Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro gobierno del Botànic dispondrá de un máximo de 15 consejerías

Los negociadores, que volverán a reunirse el próximo 5 de junio, quieren cerrar un acuerdo en 12 días

Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, esta mañana.
Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, esta mañana.

Las tres subcomisiones del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem para el nuevo pacto del Botànic, encargadas de negociar la estructura del futuro gobierno valenciano, los ejes programáticos del pacto, y los acuerdos locales, no han bajado al detalle pero si han establecido que el futuro Gobierno valenciano disponga de un máximo de 15 consejerías, incluida Presidencia de la Generalitat.

La negociación, según fuentes políticas, apuntan a que la base principal de lo que han sido estos cuatro años se mantendrá, aunque con algunos ajustes; así como que que lo más probable es que Esquerra Unida acceda a la gestión de una consejería y Podem, a otra, aunque son extremos que se debatirán a partir del próximo 5 de junio, en que se ha convocado la siguiente reunión de las comisiones negociadoras. 

Minutos antes de iniciarse el encuentro de este viernes, los tres partidos negociadores han hecho una valoración inicial y han expuesto sus prioridades. El vicesecretario general del PSPV-PSOE, Manolo Mata, ha indicado que quedan 12 días hasta la fecha prevista de la investidura de Ximo Puig como presidente de la Generalitat, y les gustaría que estuviera "todo resuelto con anterioridad", aunque ha admitido que es un proceso "complejo".

Ha explicado que el equipo de trabajo sobre el programa de gobierno presentará sus documentos a partir del 5 de junio, para entre el 8 y 10 poder resolverlo, y que este viernes se han dado indicaciones sobre la "arquitectura institucional" y sobre los acuerdos municipales.

Sobre la petición de Unides Podem de estar en el mestizaje de todas las consejerías, ha dicho que la mayoría parlamentaria de 52 diputados que sustentará al nuevo Consell requiere que Podem "participe en las tareas gubernamentales, comprometidos, leales, sin querer asaltar el cielo, sino hacer unas cosas más comprensibles por todo el mundo".

Para la coportavoz de Compromís Agueda Micó, el nuevo Consell ha de ser "muy cohesionado" y la incorporación de Unides Podem al Consell es "positiva", pero "habrá que ver" cómo se hace, "porque evidentemente ellos tienen ocho diputados en Les Corts y eso les deja en una situación que no es la misma que PSPV o Compromís".

Micó ha afirmado que es "normal" que en Podem sean "ambiciosos" en sus planteamientos, y ha precisado que en las reuniones de este viernes se trabajará en cómo debería ser la estructura del Consell, en los pactos locales y de las Diputaciones, y en el programa de gobierno concreto.

El secretario general de Podem, Antonio Estañ, ha afirmado que no quieren tener "mayor o menor protagonismo", sino que el mestizaje refleje el resultado de las elecciones del 28 de abril y que las Consellerias no sean "compartimentos estancos de los partidos políticos", sino que respondan a un "funcionamiento cohesionado" de los objetivos marcados.

"Esperamos que todas las fuerzas políticas estén en los mayores espacios posibles" y que el mestizaje sea "el mismo" para todos los partidos del pacto, ha dicho Estañ, mientras que Ignacio Blanco, de EU, ha señalado que todas las fuerzas "deben estar representadas", pero con una estructura que sirva para que los ciudadanos tengan "garantizados sus derechos".

Renuncias de Unides Podem

Los diputados de Unides Podem en las Cortes Valencianas han limitado los salarios que perciben, según las directrices de las formaciones que integran la coalición, y han renunciado también a disponer permanentemente de coches oficiales, al aparcamiento y al seguro de vida que ofrece el Parlamento valenciano.

Según ha explicado el grupo parlamentario en un comunicado, los diputados han declinado hacer uso de la tarjeta Via-T para las autopistas y han rechazado disponer de forma permanente de coches oficiales y chóferes, tanto en el caso de la representante en la Mesa, la secretaria segunda Cristina Cabedo --que reside en Castellón-- como del síndic portavoz, Rubén Martínez Dalmau, que es diputado por Alicante.

Igualmente, han rechazado el seguro de vida que ofrecen Les Corts a los parlamentarios, aceptando únicamente el de accidentes, "debido a los frecuentes desplazamientos por carretera que realizan los parlamentarios en el marco de su trabajo habitual". Asimismo, los parlamentarios por la circunscripción de Valencia han renunciado al uso del parking.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >