Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El porcentaje de conductores fallecidos tras tomar drogas se dobla en una década

Cuatro de cada diez víctimas mortales en accidentes de tráfico en 2018 había consumido alcohol, narcóticos o psicofármacos

Accidente de tráfico la pasada semana en Málaga capital en el que hubo cuatro heridos.rn rn
Accidente de tráfico la pasada semana en Málaga capital en el que hubo cuatro heridos. Europa Press

El alcohol y las drogas siguen teniendo una gran influencia en las cifras de muertos en accidentes de tráfico en España. Un 43,4% de los conductores fallecidos en la carretera en 2018 había bebido o tomado alguna sustancia estupefaciente, según se desprende de la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología. Aunque estas cifras de siniestralidad se mantienen estables desde 2015, su origen está variando: mientras la intoxicación por alcohol en las víctimas mortales —tanto conductores como peatones— ha descendido casi un 5% en la última década, en drogas ha aumentado en nueve puntos en el mismo periodo (del 10,7% en 2008 al 19,1% de 2018), sobre todo los positivos por cannabis y cocaína.

"Hay una sensación de impunidad. Tenemos que hacer aún más controles de alcoholemia y drogas", ha asegurado Pere Navarro, director de la DGT, durante la presentación de los datos. Para Bartolomé Vargas, fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, las cifras exigen "una respuesta rigurosa" por parte del Estado, sobre todo por el aumento del consumo de estupefacientes entre las víctimas mortales. Además, ambos mostraron su preocupación porque en más del 70% de los casos de alcoholemia, el índice era superior a 1,2 gramos por litro, lo que equivale a una intoxicación muy severa.

En cualquier caso, las bebidas alcohólicas siguen siendo de lejos la sustancia más detectada en los conductores fallecidos, ya que dieron positivo el 61,2% de los casos en los que hubo positivo, mientras que el 44% había ingerido drogas y el 25% psicofármacos. Casi la mitad de los conductores que habían tomado alcohol, tenían también restos de marihuana o cocaína en sangre.

En 2018 se llevaron a cabo cinco millones de controles de alcoholemia y solo este verano está previsto que que la Guardia Civil haga más de 900.000. Además, España es el primer país de la UE en número de controles de droga, con más de 130.000 análisis practicados el año pasado. A pesar de estas cifras y del previsible aumento de tests para encontrar estupefacientes, Navarro considera que "falta concienciación sobre las drogas, porque hay algunos consumos, como el porro o la cocaína, que están algo banalizados".

El porcentaje de conductores fallecidos tras tomar drogas se dobla en una década

El perfil mayoritario es un conductor de turismo (el 94,4% de las víctimas eran hombres) de entre 25 y 54 años de edad (un 65%), que había consumido cannabis y cocaína o tomado alcohol. En cuanto a los peatones, el 38,5% de los fallecidos también dio positivo por haber bebido o consumido drogas. Sin embargo, el perfil cambia: el 46,7% de los muertos tenía más de 65 años, y una gran parte de ellos (el 53%) había tomado psicofármacos de la familia de las benzodiacepinas o los antidepresivos. Un 45,4% de lospeatones que dieron positivo había consumido alcohol, un 21,8% drogas y el 52,7% psicofármacos. Entre los que dieron positivo al alcohol, más del 80% registraron una tasa igual o superior a 1,2 gramo por litro de sangre. 

El estudio, que se realiza desde el año 1996, ha analizado un total de 751 muertos, muestra más que representativa del total de 1.806 personas que fallecieron en las carreteras españolas el año pasado. El análisis considera positivo la presencia de cualquier droga sin tener en cuenta la cantidad y, en caso del alcohol, una concentración en sangre superior a 0,3 gramos por litro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información