Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey: “No nos podemos permitir perder la convivencia”

El jefe del Estado recibe el galardón de la Fundación Manuel Broseta en Valencia y honra a "todas las víctimas del terrorismo"

El Rey recibe el XXVII Premio Convivencia de la Fundación Manuel Roseta en el Palau de la Generalitat. En el vídeo, las declaraciones de Felipe VI.

El Rey ha destacado este viernes en Valencia el compromiso de los españoles con los valores constitucionales y democráticos, que ha definido como “el fundamento de la paz social y el orden político” ante los retos que afronta la nación. En ese sentido, ha recordado su inquietud por la convivencia, “que es frágil y “no nos podemos permitir perder”. “[La convivencia], ha señalado en el Palau de la Generalitat, “requiere que cuidemos en todo momento los vínculos que nos unen y que nos han de unir siempre; una convivencia generosa cuyo germen, en última instancia, se aloja en lo más profundo de nuestro ser, pero por la que hay que trabajar todos y cada uno de los días”. “Sin convivencia no existe libertad”, ha remarcado.

La inquietud por la convivencia entre los españoles ocupó buena parte de su discurso de Nochebuena. El jefe del Estado, que ha recibido el Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta, ya la vinculó entonces con el respeto a la Constitución, previno sobre su inconsistencia y exhortó a asegurarla “en todo momento”. Unas apelaciones, como las de este viernes, indesligables de la situación política que vive España con el intento de desagregación de Cataluña del Estado mediante el quebranto de la Ley Fundamental y del ordenamiento jurídico, que ha enconado las posiciones y ha propiciado expresiones políticas regresivas en el resto del país.

En un discurso con incursiones en valenciano, el Rey ha recordado la figura del profesor de Derecho y consejero de Estado, que fue asesinado hace 27 años en Valencia (el 15 de enero de 1992) en lo que se ha llamado “los años de plomo”, cuando Broseta estaba a punto de encabezar la candidatura del PP a la Generalitat. Felipe VI ha definido a Broseta como “personificación del compromiso y el esfuerzo para unir a personas y colectividades que conforman nuestra sociedad en un proyecto común”. Fue, añadió, “un activo militante por la convivencia entre los españoles” y “uno de los hombres comprometidos con el Estado” que fue “clave para la construcción de nuestra España”.

En su intervención, que ha sido precedida por la del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el jefe del Estado ha querido recordar y honrar a todas las víctimas del terrorismo, “pero concretamente a las otras 25 que fueron en ese año 1992 asesinadas por la misma banda terrorista”. En ese sentido, ha destacado los méritos que hacen acreedor de este galardón, como “la lucha y el compromiso de quienes, desde la democracia, plantaron cara y resistieron a la amenaza del terrorismo”. “Nuestra democracia y nuestra convivencia tiene con todas las víctimas una gran deuda. Honremos siempre con dignidad y emoción su memoria”, ha añadido.

En un Saló de Corts, en el que le han acompañado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, varios miembros del Gobierno valenciano y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, entre otras autoridades, el Rey ha considerado “un honor” recibir este premio, en cuya concesión ha detectado “mucho de afecto y cariño” y que ha aceptado “con humildad y profunda gratitud”. “Como un reconocimiento a la Corona”, que “tiene entre sus fundamentales razones de ser la promoción y la defensa de los valores constitucionales”. Felipe VI ha querido, asimismo, renovar su "firme compromiso con los fundamentales" de la España democrática.

En la parte final del acto, ha ponderado los principios que ensalza este galardón, y ha mostrado “la certeza de que sin convivencia no existe verdadera libertad”, una convicción que “no solo procede la constatación de una realidad política o social, sino de un previo e íntimo convencimiento ético y moral”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, ha calificado el Premio Convivencia como "la mejor expresión del legado" del profesor asesinado por ETA y ha considerado que su trabajo y el de los coetáneos que participaron en poner las bases del sistema constitucional son “un recuerdo imprescindible para cualquier demócrata” El presidente ha elogiado el desarrollo que ha propiciado la Constitución y ha querido poner el valor "la relevancia indiscutible de la de la Monarquía parlamentaria", así como "el papel de Felipe VI en este tiempo de incertidumbres y esperanza".

Puig ha apuntado que el actual mapa político ha dibujado "un escenario extraordinariamente complejo que ha puesto a prueba el carácter arbitral y moderador de la Corona". "El Rey", ha enfatizado, "ha estado a la altura de ese gran envite" y "ha garantizado la unidad de España respetando la a pluralidad de España" por encima del debate partidista."Ha transmitido serenidad y confianza en las instituciones democráticas", ha resaltado.

El presidente de la Generalitat ha aprovechado para defender la Ley Fundamental en un acto que, como ha indicado, se estaba celebrando en una institución tras la cual "hay una historia de siglos" y que "la Constitución ha sabido canalizar a través del Estado autonómico". "Con autonomías que algún día, quizá, podrá concretar en un Estado federal", ha deseado. Puig ha alentado a "mirar hacia adelante", hacia "lo que no une" y "el reconocimiento del pluralismo democrático, el diálogo, la tolerancia", así como "la capacidad de integrar en la diversidad".

Liderazgo en momentos difíciles

El Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta, que ha llegado a su vigesimoséptima edición y está dotado con 12.000 euros, fue fallado por un jurado presidido por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, e integrado, entre otros miembros, por la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, la periodista Cayetana Álvarez de Toledo y la consejera delegada de Libertas 7, Agnès Noguera Borel. En ediciones anteriores, Juan Carlos I y doña Sofía fueron distinguidos con este galardón, que también han recibido Felipe González, Nicolás Sarkozy y Mijaíl Gorbachov.

En el caso del Rey el jurado valoró su liderazgo "de forma sobresaliente y con valentía" en "unos momentos que no están siendo fáciles". Felipe VI, según destacó el secretario del jurado, Mariano Vivancos, "encarna los valores de unidad y permanencia de la nación española".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información