Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alsasua rebaja la tensión

Javier Ollo, de Geroa Bai, es investido por segunda vez tras arrasar a UPN y PSN y frenar a la izquierda ‘abertzale’

Alsasua Javier Ollo, de Geroa Bai, la marca del PNV en Navarra, ha sido elegido alcalde de Alsasua.
Alsasua Javier Ollo, de Geroa Bai, la marca del PNV en Navarra, ha sido elegido alcalde de Alsasua.

“Detrás de los 2.467 votos que hemos recibido hay votantes de PSN, de UPN, de Podemos, y por eso tenemos, además, una gran responsabilidad”. El alcalde de Alsasua (Navarra), el abogado Javier Ollo, de Geroa Bai (socio navarro del PNV), fue investido ayer de nuevo en un pleno inédito. En el salón solo había dos grupos: Geroa Bai, con diez concejales —el doble que en 2015—, y EH Bildu con tres.

Sus palabras de agradecimiento, las primeras que pronunció tras hacerse con el bastón de mando, tuvieron mucho que ver con que UPN y el PSN han desaparecido de la corporación —el PP ya no estaba desde 2015— tras obtener los peores resultados de su historia, y con el hecho de que la izquierda abertzale se ha estancado con los tres mismos concejales de 2015. Y eso, a su entender es la consecuencia de la gestión que han hecho, no solo del presupuesto de 7,7 millones en 2019 —aunque con cuatro puntos más de paro que la media de Navarra—, sino también del denominado “caso Alsasua”.

La agresión de varios jóvenes a dos guardias civiles y sus parejas en el bar Koxka el 16 de octubre de 2016, y su procesamiento por delitos relacionados con el terrorismo —aunque al final las condenas no tuvieran esa calificación—, puso al pueblo en el ojo del huracán mediático. El alcalde Javier Ollo se enfrentó a las derechas y a las izquierdas. Primero rechazó la tesis de la izquierda abertzale de que lo que sucedió en el bar Koxka fue “una pelea de bar”. “Fue una agresión a los agentes, pero no terrorismo, y reclamamos proporcionalidad en las condenas, no impunidad”, dice.

Eso no gustó en EH Bildu, que recrudeció su labor de oposición. La segunda parte del discurso le enfrentó a los dirigentes del PP, Ciudadanos y UPN en Navarra, que se presentaron coaligados en Navarra Suma el 26-M, y a los socialistas navarros del PSN, aunque no así a los socialistas de Alsasua. El PSN desautorizó a sus dos concejales, que coincidían con Ollo.

Navarra Suma y PSN presentaron listas sin candidatos locales. Las visitas, primero de Ciudadanos —que organizó en Alsasua un acto de desagravio a la Guardia Civil con presencia del PP de Navarra y del líder de Vox, Santiago Abascal— y después del presidente del PP, Pablo Casado, en la campaña de las generales, con el periodista Eduardo Inda, han causado el efecto contrario en Alsasua. Albert Rivera dijo en aquel tenso acto: “Aquí, en Alsasua, el constitucionalismo tiene que salir reforzado, y el sanchismo debilitado”. En la localidad navarra el constitucionalismo al que apelaba ha desaparecido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >