Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Catalá no ve conflicto de intereses en fichar por el bufete que defiende a Renfe y Adif en el ‘caso Alvia’

El exministro destaca la independencia de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios, cuestionada por la agencia europea, en el siniestro que dejó 80 muertos en Santiago

Rafael Catalá en una comparecencia en el Congreso en 2017.
Rafael Catalá en una comparecencia en el Congreso en 2017.

“El Ministerio de Fomento en ningún momento trasladó la responsabilidad del accidente del Alvia en Angrois al maquinista”. Así lo ha manifestado este lunes Rafael Catalá (secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento en el momento en que tuvo lugar el accidente) durante su intervención en la comisión que investiga en el Congreso el accidente ferroviario ocurrido en Santiago en julio de 2013 y que dejó 80 muertos y 140 heridos. El ex secretario de Estado y exministro ha defendido además la independencia de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), cuestionada recientemente por un cargo de Fomento, así como del juez instructor en el accidente del Alvia de Santiago y ha negado instrucciones políticas para adelantar plazos de la infraestructura. Junto a ello ha destacado que desde Fomento siempre se respetó la investigación judicial y técnica.

“Los técnicos nos dijeron que un sistema de alta velocidad se compone de elementos como un tipo de vías, formación, etc., y el 24 de julio no funcionaba en modo de alta velocidad; y eso fue lo que dijimos”, apostilló Catalá.

El exsecretario de Estado de Infraestructuras reivindicó además la gestión realizada desde Fomento los días posteriores al accidente, motivada, precisó, “por el máximo interés en ayudar a las víctimas” y con el objetivo de “investigar lo ocurrido para evitarlo en el futuro".

No obstante, Catalá tuvo que hacer frente a las preguntas formuladas por la portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, relativas a los “bloqueos sistemáticos” de la investigación judicial y a sus supuestos conflictos de intereses por asesorar actualmente a la firma de abogados que defiende ala aseguradora de Renfe y Adif en esta causa.

La diputada consideró de especial importancia “saber si alguien pudo labrarse un futuro en la empresa privada demorando la investigación”, toda vez que, puntualizó, “cada vez que el juez imputaba [a un cargo de Adif o Renfe], la Audiencia desimputaba, hasta que se cambia el juez y solo imputa al maquinista”. Junto a ello, la representante de En Marea preguntó al compareciente si no consideraba que al ser nombrado ministro de Justicia posteriormente al accidente incurrió igualmente en un “amplio conflicto de intereses”.

“Su fin es desacreditarme pero el régimen de incompatibilidades es el que contemplan las leyes y por tanto no hay ninguna incompatibilidad formal”, en ninguno de los casos, respondió el exministro que aseguró también, en respuesta a otra pregunta de la diputada, que está “convencido” de que siempre hubo independencia judicial e independencia en la CIAF, adscrita a Fomento, cuyo informe fue, no obstante, criticado por la Agencia Ferroviaria Europea que lo tildó de “demasiado flojo” cuestionando la independencia de la propia CIAF y deshaciendo el relato construido por el Gobierno de Mariano Rajoy, con Catalá al frente de Justicia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >