Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maroto, el senador accidental

El nuevo portavoz del PP en la Cámara alta se empadronó en Segovia tras no obtener escaño en el Congreso

El vicesecretario de organización del PP Javier Maroto, durante la clausura de la Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco este domingo en Vitoria. En vídeo, Casado renueva cúpula del PP.

Javier Maroto, vicesecretario de Organización del PP, será el nuevo portavoz del partido en la Cámara alta. Senador accidental tras la debacle electoral del pasado abril, cuando la formación no obtuvo ningún escaño en el Congreso por el País Vasco, el partido lo recolocó como representante de Castilla y León en el Senado. Para ello, Maroto, natural de Vitoria, localidad de la que fue alcalde, se empadronó en un pequeño pueblo de Segovia, Sotosalbos.

El número tres del PP, de 47 años, sustituye a Ignacio Cosidó como portavoz en la Cámara, donde los populares han perdido la mayoría absoluta. Cosidó estaba muy desgastado por el caso Kitchen y la polémica de los WhatsApp en los que se jactaba de que el PP controlaba el Tribunal Supremo. En el Senado han recalado los últimos marianistas, que fueron apartados de las listas al Congreso en las pasadas elecciones generales. Allí están Rafael Hernando, exportavoz en el Congreso, Fernando Martínez Maíllo, excoordinador general, y Carlos Floriano, exvicesecretario y exportavoz adjunto en la Cámara baja. 

Maroto fue uno de los primeros que se unió al equipo de apoyos de Pablo Casado, en lugar de a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría o la exministra y ex secretaria general María Dolores de Cospedal, que partían como favoritas. En su cuna política, la del PP vasco, se habían decantado por Santamaría y las fricciones con la nueva dirección popular se han hecho evidentes con el paso del tiempo. 

Casado le encargó dirigir la campaña de las generales y tras la debacle, algunos dirigentes del partido, como la líder del PP asturiano, Mercedes Fernández, pidieron su cabeza. Para la campaña de los siguientes comicios, las autonómicas, municipales y europeas del pasado 26 de mayo, el PP puso al frente a Cuca Gamarra e Isabel García Tejerina, respectivamente.

Cuando Casado se hizo con la presidencia del PP y le nombró vicesecretario de organización, es decir, número tres de la formación, Maroto perdió protagonismo. Hasta ese momento era una de las voces más conocidas del partido. Durante la era Rajoy, tanto él como el propio Casado elevaron el tono del PP contra los escándalos de corrupción . Maroto llegó a enfrentarse públicamente con Rita Barberá.

La elaboración de las listas electorales generó, además, fuertes fricciones con las direcciones territoriales, molestas con que se impusieran desde Génova los nombres de los candidatos.  

Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto. En el congreso del PP de 2017 trató de que su partido se pronunciara oficialmente a favor de la gestación subrogada, sin éxito. 

Casado se ha deshecho este lunes en halagos hacia él: "Es un político brillante", ha dicho. Y se ha revuelto contra las críticas por haber sido nombrado senador por Castilla y León sin tener vinculación alguna con la comunidad. "No compremos la mercancía averiada de los nacionalistas. Representamos a España. Javier Maroto ha sido gestor, ha sido víctima del terrorismo, escoltado durante décadas, y ha tenido una sensibilidad social reconocida hasta por sus adversarios. Para Castilla y León es una suerte contar con Javier Maroto. Los vascos, los catalanes, y los navarros para el PP son patrimonio nacional porque se estaban jugado su vida o su libertad por la de todos los demás. Me parece un debate injusto y peligroso, con un deje supremacista, que vengan a preguntar  dónde ha nacido. Eso sí, lo que ha hecho bien Maroto es empadronarse en Castilla y León para servir a esa comunidad autónoma".

El Grupo Socialista en el Senado ha anunciado que reclamará, a través de la senadora por la provincia de Segovia Ana Agudíez, el expediente de empadronamiento del nuevo portavoz del PP  para comprobar si hubo fraude de ley en su empadronamiento en Sotosalbos. Según la senadora, el "empadronamiento es un acto administrativo reglado, por lo que el alcalde de Sotosalbos podría haber incurrido en un delito de prevaricación".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información