Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El descalabro electoral de Podemos augura una nueva crisis en las comunidades

La dirección de Castilla-La Mancha dimite en bloque y Aragón quiere marcar "perfil propio" frente a Iglesias

El candidato de Unidas Podemos a la presidencia de Castilla-La Mancha, José García Molina, ejerciendo su derecho al voto en Talavera de la Reina. En vídeo, dimite en bloque la dirección del partido local. Europa Press | Vídeo: EFE

Las primeras consecuencias internas por la crisis en Podemos tras el mal resultado en las elecciones del 26-M empiezan a aflorar en varias comunidades autónomas. En Castilla-La Mancha la dirección ha presentado su renuncia después de que el partido haya pasado en menos de dos años de formar parte del Gobierno a ser extraparlamentario. En Aragón han convocado para este sábado el Consejo Ciudadano autonómico para valorar su bajada en las urnas. La dirección aragonesa se hace responsable de los malos resultados cosechados, pero su líder regional, Nacho Escartín, se distancia y pretende marcar "perfil propio" respecto a Pablo Iglesias. Escartín se mira en Andalucía, donde la corriente anticapitalista ha impuesto la marca Adelante Andalucía y se ha erigido como "faro del sur" para replantear la configuración del partido tras conservar Cádiz, el único Ayuntamiento del cambio que sigue en poder de Podemos.

Castilla-La Mancha

La Junta era la principal institución gestionada por el PSOE y la formación de Pablo Iglesias, que la ponía como ejemplo a imitar del gobierno de coalición que propone para España. Una posibilidad que ha perdido fuelle en los últimos días. Pedro Sánchez insistió este martes en Bruselas en que Iglesias reconsiderase sus exigencias y reiteró su intención de presidir un Ejecutivo en solitario en el que sí tendrían cabida independientes con un perfil progresista. 

La secretaria de Organización de Podemos Castilla-La Mancha, María Díaz, ha remitido por carta la dimisión en bloque de la ejecutiva regional a su homólogo nacional, Pablo Echenique. El motivo alegado para la renuncia del Consejo Ciudadano de la región son los malos resultados en las elecciones autonómicas, en la que perdieron los dos diputados que tenían en el Parlamento regional. La pérdida de votos fue de más de 67.000 respecto a los obtenidos por Podemos e IU en 2015. Según la carta, esta decisión fue tomada tras la reunión celebrada el martes por parte del Consejo de Coordinación. Desde entonces, Podemos ha quedado descabezado, sin dirección, en una comunidad que se había convertido en uno de los referentes internos del partido.

"Dados los resultados electorales en Castilla-La Mancha y una vez realizado el análisis pertinente por parte de este órgano, todos los consejeros que lo conforman presentan su dimisión de todos sus cargos y, por lo tanto, solicita que se constituya una gestora por parte de la dirección estatal que asuma sus funciones", añade Díaz. Esta gestora se deberá hacer cargo de los mandos de Podemos hasta la celebración de una nueva asamblea ciudadana autonómica.

Este domingo ya dimitió José García Molina, secretario general en Castilla-La Mancha, que en agosto de 2017 entró como vicepresidente segundo en el ejecutivo de Emiliano García-Page cuatro meses después de tumbar por sorpresa los presupuestos regionales. El dirigente lideró el pasado enero la denominada Declaración de Toledo, que reunió en la capital manchega a una decena de líderes territoriales de Podemos. Por primera vez, los secretarios autonómicos plantaron cara a Iglesias reclamando que se replanteara el proyecto político tras la integración de Íñigo Errejón en la candidatura de Manuela Carmena.

Desde su entrada en el Gobierno las desavenencias entre García Molina y el otro diputado de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente, de la corriente de Anticapitalistas, han sido constantes. Hasta el punto de que el enfrentamiento entre ambos influyó en que no se aprobasen las principales propuestas del partido. Tanto la ley de garantía de rentas como la ley de participación ciudadana se han quedado en fase de anteproyecto de ley a la espera de que empiece su tramitación una vez se constituyan las Cortes. "Debido a la división interna de Podemos no teníamos la garantía de que se fueran a aprobar en las Cortes, así que decidimos esperar", explican fuentes del actual Gobierno en funciones.

Aragón

La alianza de izquierda que gobernaba la alcaldía de Zaragoza no se repitió el pasado 26 de mayo. Pedro Santisteve, ya exregidor, solo sumó tres concejales con su pacto con IU y un sector crítico de Podemos. Sus contrincantes, la coalición de Podemos y Equo, se quedaron en dos. En la comunidad han conseguido cinco diputados frente a los 14 que cosechó en 2015 Pablo Echenique, actual secretario de Organización y diputado electo del Congreso.

Estos resultados se analizaron el martes en el Consejo Coordinador de Podemos Aragón liderado por Nacho Escartín, secretario general en la región y ahora también opositor a Iglesias. Tras la reunión, el dirigente achacó sus malos resultados al "efecto arrastre de la marca". Es decir, el dirigente vincula su caída con la que sufrió el partido en las elecciones generales. Además de sentirse agraviado por "la actitud de la formación a nivel estatal". La dirección de Podemos Aragón asume los malos resultados como propios y se distancia de Escartín. "Tenemos que trabajar juntos", afirmó la cúpula aragonesa en un comunicado.

"No nos vamos a callar", dijo Escartín al Periódico de Aragón. "Toda la gente que ha tenido un perfil propio, más allá de la marca Podemos, ha funcionado en las urnas", aseguró en referencia a la victoria de José María González, Kichi, en Cádiz. No fue el único ejemplo que usó, recurrió también a Joan Ribó, de Compromís, que revalidará la alcaldía de Valencia, y a las plataformas de Ada Colau y Manuela Carmena, independientes de la marca Podemos. El futuro de las dos regidoras sigue siendo una incógnita.

Escartín quiso marcar tanta distancia con la dirección que llegó a negar a Echenique, el que fuera su antecesor. "¿Echenique? ¿Quién es Echenique?", se preguntaba con ironía en el diario aragonés. "No puede ser, nunca más, una organización centralista que desprecie así a los territorios. No nos vamos a callar a partir de ahora, más democracia interna es lo que hace falta. Se trata de reconocer errores y hacer autocrítica", zanjó, añadiendo que Iglesias no se había puesto en contacto con él.

Andalucía

Podemos Andalucía salió rápidamente a revindicar la cosecha en las elecciones municipales en la comunidad, con los excelentes resultados de Cádiz como principal exponente. La delegación andaluza pretende erigirse como guía y modelo para reconducir la crisis en la que ha caído Podemos en las últimas citas con las urnas, informa Eva Sáiz.

“El resultado en Andalucía es el mejor resultado a nivel estatal. Esto nos da la responsabilidad de empujar desde el sur el renacer de esta fuerza política en el Estado”, señaló el portavoz regional Pablo Ganfornina. Los resultados de Kichi, que se quedó a un edil de la mayoría absoluta, son el principal aval de la marca de Podemos en Andalucía. “Hemos mantenido el faro de esperanza desde el sur”, defendió el dirigente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información