zanjado la portavoz socialista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información