Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes territoriales del PSOE presionan a Sánchez para que evite el ‘superdomingo’

Los socialistas confían en que la ruptura con el independentismo movilice a su electorado

Pedro Sánchez, en la votación de los Prespuestos en el Congreso. En vídeo, declaraciones de los líderes socialistas Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, y Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana.

El mayor quebradero de cabeza de los barones y alcaldes del PSOE, desligarse de las negociaciones que el Gobierno mantuvo hasta la semana pasada con los independentistas por el desgaste que percibían en el electorado progresista, se ha resuelto este miércoles con el rechazo a los Presupuestos en el Congreso. Pedro Sánchez despejará el viernes la incógnita sobre la fecha en que convocará un adelanto electoral. La dirección del PSOE y miembros del Gobierno pronostican que las generales serán el 28 de abril. El presidente las separaría así de las autonómicas, municipales y europeas fijadas para el 26 de mayo como le reclaman los líderes territoriales.

En La Moncloa y en Ferraz creen que, aunque se dividiesen las citas electorales, en ambas se garantizaría la movilización de sus votantes. También la implicación, a pleno rendimiento, de las federaciones más críticas con Sánchez. Dos de los alicientes serían la amenaza de Vox, que pasó de ser conceptual a real tras las elecciones andaluzas, y el rechazo que la fotografía de Albert Rivera con Pablo Casado y Santiago Abascal en la concentración de la plaza madrileña de Colón tendría en el electorado progresista que estuviera tentado de votar a Ciudadanos.

En cambio, los más escépticos dudan de la complicidad de ciertas federaciones enfrentadas al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. Además, advierten de que la suma de PP, Ciudadanos y Vox podría imponerse a la del PSOE con su socio principal, Unidos Podemos, a la baja. En el PSOE esperan que le resulte suficiente con atraer a los descontentos con el partido de Pablo Iglesias y sus confluencias y cerrar después pactos con los nacionalistas en el Congreso.

En el Gobierno todavía hay quienes defienden que la opción más sensata es que la llamada a las urnas para el Congreso, Senado, comunidades autónomas, ayuntamientos, diputaciones y cabildos insulares -donde corresponda- y europeas en un superdomingo electoral. Un escenario que prefieren PP y Ciudadanos y que rechazan de plano los dirigentes locales, provinciales y territoriales consultados, que temen que la crisis de Cataluña enturbie sus candidaturas.

Alcaldes de comunidades como Andalucía, Asturias, Madrid, Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha coinciden en que sus opciones de ser reelegidos dependen de si el eje del debate trata sobre su gestión o sobre la situación territorial. Con todo, esperan sacar rédito electoral de la ruptura abrupta de las negociaciones con los independentistas tras no ceder a sus requisitos. "Es una lástima que no se hayan aprobado los Presupuestos, es una paradoja pero gracias a eso ahora tenemos discurso. La derecha no nos podrá echar en cara ningún acuerdo con los independentistas. Era algo que nos penalizaba y que había provocado la incertidumbre en parte de nuestros votantes", afirma uno de los principales alcaldes del PSOE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >