Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro días decisivos: comienza el debate de investidura

A las 12.00 dará su discurso el único candidato, Pedro Sánchez. El martes se producirá la primera votación que se repetirá el jueves 25 si no obtiene mayoría absoluta

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en el Congreso de los Diputados. En vídeo, funcionamiento del proceso de investidura (vídeo publicado el 12 de junio de 2019).

El pleno para el segundo debate de investidura al que se enfrenta el líder socialista, Pedro Sánchez, comenzará a las 12.00 de este lunes con un discurso sin límite de tiempo. La primera votación se registrará en la tarde del martes, tras el debate con los demás partidos, y requerirá una mayoría absoluta de la Cámara (176) para investir a Sánchez como presidente, el único aspirante. Si no obtiene la mayoría absoluta, como se prevé, la segunda votación se realizará a la misma hora que haya sido la primera 48 horas después, el jueves, y en esta el aspirante solo necesita más votos afirmativos que negativos.

La Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados aprobó el pasado martes que el pleno de investidura al que se presenta a partir de este lunes el aspirante socialista tenga como novedad una hora límite en la primera jornada de modo que ningún grupo inicie su intervención más allá de las 20.30. El pleno comenzará a las 12.00 con el discurso del candidato. No puede ser un discurso de mero trámite ya que varios posibles socios, y no solo Unidas Podemos, aguardan a escuchar los compromisos del socialista para determinar su voto.

Por la tarde, desde las 16.00, intervendrán los representantes de los demás partidos de mayor a menor, pero solo hasta las 20.30. En la jornada del martes, desde las 9.00, se completarán las exposiciones de los otros portavoces y se votará por la tarde, con la idea de que el resultado no se demore en exceso para que se pueda repetir a la misma hora dos días después, el jueves 25.

Este desarrollo del pleno que podría propiciar, finalmente, el arranque de la XIII legislatura fue aprobado por unanimidad de los ocho grupos políticos presentes en la Junta de Portavoces, al considerarlo “razonable”. Será, además, el primer pleno que dirigirá la nueva presidenta de las Cortes, la socialista Meritxell Batet, que se estrenará en esa función prácticamente dos meses después de que se constituyeran el pasado 21 de mayo las Cámaras legislativas. Desde entonces no ha habido plenos, ni sesiones de control ni una Diputación Permanente, que es el órgano que funciona en periodos inhábiles.

El calendario de la investidura

J. C., Madrid

Pedro Sánchez iniciará su intervención a las 12.00. Hará una exposición larga y se extenderá en explicar su programa de gobierno sin límite de tiempo.

La sesión se reanudará a las 16.00 con la intervención de los grupos de la oposición, de mayor a menor: Pablo Casado (PP, 66 diputados), Albert Rivera (Cs, 57), Pablo Iglesias (Unidas Podemos, 42), Santiago Abascal (Vox, 24), Gabriel Rufián (ERC, 15 escaños que se quedan en 14 por la suspensión de Oriol Junqueras), Aitor Esteban (PNV, 6) y los representantes del Mixto. Cada portavoz contará con 43 minutos de intervención: 30 de discurso inicial, 10 de réplica y 3 de contrarréplica.

La primera jornada finalizará con el grupo que esté interviniendo a las 20.30, ya que no se reiniciará ningún debate nuevo después de esa hora, según el acuerdo alcanzado por la Junta de Portavoces.

La jornada del martes arrancará a las 9.00 para que continúen los discursos. En cuanto concluyan, la presidenta activará el procedimiento de la votación. Si Sánchez suma 176 síes, la mayoría absoluta, será investido; si no, se volverá a votar el jueves a la misma hora. Si ese día recibe más síes que noes, la mayoría simple, será investido y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se lo comunicará al Rey en La Zarzuela.

Cuando Sánchez termine su intervención —no tiene límite de tiempo—, la sesión se interrumpirá hasta las 16.00 y después, cada portavoz tendrá 43 minutos de intervención: primero un turno de media hora, una posibilidad de réplica de 10 minutos y una contrarréplica añadida a propuesta del PP de otros tres minutos. Esa sesión deberá acabar con el partido que esté en el uso de la palabra antes de las 20.30 horas.

El aspirante a la Presidencia puede intervenir para responder en solitario o en grupos y también sin límite de tiempo. Por los precedentes y el calendario programado, no está claro que Vox y ERC puedan hablar antes del cierre de la sesión de este lunes. Por tanto, es previsible que esta tarde Sánchez debata con el líder del PP, Pablo Casado, con el de Ciudadanos, Albert Rivera, y, sobre todo, con el de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y algunas de sus confluencias, ya que se espera  que Iglesias distribuya su tiempo con los representantes de las confluencias de En Comú Podem, Jaume Asens, y de Galicia en Común, Yolanda Díaz.

El esperado duelo dialéctico entre Sánchez e Iglesias llegará marcado por el clima de confrontación personal de ambos líderes vivido en las últimas semanas y por el volantazo que propinó el dirigente de Podemos el viernes al retirar su nombre como posible ministro del Gobierno y eliminar de golpe el “escollo” o veto principal del acuerdo, como lo había catalogado el aspirante a presidente. Varios partidos socios potenciales también del PSOE esperarán hasta conocer la posibilidad de pacto con Unidas Podemos para resolver el sentido de su voto.

El pleno continuará el martes 23 a las 9.00 con las exposiciones de las otras fuerzas políticas, posiblemente comenzando con el líder de Vox, Santiago Abascal, y luego las de los portavoces de Esquerra Republicana de Catalunya, Gabriel Rufián; del PNV, Aitor Esteban, y de los distintos partidos del Mixto (Junts per Catalunya, EH-Bildu, Coalición Canaria, Navarra Suma, Compromís y Partido Regionalista de Cantabria). A cada portavoz del Mixto se le ofrecerá la posibilidad de hablar durante seis minutos. El debate concluirá el martes con la intervención, en último lugar, de la portavoz socialista, Adriana Lastra.

Votación por llamamiento

En la tarde del martes 23, cuando hayan intervenido todos los portavoces, se registrará la primera votación, que precisa una mayoría absoluta de la Cámara (176 votos) para que Sánchez pueda ser investido. A las 48 horas, el jueves 25, se realizará una segunda votación en la que ya solo es necesario que se computen más votos afirmativos que negativos.

Será una votación por llamamiento, en la que los parlamentarios se levantarán o dirán desde su asiento en alto un sí, un no o abstención. El Congreso ha explicado que para las votaciones se meterán en un saco 326 bolas numeradas con los nombres de los diputados (no estarán los nombres de los nueve miembros de la Mesa y los 15 integrantes del Gobierno). Un secretario de la Mesa extraerá una bola y el diputado a quien corresponda el número será el primero en votar. Los últimos en decantarse son siempre los componentes de la Mesa, los miembros del Gobierno y, finalmente, la presidenta de las Cortes.

La portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, ya ha avisado de que en esta ocasión no podrá acudir al Congreso y usará el sistema telemático para votar, ya que está en avanzado estado de gestación. A la sesión han sido invitadas relevantes personalidades políticas y sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >