Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo médico retira al rey Juan Carlos la estimulación cardíaca

Las pruebas del monarca emérito se encuentran “en la normalidad”

El Rey Felipe VI, acompañado de su hija la infanta Sofía, a su llegada este jueves al Hospital Quirón Salud de Pozuelo de Alarcón.

El equipo médico del Hospital Quirónsalud Madrid de Pozuelo de Alarcón ha retirado los cables de estimulación cardiaca al rey Juan Carlos, de 81 años, quien continúa su recuperación casi cinco días después de que le implantaran un triple by-pass aortocoronario. La dirección médica del centro ha informado este jueves de que las pruebas a las que se ha sometido al rey emérito “se encuentran dentro de la normalidad”. El próximo parte médico se difundirá este sábado a mediodía. Fuentes de la Casa Real piden cautela para aclarar cuándo recibirá el alta Juan Carlos I.

El rey Felipe VI ha acudido pasadas las 12.30 al centro a visitar a su padre junto a la infanta Sofía.  Es la cuarta vez que lo hace desde el sábado, día en el que el rey emérito se sometió a la intervención quirúrgica. A su salida, el Rey ha dicho que todo va bien. "Tenemos muchas ganas de verlo ya toda la familia", ha contado.

El pasado martes, cuando el monarca dejó de estar sometido a vigilancia intensiva, Felipe VI acudió acompañado la reina Letizia y de sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, quienes permanecieron en la clínica algo más de una hora. Ambas contaron que le llevaron a su abuelo una tarjeta. “Una cosa íntima”, puntualizó Felipe VI cuando la infanta Sofía lo explicaba a la prensa. El Rey expresó su alegría entonces por la buena evolución de su padre: “Da gusto verle tan bien y animado. Y, como siempre, manteniendo el buen humor”.

La reina Sofía también se trasladó este martes al centro pasadas las 10.00. Apenas una hora después, lo hizo la infanta Elena junto a sus dos hijos, Felipe y Victoria. A su salida, la reina Sofía contó que el Rey “se encuentra perfectamente” y que espera que “le den el alta pronto”. Su otra hija, Cristina de Borbón, también ha visitado a Juan Carlos I en dos ocasiones.

La cirugía estaba programada desde el 11 de junio, tras una revisión médica. Desde entonces, el rey emérito ha seguido haciendo vida normal, incluso participando en competiciones de vela en el extranjero. Felipe VI pidió el domingo tranquilidad para seguir la evolución: "Todo va bien, aunque hay que tener paciencia, porque es una gran cirugía. No es cualquier cosa". Desde que finalizó la intervención, el monarca se encuentra en una de las 57 grandes habitaciones de 40 metros que tiene el centro hospitalario y al que se accede por un pasillo que se ha cerrado para él.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información