Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fundadores de Ciudadanos abogan por no excluir al PSOE de los pactos

Varios de los padres intelectuales del partido sí rechazan alianzas con Pedro Sánchez

Grupo de padres intelectuales de Ciudadanos, en la presentación del primer manifiesto del partido, en 2005 en Barcelona. Junto al micrófono en el centro, Francesc de Carreras.
Grupo de padres intelectuales de Ciudadanos, en la presentación del primer manifiesto del partido, en 2005 en Barcelona. Junto al micrófono en el centro, Francesc de Carreras.

La decisión de Ciudadanos de cerrar la puerta a los pactos con el PSOE tras las próximas elecciones generales no es compartida por varios de los fundadores del partido. Los intelectuales que firmaron el manifiesto que dio origen a Cs en 2005 —sin vinculación orgánica con la formación actualmente— abogan por una política de acuerdos tanto con el PP como con el PSOE, aunque varios de ellos sí rechazan alianzas con Pedro Sánchez, a quien no consideran de fiar. La mayoría apuesta además por excluir a Vox de posibles pactos.

A los intelectuales que promovieron la creación de Ciudadanos en 2005 les unía su rechazo al nacionalismo catalán y su desconfianza hacia el PSC, al que consideraban entregado a los postulados del independentismo. Eran de procedencias políticas diversas, y por eso en el primer manifiesto no había referencias ideológicas. Desde esa pluralidad, en el grupo fundacional hay opiniones contrarias al veto de Albert Rivera al PSOE. “Un partido como Ciudadanos, con vocación centrista, debe ser capaz de pactar siempre con partidos constitucionalistas, tanto con el PSOE como el PP”, opina el catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras.

De Carreras —articulista de este diario— establecería cordones sanitarios a los independentistas y no pactaría ni con Podemos ni con Vox, “pero excluir solo al PSOE, por muchos errores que haya cometido, no parece lo correcto”, abunda. “La decisión de Cs consagra dos bloques, derecha e izquierda, que no responde a lo que quieren muchos españoles, que es un acuerdo sólido en aspectos centrales en los tres partidos constitucionalistas”.

La mayoría de los padres intelectuales aboga por acuerdos entre PP, PSOE y Ciudadanos, aunque varios son muy críticos con Pedro Sánchez porque entienden que, al igual que creyeron que le ocurrió al PSC, ha caído en manos del nacionalismo. “Sería partidario de pactar con el PSOE bajo unas exigencias programáticas y si se compromete a combatir el nacionalismo, a desandar las ideas que el PSC ha ido inoculando en el PSOE. Pero con una dirección política que no fuera la actual, no con Sánchez, que ha pactado con los nacionalistas y no excluye ese pacto”, afirma el escritor Félix Ovejero, que se reconoce de izquierdas pero diferencia entre el PSOE y Sánchez.

“La crisis española no se puede resolver sin los tres partidos, PP, PSOE y Ciudadanos. No están obligados a gobernar juntos, pero tienen que acordar cuestiones de calado conjuntamente”, considera Arcadi Espada. El periodista, que reunió al grupo de los fundadores, habría entendido que Albert Rivera rechazara los acuerdos con Pedro Sánchez, pero no los pactos con el PSOE. “Sánchez ha sido el peor presidente de la democracia. Habría sido impecable desde el punto de vista democrático que Ciudadanos hubiera dicho: socialistas, llegaremos a acuerdos con ustedes, pero no con Sánchez”. Esta posición es la que mantuvo Albert Rivera hasta la convocatoria de las generales, cuando anunció su veto al PSOE.

Félix de Azúa, literato y miembro de la Real Academia Española, ve también “absolutamente desprestigiado” al presidente socialista. “No es un hombre de fiar. No hay una cosa que haya dicho que luego no haya negado”. Pero eso no obsta para que “una de las posibilidades más sensatas tras el 28 de abril fuera la suma de Cs y PSOE”, admite. En todo caso, Azúa resta credibilidad al no al PSOE de Rivera. “No hay que hacer nunca caso de lo que dicen los políticos en campaña electoral. Siempre mienten”.

“Ciudadanos tiene que poder pactar con el PSOE y el PP porque para eso es un partido de centro”, opina Ferran Toutain. El traductor y crítico literario, que también puso su firma en el manifiesto fundacional de Cs, tiene claro que Rivera se equivoca: “Me parece un error este rechazo a pactar con el PSOE”.

Le rebate la escritora y eurodiputada de ALDE —los liberales europeos— Teresa Giménez: “El no al PSOE se funda en que no tenemos delante al PSOE que apreciamos: el de Joaquín Leguina, Nicolás Redondo Terreros… Con este PSOE no se va a poder trabajar”. Ella también entiende que “las soluciones deberían venir con un gran pacto entre constitucionalistas”, pero cree que “es el PSOE el que se ha puesto del otro lado”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >