Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presos de Junts per Catalunya se inclinan por no renunciar a sus actas de diputado

El partido de Puigdemont apunta que la voluntad de los diputados suspendidos es "estar ahí donde la ciudadanía les ha llevado"

Los diputados de Junts per Catalunya Jordi Sànchez y Laura Borràs, en el Congreso. En vídeo, declaraciones de los diputados Alonso-Cuevillas y Borrás, este viernes.

Junts per Catalunya ha dejado este viernes en manos de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull la decisión sobre si mantienen el acta de diputado en el Congreso o no, después de que la Mesa que preside la socialista Meritxell Batet haya decidido suspenderlos como diputados al estar procesados por un delito de rebelión. Laura Borràs, diputada de la formación independentista, ha explicado en rueda de prensa que todavía no han podido discutir sobre este tema con los tres diputados que se encuentran en prisión preventiva por el juicio del procés. "Nos tendremos que reunir y respetaremos su decisión sobre si mantienen el acta o no", ha dicho. Sin embargo, ha apuntado que los diputados quieren "estar ahí donde la ciudadanía les ha llevado" y que "mantienen su compromiso firme".

La formación que dirige el expresidente Carles Puigdemont cuenta en el Congreso con siete diputados surgidos de las elecciones generales del pasado 28 de abril. De estos, tres están en prisión preventiva y procesados por delitos de rebelión, sedición y malversación. El partido todavía no ha decidido si, tras la suspensión de los tres diputados, estos deben mantener el acta o, por el contrario, deben dejar los escaños vacíos como hicieron en el Parlament tras las elecciones autonómicas de diciembre de 2017. "No es una reflexión que tengamos cerrada en este momento", ha dicho la número dos de la candidatura de Junts per Catalunya a la alcaldía de Barcelona, Elsa Artadi.

En el Parlament, la suspensión de los diputados presos o huídos --eran siete en total, entre ERC y Junts per Catalunya-- se llevó a votación en el pleno. La cámara catalana votó en contra de la suspensión, pero la mesa dio cumplimiento a la orden judicial. Cinco diputados delegaron su voto en otros diputados para mantener parte de sus derechos, mientras que Puigdemont y Toni Comín (elegido diputado por ERC) se negaron a delegar su voto, lo que restó dos votos a la mayoría independentista. En el Parlament, ninguno de los políticos suspendidos renunció a su acta, y sus escaños han permanecido vacíos y con lazos amarillos hasta que los políticos han optado por recoger sus actas en el Congreso.

Borràs ha apuntado a la posibilidad de que dejar el escaño vacío sea también la opción a seguir en el Congreso. "Nuestros compañeros presos insisten que quieren estar ahí donde la ciudadanía les ha llevado, y que quieren hacer política, dialogar y resolver políticamente un conflicto político. Mantienen su compromiso firme", ha añadido la diputada en Twitter.

En un acto electoral, el diputado Jordi Turull ha intervenido por videoconferencia y ha asegurado que no piensa "renunciar a continuar trabajando por lo que piden los ciudadanos". Fuentes del partido indican que los diputados no piensan dejar el acta de diputado, informa Camilo S. Baquero.

Recursos contra la suspensión

A falta de una decisión firme en este ámbito, el partido empezará a partir de ahora el camino de los recursos contra la decisión de la Mesa, apoyada con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos. El partido pedirá una reconsideración a la Mesa del Congreso como paso previo para acudir al Tribunal Constitucional y a instancias europeas. También lo hará ERC sobre la suspensión de Oriol Junqueras. El líder de los republicanos, que está centrado en la campaña de las europeas para la que es candidato, tampoco ha aclarado si mantendrá o no el acta de diputado en el Congreso tras su suspensión.

En rueda de prensa, el diputado Jaume Alonso Cuevillas ha explicado que la petición de reconsideración "es el paso previo antes de pedir amparo al Tribunal Constitucional y, después, a las instancias europeas, donde seguro que volverán a poner a España en su lugar", ha dicho.

La suspensión de los diputados ha soliviantado a los independentistas. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo ha considerado "un ataque más a la voluntad democrática de los catalanes y a los derechos de los presos políticos", según ha expresado en su cuenta de Twitter. "Cualquier decisión que afecte al Estatuto de los Diputados tiene que ser acordada en el pleno, no en la mesa", ha dicho Cuevillas. "Pese a esta decisión, los diputados mantienen su compromiso firme por el diálogo", ha añadido Borràs. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >