Villarejo habló de “partir las piernas” a un periodista de EL PAÍS

Javier Ayuso desveló en 2015 la trama de 46 sociedades con las que operaba el entonces comisario en activo.

El comisario Villarejo en una imagen de 2017.
El comisario Villarejo en una imagen de 2017.Álvaro García

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva e imputado por un largo rosario de delitos en el marco de la Operación Tándem, planeó “partir las dos piernas y la mano con la que escribe” al entonces adjunto al director de EL PAÍS Javier Ayuso, según una grabación intervenida por los agentes de la Unidad de Asuntos Internos al policía. Ayuso fue el periodista que desveló en 2015 la trama de 46 sociedades con las que operaba el entonces comisario en activo.

Más información
Villarejo, or The A-Team of the Spanish police
Una legión de escoltas para el expresidente del BBVA
Guindos espera que la investigación del BBVA sobre Villarejo “sea profesional” y analice responsabilidades
Torres afirma que lo relevante en la investigación interna BBVA-Villarejo es lo que averigüe la Audiencia

La amenaza contra el periodista está contenida en una conversación celebrada el 17 de julio de 2017 entre Villarejo, su socio Rafael Redondo y el empresario Adrián de la Joya, que fue grabada por el propio comisario y cuya existencia fue adelantada este martes por Publico.es. El audio figuraba en un archivo sonoro de una hora y 47 minutos intervenido por los agentes entre la abundante documentación intervenida al policía jubilado cuando fue detenido, en noviembre de 2017. Aquel día de julio, Ayuso había publicado en la portada de este periódico una información titulada La policía descubre la causa por la que Villarejo intervino en el ‘caso Nicolay, en la que informaba de la existencia de un informe policial sobre el citado caso, la compraventa de una finca de De la Joya, operación en la que estaba involucrado Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el Pequeño Nicolás, así como de una grabación ilegal de una reunión entre agentes del CNI y de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía.

El artículo de Ayuso no fue del agrado de los tres interlocutores que, pese a todo, comentan su contenido con risas y carcajadas, en tono alegre y distendido. “Todo va a ir bien, todo va a ir bien”, dice De la Joya, imputado en el caso Lezo, la trama de presunto desvío de fondos públicos presuntamente encabezada por el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González (PP). “Y luego todo eso se lo contamos al Ayuso para que pueda seguir escribiendo”, añade socarrón Villarejo. Los tres interlocutores hablan de viajar a Arabia Saudí y de un tal Azzizi, identificado como futuro ministro de Afganistán, al que supuestamente alguien va a financiar su campaña y que De La Joya apoda Al Pacino. En ese instante Villarejo recibe una llamada telefónica y a continuación explica el plan que supuestamente tiene preparado para el entonces periodista de EL PAÍS, que llevaba dos años publicando relevantes informaciones sobre el patrimonio y las actividades ilegales del comisario.

Amenazas

“Vale, ya lo tengo... en septiembre. Si, pero no... no hombre, le he dicho que no coño... ma ma.. no... no. Le van a partir las dos piernas y la mano con la que escribe... para jodida, que tenga que aprender… Y la cara se la van a cortar, con eso es suficiente... vale”, comenta Villarejo. “¿En septiembre?”, pregunta De la Joya. “Yo he dicho: ahora no, en septiembre. En septiembre eso va en marcha. Eso es uno de los cargos fundamentales..., Cuando hablamos de esas cosas, aquí el Juanito se piraba ¿sabes? Decía: ‘Yo me voy para que luego no tenga nada que ver con esto”, responde Villarejo. Se escuchan risas y carcajadas. “¿Entonces?”, insiste De la Joya. “En septiembre”, responde Villarejo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

De la Joya, que también fue detenido en el marco de la Operación Tándem en mayo de 2019, vuelve a sacar a colación el problema que tienen con la finca: “Entonces todo nuestro problema es la finca Alamedilla. Hemos echado una mano ahí con un blanqueo”.

— “Yo tenía la preocupación de qué pollas de informe habían hecho”, interviene Rafael Redondo”.

—”Si es que el viernes los echó cuando leyó eso la señora [se refiere a la juez Pilar Martínez Gamo, titular del juzgado que investigaba el caso]”, añade Villarejo.

—“Sí, claro es que vuelve a ser prospectivo [en referencia a una investigación sin un objetivo concreto]”, señala Redondo, que es abogado.

El audio, al igual que otros centenares de archivos intervenidos, fue grabado por el propio Villarejo. “Nadie del Ministerio del Interior, del juzgado o de la policía me ha informado de esto”, señaló este martes Ayuso. Villarejo está acusado de los delitos de pertenencia a organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS