Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa canadiense abre la primera fábrica de cannabis medicinal en Portugal

La multinacional Tilray instala en el pueblo de Cantanhede su centro europeo de operaciones en Europa

Planta de cannabis.
Planta de cannabis.

La canadiense Tilray ha abierto en Portugal su primera fábrica de cannabis para uso medicinal. Aún no tiene la autorización de la Unión Europea para vender medicamentos con ese origen, pero la plantación ya está en marcha. El presidente ejecutivo de la multinacional, Brendan Kennedy, anunció que a partir del próximo verano comenzarán a exportar desde Portugal a toda la Unión Europea y a África del Sur.

Tilray, la segunda empresa más poderosa del cannabis mundial, tiene a Portugal como centro operativo para Europa. Al norte de Lisboa, en el pueblo de Cantanhede, 24.000 metros cuadrados de terrenos están rodeados de alambradas y rejas. En su interior crece la hierba, una hierba fuertemente vigilada, entre estufas y plásticos. Es una plantación de cannabis que crece gracias a la licencia que la Autoridad portuguesa del Medicamento y los Productos de Salud, Infarmed concedió en 2017 a Tilray para cultivar, importar y exportar cannabis medicinal a granel.

Las instalaciones de Tilray, aparte de los sembrados y sus invernaderos, incluyen laboratorios y plantas de procesamiento. De momento, la multinacional, con relaciones con la farmacéutica Novartis, solo trabaja en la siembra y cosecha, a la espera de que la Unión Europea le autorice la producción de medicamentos y así comenzar a extraer los componentes de las plantas. Según Kennedy, la licencia llegará este mismo año.

La fábrica ya da trabajo a más de un centenar de personas, que se duplicará a final de 2019. Hasta ahora la inversión ha sido de 20 millones de euros, según dijo su presidente ejecutivo.

El Parlamento portugués aprobó el año pasado el uso terapéutico del cannabis. Todos los grupos votaron a favor, excepto el derechista CDS, que se abstuvo.

En España, aunque la Agencia del Medicamento rechaza el uso medicinal del cannabis, ha autorizado a una compañía española, Linneo Health, a cultivar y producir cannabis en España para su exportación. En 2017, cerró un acuerdo con la canadiense Canopy, la primera multinacional de la marihuana, para suministrarle durante tres años materia prima y el principio activo purificado del cannabis para usos farmacéuticos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información