Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las derechas desbloquean la investidura en Murcia y allanan el acuerdo en Madrid

La votación del candidato popular se llevará a cabo, previsiblemente, el viernes 26

Imagen de la reunión entre PP, Vox y Ciudadanos en la Asamblea de Murcia, la pasada semana. En vídeo, declaraciones de López Miras.

PP y Ciudadanos han anunciado este viernes que asumirán los compromisos exigidos por Vox para apoyar la formación de Gobierno en Murcia, por lo que la investidura del popular Fernando López Miras se celebrará, previsiblemente, el viernes 26. La noticia del desbloqueo tuvo una repercusión inmediata en Madrid, donde los representantes de los tres partidos, que mantenían en punto muerto las negociaciones desde el pasado día 9, esperan retomarlas y desbloquearlas.

Tras apenas 20 minutos de reunión, López Miras aseguró que su partido podía “asumir plenamente” las propuestas de Vox, e Isabel Franco, portavoz de Ciudadanos en la región, aseveró que estas “no son incompatibles” con las que ya había pactado su partido con el PP, por lo que finalmente “se ha impuesto la cordura y habrá acuerdo”. Esas propuestas están recogidas en un documento que el jueves hizo público Vox y en el que, como principal novedad, eliminó las alusiones a reformar la ley autonómica de igualdad LGTBI. El resto del documento de la formación de ultraderecha se había conocido ya el pasado martes e incluye algunos puntos polémicos entre el que destaca el compromiso de poner en marcha medidas para prevenir la “violencia intrafamiliar”.

Vox niega la existencia de la violencia de género, es decir, la violencia que afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo (que se ha cobrado ya más de un millar de víctimas desde 2003), y sustituye ese concepto por el de “violencia intrafamiliar”. Este controvertido término, según el partido, permite respetar la presunción de inocencia del hombre así como la igualdad entre hombres y mujeres.
Los de Santiago Abascal exigen también que se elaboren dos nuevas leyes regionales: una de Protección Integral de la Familia, con “partidas presupuestarias concretas para el apoyo a la maternidad, fomentado así la natalidad”, y otra de “Protección de la Mujer Embarazada, ofreciendo información y alternativas para que ninguna mujer se vea abocada al aborto”. En materia de inmigración piden “el cumplimiento de la legislación vigente”.

El acuerdo en Murcia puede desatascar las negociaciones en Madrid, que estaban en punto muerto desde la investidura sin candidato del pasado 10 de julio. Isabel Díaz Ayuso (PP), Ignacio Aguado (Cs) y Rocío Monasterio (Vox) no han mantenido ningún encuentro desde la reunión a tres que celebraron el día 9, pero sí han tenido contactos a otros niveles y los tres partidos confiaban este viernes en que el pacto de Murcia dé un nuevo impulso a sus conversaciones.

Ester viernes ha querido ver el acuerdo murciano como “un paso adelante”. El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, esperó también que sea un “buen empuje” para Madrid. Es “positivo porque demuestra que Cs ha rectificado y ha levantado el cordón sanitario”, añadieron fuentes del partido. “Esperemos que Murcia allane el camino en Madrid”, coincidió Ciudadanos.

Si en Murcia PP y Cs aceptaron las exigencias de Vox, en Madrid fuentes de los populares recordaron que el documento programático de 155 medidas que firmaron con Cs ya incorpora algunas de las demandas del partido de Abascal. Monasterio consideró “muerto” ese acuerdo la semana pasada, pero no entró a valorar el contenido, sino la forma en que se cerró: no les invitaron a participar y se lo presentaron como un acuerdo cerrado. La propuesta del partido de extrema derecha es firmar un acuerdo de mínimos a tres, pero no se cierran a otras fórmulas. Lo que sí exigen es más encuentros y conversaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información