Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera propone a la abogada Sara Giménez para presidir el Congreso, en lugar de Batet

"Los españoles no se merecen a la tercera autoridad del país defendiendo un referéndum en Cataluña", afirma el líder de Cs

Desde la izquierda, Inés Arrimadas, Albert Rivera, Sara Giménez y Marcos de Quintos, en un acto político en la localidad madrileña de Las Rozas, en abril. En vídeo, declaraciones del líder de Ciudadanos.

La ministra en funciones Meritxell Batet no es una candidata idónea para presidir el Congreso de los Diputados, en opinión de Albert Rivera. El pasado de Batet en el PSC que abrazó el llamado derecho a decidir en Cataluña la inhabilita para ese cargo, según el presidente de Ciudadanos, aunque los socialistas catalanes abandonaron ya la defensa de una consulta en Cataluña y la candidata del PSOE se opone frontalmente a esa salida para el conflicto catalán. A Rivera no le basta y por eso evidenciará su oposición a Batet presentando este martes una candidatura propia a presidir el Congreso, aunque no tenga visos de prosperar. Su apuesta es la abogada Sara Giménez, que forma parte de la dirección de la Fundación Secretariado Gitano y uno de sus fichajes para las listas del 28 de abril. 

"Los españoles no se merecen a la tercera autoridad del país defendiendo un referéndum en Cataluña", ha afirmado el líder de Ciudadanos este domingo en un mitin en Zaragoza ante medio millar de simpatizantes, en referencia a Batet. Rivera define la elección de la catalana para presidir el Congreso como un "tributo" del PSOE "a los que defienden un referéndum". Y contrapone: "Habrá que votar entre Batet y los referéndum de independencia o Sara Giménez, una aragonesa que defiende la igualdad". La candidatura de Giménez, no obstante, seguramente no supere los 57 votos de los escaños de Cs en el Congreso. La de Batet es fruto de un acuerdo entre el PSOE y Podemos para la Mesa de la Cámara baja.

Rivera endurece todavía más su posición ante los nacionalismos, donde ahora engloba al PSC. El sábado, en un acto en Estella (Navarra), Rivera calificó al PSC de partido nacionalista —porque "actúa como los nacionalistas, habla como los nacionalistas y pide pactos con los nacionalistas"— y sostuvo que el PSC "ha devorado y engullido al PSOE".

"40 años de apaciguamiento [con los nacionalismos] no han funcionado", ha incidido este domingo en Zaragoza. Ciudadanos también se oponía al nombramiento del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como presidente del Senado, aunque fracasó su designación en el Parlament. La oposición es también frontal contra Batet para presidir el Congreso, aunque la política catalana rechaza ahora con claridad a un referéndum. "Si hay un Gobierno socialista no habrá un referéndum de autodeterminación" en Cataluña, sostuvo Batet en una entrevista en EL PAÍS el pasado abril.

El líder de Ciudadanos tiene claro que si quiere liderar la alternativa al PSOE tiene que situarse enfrente de Sánchez en esta legislatura con Gobierno de la izquierda. Rivera ha subrayado en Zaragoza que los próximos cuatro años se va a producir "una batalla política social e intelectual entre el sanchismo y sus socios, y Ciudadanos y la España que viene".

Esa posición dificulta los posibles pactos autonómicos de Ciudadanos con el PSOE después del 26 de mayo, aunque el partido no ha extendido esta vez el veto a pactar con los socialistas que sí institucionalizó el 28 de abril. Aragón podría ser una de esas comunidades, donde según las encuestas el presidente en funciones, Javier Lambán, depende de un posible descalabro de Podemos para poder revalidar o no su mayoría. O de Ciudadanos, en caso de que estos quisieran un pacto con el socialista. El candidato de Cs a la presidencia de Aragón, Daniel Pérez, no ha despejado sus intenciones pero ha cargado contra Lambán, al que ha llamado "el chico de los recados de Pedro Sánchez".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >