Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberadas seis víctimas de trata de seres humanos obligadas al cultivo al por mayor de marihuana

La Policía detiene a 14 integrantes de una red criminal que captaba mano de obra en China y Vietnam para plantaciones en naves de Castellón y Valencia

Plantación de cannabis intervenida.
Plantación de cannabis intervenida.

Vivían en “condiciones infrahumanas” en pequeños habitáculos en el interior de naves industriales de Castellón donde eran explotadas laboralmente, obligadas al cultivo al por mayor de marihuana. La Policía Nacional acaba de liberar a seis víctimas de trata de seres humanos a las que un grupo criminal ahora desarticulado y dedicado a la producción de esta droga habría traído a España para utilizarlas como mano de obra. Una vez en el país, se les confiscaba la documentación, según han informado fuentes de la investigación, que sigue abierta.

Los agentes han detenido a 14 personas, de nacionalidad china y vietnamita –al igual que las víctimas liberadas- integrantes todas ellas de esta organización criminal dedicada en exclusividad y como único medio de vida al cultivo y producción al por mayor de marihuana. La red operaba a caballo entre las provincias de Castellón y Valencia. Ocho de los arrestados ya han ingresado en prisión. En el operativo se han intervenido más de 9.300 plantas de marihuana, con un peso que rebasa la tonelada.

Los investigadores han registrado nueve naves industriales, cuatro de ellas en las localidades valencianas de Ontinyent, Museros y Puzol, otras cuatro ubicadas en la ciudad de Castellón y una más en l’Alcora, también en la provincia castellonense. Se han efectuado además entradas y registros en tres domicilios situados en Valencia.

Las seis víctimas de esta red de trata de seres humanos liberadas se encontraban en las cuatro naves ubicadas en Castellón. Allí han sido localizados colchones y pequeños habitáculos “en condiciones infrahumanas” que “hacen presuponer que habitaban en el mismo lugar donde eran explotadas laboralmente”, han señalado fuentes policiales.

A algunas de las víctimas se les retiraba la documentación al aterrizar en España. Llegaban a través del boca a boca en sus países de origen y gracias a las facilidades que la misma organización les daba para su entrada en territorio nacional, “totalmente engañadas”, según las mismas fuentes.

Los agentes han intervenido 9.332 plantas de marihuana, con un peso total de 1.100 kilos; un secadero de cogollos de unos 60 kilos; algo más de 10.000 euros en efectivo, y diversa documentación como pasaportes y tarjetas de crédito. Se ha desmantelado la infraestructura habilitada en cada nave para el cultivo y producción de marihuana, con un coste aproximado de unos 60.000 euros, estimándose el valor total en unos 540.000 euros. Parte de dichos documentos han sido localizados ocultos en el congelador de un frigorífico.

Los 14 detenidos han pasado a disposición judicial. Se ha decretado el ingreso en prisión de ocho de ellos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información