Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vicepresidencia con competencias de varios ministerios

Iglesias insiste en asumir Trabajo o Transición Ecológica

Pablo Iglesias, en la entrevista en A3, este miércoles.

La vicepresidencia que Unidas Podemos (UP) quiere ocupar en un posible Gobierno de coalición con el PSOE —que cada vez parece más lejano— se parece mucho a la que pretendía acceder en julio, cuando aún negociaba un acuerdo en una mesa, cara a cara, con los socialistas. El partido de Pablo Iglesias ha desglosado en el documento enviado a Pedro Sánchez una supercartera transversal, que incluiría competencias que actualmente se enmarcan en los ministerios de Trabajo, Justicia, Sanidad y Presidencia; además de asumir la gestión presupuestaria de partidas que ejecutan los ayuntamientos y las autonomías.

Un mes después de la fallida investidura, el partido de Iglesias no ha rebajado sus expectativas. Se limita a maquillar la oferta con otro nombre y a acompañarla, eso sí, de un programa de más de un centenar de páginas para evitar las acusaciones de quienes critican que Podemos solo piense en los sillones del Consejo de Ministros. Una de las claves de esa estrategia es la estructura diseñada para la vicepresidencia. El nuevo cargo se denominaría Vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad; la que fue rechazada comprendía Derechos Sociales y Medioambientales. Entonces, los socialistas ofrecieron a Irene Montero ocupar el cargo de vicepresidenta de Asuntos Sociales después de que Sánchez desestimara la entrada de Iglesias en su Gobierno y de que el líder de Podemos se echara a un lado. Unidas Podemos rechazó la oferta al considerar que estaba “vacía de competencias”. Ahora, Podemos suma competencias para ese cargo, aunque el PSOE ve “inviable” cualquier opción de compartir Consejo de Ministros: el cambio de etiqueta no ha surtido el efecto buscado.

Desde la vicepresidencia que dibuja Podemos se gestionarían, según el documento, competencias propias como la Secretaría de Servicios Sociales, el Real Patronato sobre Discapacidad (ambas actualmente en Sanidad), la de Igualdad (depende de Presidencia), el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil (órgano independiente) o la Dirección General para la Memoria Histórica, enmarcada en Justicia en el esquema actual del Gobierno socialista.

La pobreza energética y las garantías de suministro son dos competencias del actual Ministerio de Transición Ecológica que Podemos quiere coordinar también desde la vicepresidencia. El partido de Iglesias no solo llena este puesto con organismos de otros ministerios: también plantea que desde la vicepresidencia se coordinen las escuelas infantiles de 0 a 3 años (que en el caso de Madrid gestiona el Ayuntamiento). O tener la capacidad de interceder en las políticas de garantías habitacionales y planes de empleo para mujeres víctimas de violencia machista que se planifican desde las autonomías.

Todas estas competencias ya formaban parte de la propuesta que el equipo negociador de Iglesias, encabezado por Pablo Echenique, trató de acordar contra reloj con el PSOE en julio. El único cambio sustancial en el documento enviado al presidente está en el número de ministerios con el que Podemos quiere retomar el diálogo. La persona elegida para ocupar la vicepresidencia —el documento no especifica si sería Montero, en pleno permiso de maternidad, la que ocuparía el cargo, como se llegó a pactar en julio— coordinaría otros tres ministerios. La formación de Iglesias arrancó el diálogo en julio pidiendo hasta cinco sillones en el Consejo de Ministros.

La propuesta se articula en cuatro combinaciones. Dos de estas “alternativas” de estructura de coalición incluyen Trabajo; las dos restantes, Transición Ecológica. Pero ambos ministerios fueron explícitamente rechazados por el PSOE en julio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información