Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ximo Puig cierra un acuerdo con Compromís y Unides Podem para el Gobierno de la Comunidad Valenciana

El pacto, sellado minutos antes de la sesión de investidura, contempla una vicepresidencia verde para Unides Podem que ha desbloqueado las negociaciones

El president de la Generalitat en funciones, Ximo Puig, durante su intervención en el debate de investidura en Les Corts Valencianes. En vídeo, declaraciones de Puig.

En una carrera contra reloj, el debate de investidura de Ximo Puig como aspirante a presidente de la Generalitat Valenciana ha comenzado este miércoles a las 10.00 en el Parlamento autónomo con un principio de acuerdo entre los tres partidos. Se firmará esta tarde en Alicante como gesto hacia la segunda gran ciudad de la Comunidad Valenciana y se aprobará mañana, jueves, en las Cortes valencianas. Al pacto se ha llegado esta misma mañana con la conformación de una vicepresidencia segunda verde que recaerá en Unides Podem. Así se ha facilitado el desbloqueo de las conversaciones entre los socialistas, Compromís y la formación morada, que suman 52 de los 99 escaños. Unides Podem se levantó este martes de la mesa negociadora porque consideraba que no recibía competencias significativas.

El acuerdo pasa por aplazar el debate parlamentario de este miércoles tras la intervención del presidente de la Generalitat en funciones, el socialista Ximo Puig. De esta manera, no se producirán las intervenciones de los diferentes grupos políticos ni las consiguientes votaciones a la espera de sellar el acuerdo esta tarde. La sesión se volverá a convocar mañana para aprobar la reedición del acuerdo de Gobierno de la izquierda, el llamado Pacte del Botànic, ampliado en esta legislatura con Unides Podem.

Las negociaciones se habían atascado los dos últimos días y se han desbloqueado a solo unos minutos del debate de investidura de Puig, que anoche tenía su elección en el aire si Compromís y Unides Podem no le daban sus votos. Los tres líderes de los partidos, Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, han mantenido un encuentro esta misma mañana antes del pleno para  desbloquear la situación. El primero será el presidente; la segunda, la vicepresidenta primera, y el tercero, el vicepresidente segundo. El PSPV-PSOE obtuvo 27 escaños, Compromís, 17 y Unides Podem, ocho.

El principal escollo de la negociación, según fuentes presenciales, estaba en el reparto de las competencias sobre cambio climático y transición energética, que hasta ahora han estado en manos de Compromís. El PSPV cedió a Unides Podem la competencia de Vivienda y Compromís hizo lo propio con Transparencia, pero Unides Podem reclamó también cambio climático. Finalmente, esa área no estará con Vivienda, pero tendrá una comisión delegada.

Puig ha abierto su discurso de investidura, aludiendo al asesinato machista hace dos días de una mujer en el municipio valenciano de Alboraya. "Les anuncio que si prospera esta investidura, convocaré inmediatamente el pacto contra la violencia de género que impulsa la vicepresidenta [Mónica Oltra] para reafirmar e intensificar el combate común por la dignidad", ha dicho el presidente en funciones. También ha incidido en la necesidad de conseguir un nuevo modelo de financiación autonómica. “Una financiación justa para los valencianos será guía, norte y prioridad absoluta en esta legislatura”, ha subrayado Puig durante su discurso.

"Los ciudadanos nos han elegido para solucionar sus problemas, no para crearlos", ha declarado Puig en la recta final de su intervención, lo que puede interpretarse como un aviso a sus socios de Gobierno después de largas y tensas jornadas de negociación para alcanzar un acuerdo de legislatura. "Hagamos política, buena política", ha pedido. A continuación, el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, ha suspendio la sesión hasta las 10 de mañana.

Negociaciones encalladas

La negociación de las tres formaciones, que suman mayoría absoluta en el Parlamento valenciano con 52 de los 99 escaños, llevaba en marcha 12 días pero se tensó en las últimas sesiones por el reparto de consejerías y competencias. El último episodio lo protagonizó ayer martes por la tarde Unides Podem, que abandonó la mesa de negociación de un pacto de legislatura porque consideró que la oferta de sus socios socialistas y de Compromís era "inaceptable".

La última oferta, antes de que Unides Podem se levantara de la mesa, contemplaba que la coalición morada asumiera dos de las 12 consejerías del futuro Ejecutivo valenciano aunque sin las competencias deseadas. “No es proporcional”, dijeron los portavoces de Unides Podem a la salida del comité negociador a mediodía. Según el secretario general de Podem, Antonio Estañ, el lunes alcanzaron un acuerdo que ayer ya no estaba encima de la mesa por la oposición de Compromís, que se resistía a ceder más áreas competenciales como plantea el PSPV-PSOE.

Los socialistas retienen seis carteras, Compromís pierde una con respecto a la pasada legislatura y se queda con cuatro, y Unides Podem optaba a dos: Transparencia —antes, en manos de Compromís— y Vivienda —que se desgaja de una consejería socialista—. Pero Unides Podem quería competencias en la lucha contra el cambio climático y transición ecológica y ahí se atascó de nuevo el pacto. Compromís, que es quien tiene que renunciar a esas parcelas, ha contraofertado la presidencia de dos organismos autonómicos medioambientales pero dependientes de direcciones generales suyas.

Unides Podem consultó con las bases si apoyarían a Puig en el caso de que hubiera pacto de gobierno y si estrían a favor de que la coalición se incorpore al Gobierno de Puig. Los inscritos se mostraron a favor de ambos escenarios pero, sin pacto, Unides Podem podría no apoyar la investidura. Y Compromís tampoco votaría al candidato socialista sin un acuerdo cerrado. La portavoz adjunta de la formación naranja en las Cortes valencianas, Aitana Mas, aseguraba ayer martes que en esos momentos estaban abiertas todas las posibilidades en relación al debate de investidura de Ximo Puig, porque la negociación continuaba como el día anterior, cuando los representantes de la coalición naranja se levantaron de la mesa "decepcionados".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información