Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez recrudece el tono contra el independentismo y le acusa de “fracturar” a Cataluña

"No habrá referéndum ni independencia. No es No ayer, hoy y mañana”, sentencia el presidente del Gobierno

Pedro Sánchez en su mitin en Badalona con Àlex Pastor, Meritxell Batet y Miquel Iceta.

Pedro Sánchez ha recrudecido este jueves el tono contra los líderes independentistas y ha rechazado, sin los matices que le achacan PP, Ciudadanos y Vox, la posibilidad de una consulta de autodeterminación o cualquier otro avance hacia la escisión de España mientras sea presidente. "No habrá referéndum ni independencia. No es No ayer, hoy y mañana”, ha sentenciado adaptando el lema con el que defendió, hasta su dimisión como líder del PSOE, el voto en contra a la investidura de Mariano Rajoy.

"Sánchez apoyó después a Rajoy cuando le pidió su apoyo para aplicar el 155. ¿Dónde está el riesgo?", ha incidido Miquel Iceta. El primer secretario del PSC ha insistido en el mensaje de que la solución que los socialistas proponen a la crisis territorial es dentro de la Constitución. "Por nosotros no va a haber referéndum ni independencia. Tarde o temprano, los independentistas van a renunciar a dividir Cataluña. Se van a dar cuenta que la solución es el autogobierno. Y vendrán a hablar con quienes defendemos el diálogo", ha aseverado en Badalona.

La contundencia del tono empleado y del contenido de las palabras del presidente y resto de dirigentes socialistas contra el "raca raca independentista" ha sido la respuesta del partido en el Gobierno a la oferta de Junts per Catalunya. Su candidato Jordi Sànchez, en prisión preventiva por el procés, aseguró horas antes del mitin del PSOE que su partido se ofrecería a dar estabilidad al Ejecutivo. Pero con unas condiciones inasumibles para los socialistas. "El referéndum tiene que estar sobre la mesa", fue su exigencia. Un escenario inaceptable para el Gobierno. Para remarcar su resolución, Sánchez ha acusado a los líderes secesionistas de "fracturar" a Cataluña empleando unos términos muchísimo más duros de los que, hasta antes de la campaña, Sánchez venía empleando contra el independentismo. El cambio de estrategia coincide con la campaña para las elecciones del 28 de abril y busca contrarrestar el discurso de Pablo Casado y Albert Rivera. Los candidatos del PP y Ciudadanos mantienen que el independentismo tendrá una enorme influencia en caso de que de las urnas salga un Gobierno presidido por Sánchez.

"Lo que une a los catalanes es el autogobierno, el Estatuto de autonomía y la Constitución, que fue masivamente apoyada por los españoles, también por los catalanes", es la propuesta de Sánchez al conflicto enquistado en Cataluña. El programa con el que se presenta a las elecciones contempla reforzar los poderes autonómicos frente a la recentralización por la que abogan PP, Ciudadanos y Vox en distintos grados. También se da "un nuevo impulso al autogobierno" respetando siempre la Ley Fundamental. "Ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 de la Constitución puede construirse el futuro", establece el documento programático.

En el programa se pone en valor la Declaración de Barcelona de 2017, en la que expresamente se aboga por "el mejor reconocimiento de la realidad plurinacional" de España. Un término que no aparece como tal en el programa para el 28-A aunque subyace en él. En la Declaración de Granada de 2013, sin embargo, los socialistas no aceptaron la apelación al "Estado plurinacional" que reclamaban desde el PSC. Entonces la propuesta de los socialistas era "reafirmar" el Estado autonómico "avanzando y desarrollando reformas de naturaleza federal".

"Tenemos que sacar adelante este país todos juntos y salir adelante de la crisis social y económica. No nos vamos a resignar a tener una Cataluña partida en dos como estamos teniendo en estos momentos", ha intervenido Meritxell Batet. "Somos tan catalanes como ellos", ha subrayado cada palabra la ministra de Política Territorial y Función Pública.

"¡No nos dejes solo!", le han llegado a implorar a Sánchez entre el público que, por tercer día consecutivo, se ha quedado fuera del mitin del candidato socialista al superarse el aforo de 500 plazas. En esta ocasión alrededor de otro medio millar de personas han seguido el acto de campaña en el exterior, pese al intenso frío y el viento, mediante una pantalla gigante y unos altavoces. Antes de entrar en el Teatro Blas Infante, Sánchez ha improvisado un mitin con ellos. "La independencia de Cataluña no se va a producir, han engañado a la sociedad que creyó que era posible. Los líderes independentistas reconocen en privado que es imposible. Deben decirle a los catalanes que han mentido. La sociedad catalana quiere pasar página", les ha trasladado.

La elección de la ciudad del área metropolitana de Barcelona guardaba un enorme simbolismo: durante años su alcalde fue Xavier García Albiol, del PP. Ahora lo es Àlex Pastor, del PSC. "¡Somos el único partido que mantiene a raya a los extremos!", ha reivindicado el regidor. Fuera, el Viva España de Manolo Escobar se imponía de vez en cuando al mitin. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información