Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sindicato duro y de nueva creación arrasa en las elecciones de la Policía Nacional

La marca electoral de Jusapol consigue ocho de los 14 puestos del Consejo de la Policía reservados a los agentes y anuncia que seguirá reclamando la equiparación salarial con los Mossos

sindicato jupol
Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en el centro de Madrid por la equiparación salarial.

Las elecciones sindicales celebradas este miércoles en la Policía Nacional, en las que ha participado el 72,7% de los 66.700 agentes llamados a las urnas, han provocado un auténtico seísmo en el mapa de lo que hasta ahora había sido la representación de los agentes en el Consejo de la Policía, el órgano paritario de negociación entre estos y el Ministerio del Interior. Jupol (Justicia Policial), un sindicato nacido en abril del año pasado y que es la marca electoral de Jusapol (la asociación que en los últimos meses ha sacado a la calle a miles de policías para oponerse al acuerdo de equiparación salarial pactado en marzo de 2018 por el entonces ministro Juan Ignacio Zoido, del PP, con los sindicatos tradicionales), ha conseguido ocho de los 14 puestos en el órgano de negociación, unos resultados nunca conseguidos antes por otro sindicato. Y, además, partiendo de cero. El resto de centrales lo califican de populista y de generar enfrentamientos entre los propios agentes.

Natan Espinosa, presidente de Jusapol, anunciaba este jueves a EL PAÍS que la primera medida que tomará su organización en el Consejo de la Policía será declarar “un conflicto colectivo permanente” hasta conseguir sacar adelante la Iniciativa Legislativa Popular que presentaron la pasada legislatura en el Congreso y en la que reclaman una “igualdad [salarial con los Mossos d'Esquadra] prometida y negada durante 30 años” por los diferentes Gobiernos. Fuentes de Interior admiten que los resultados electorales auguran un nuevo periodo de conflictividad con un colectivo, el policial, que creían sofocado tras el acuerdo de hace poco más de un año que supone un desembolso de 807 millones de euros para que cada agente reciba una media de 536 euros más al mes en 2020.

En unas elecciones en las que los agentes eligen su representación en las diferentes escalas de mando en las que está dividida la Policía Nacional, el triunfo de Jupol ha sido arrollador en la Escala Básica, que es la que engloba más policías. En ella ha conseguido más de 26.000 votos de los cerca de 41.000 emitidos y conseguido seis de los 10 consejeros que estaban en liza.

La 'Jusapol de Prisiones' se convierte en la tercera fuerza

El terremoto registrado este miércoles en las elecciones sindicales de la Policía ha tenido su réplica, aunque de menor intensidad, en los comicios celebrados en Instituciones Penitenciarios. Allí concurría el movimiento Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM), una agrupación de electores que, a semejanza de Jusapol, había hecho de la movilización callejera su principal seña de identidad en los últimos meses. Como en el caso de la asociación de policías, su principal reivindicación era la equiparación salarial. Ayer, TAMPM consiguió convertirse en la tercera fuerza sindical, a tan solo 41 de votos de la segunda, la CSIF, y a menos de 1.500 de la mayoritaria, Acaip, que en estos comicios sindicales concurría junto a la UGT y que ha vuelto a revalidar la condición de fuerza hegemónica que tiene desde hace 25 años. A falta de que se vote en ocho centros penitenciarios y se resuelvan las impugnaciones en los de dos comunidades, TAMPM consiguió 2.210 votos y ha mostrado especial fortaleza en las prisiones de Madrid, Andalucía y Baleares, donde es mayoritaria. En las prisiones de nueve comunidades autónomas no había conseguido presentar candidaturas. ACAIP ha vencido en nueve regiones y la CSIF, solo en Canarias. Una de las grandes derrotadas ha sido CC OO, que ha perdido el 25% de los cerca de 800 votos que consiguió hace cuatro años. Estos resultados, sin embargo, no permitirán a la nueva asociación tener representantes en la Mesa Delegada de Instituciones Penitenciarias, de la Administración General del Estado, aunque sí en las Juntas de Personal de las cárceles y, también, de las oficinas centrales de la Secretaría General de Prisiones. Allí, también han sido los más votados.

En segundo lugar, a gran distancia, ha quedado el hasta ahora hegemónico SUP, con menos de 7.500 votos, que le han dado los dos únicos consejeros que conserva de los siete que logró en 2015. La Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP), con 3.211 y 1.999 votos respectivamente, se reparten un puesto en el consejo cada uno, y pasan a ser fuerzas totalmente testimoniales. La Alternativa Sindical de Policía (ASP), que obtuvo un representante en el anterior consejo, esta vez ha quedado fuera.

Jupol también ha conseguido el único puesto en el consejo reservado a la escala de subinspección, doblando en número de sufragios a la siguiente candidatura, la del SUP. También ha logrado uno de los dos de la Escala Ejecutiva, donde el otro puesto ha sido para el Sindicato Profesional Policía (SPP), el sindicato representativo de los mandos. El SPP ha logrado, con más del 50% de los votos, el único representante de la escala superior, que engloba a comisarios y comisarios principales. En esta, el nuevo sindicato ha logrado el cuarto puesto, con tan solo 15 votos.

Jusapol, al que los sindicatos tradicionales siempre han acusado de populista y de provocar enfrentamientos entre los propios agentes, surgió en 2017 en pleno despliegue de miles de policías y guardias civiles en Cataluña para evitar el referéndum ilegal del 1-O, y con el debate de la discriminación salarial con los Mossos d'Esquadra en pleno auge. Desde entonces, sus manifestaciones han sido multitudinarias y han contado con la presencia de destacados dirigentes de Ciudadanos, PP, Vox y, a veces, Podemos. En la última, celebrada en Madrid el pasado 6 de abril, asistieron Albert Rivera (Cs), Teodoro García Egea (PP) y Javier Ortega Smith (Vox), entre otros. Por ello han recibido críticas.

Sin embargo, el presidente de la asociación siempre ha defendido la no adscripción política de su organización: “Nosotros somos apolíticos y nos reunimos con todos los partidos que respeten la legalidad y apoyen una equiparación salarial real”, aseguró a este diario el pasado mes de marzo, cuando se les acusaba de su cercanía con el partido de Rivera y, también, a la formación de Abascal.

Este jueves, Natan Espinosa insistía en ese mensaje y anunciaba que iba a pedir “reuniones con todos los partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados para plantearles está nueva situación”. Para el presidente de Jusapol, la equiparación salarial “real” que reclaman con los Mossos es el objetivo prioritario de la asociación y su sindicato, pero no el único: “Hay muchísimas leyes, reglamentos y disposiciones que están ya obsoletas pues muchas de ellas cuentan con más de 30 años”, añade.

El arrasador triunfo de la Jusapol despierta recelos en los sindicatos tradicionales. “No es lo mismo la reivindicación que la beligerancia”, señala Adolfo Medina, portavoz del SPP. Su sindicato, el más representativo en la escala de mando, es el que mejor ha resistido el envite de la marca electoral de la nueva asociación. Firmante del acuerdo de equiparación salarial que Jusapol denosta, el SPP insiste en que lo defenderá “como punto de partida para conseguir en el futuro nuevos avances”, señala Medina, quien se muestra dispuesto a unir esfuerzos en el futuro con los ocho representantes del nuevo sindicato “si es necesario y siempre que planteen objetivos coherentes y profesionales, no políticos”.

Desde el SUP admiten que esperaban un descenso en los apoyos y en el número de consejeros, pero no de esta dimensión. Ramón Cosío, su portavoz, destaca que en la Escala Básica, donde hasta ahora estaba su principal caladero de votos, han obtenido poco más de 7.400 sufragios, cuando el sindicato cuenta con 14.000 afiliados. "No hemos sabido transmitir a los compañeros lo que hemos conseguido en estos cuatro años y, sobre todo, lo positivo que ha sido para todos el acuerdo de equiparación salarial que firmamos en 2018", señala el dirigente sindical. Cosío añade que el objetivo ahora del sindicato "va a seguir siendo trabajar con rigor, sin caer en el populismo de otros", en clara referencia a Jusapol. Sobre una futura colaboración esta asociación, asegura que "no es el momento de hablar de ello".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información