Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llegan las primeras nevadas extensas y copiosas del invierno

Un carrusel de varios frentes dejará nieves importantes, sobre todo el martes y el miércoles, que pueden afectar incluso a Madrid

Dos personas se hacen fotografías en la carretera de acceso a la localidad cántabra de Brañavieja, el 28 de octubre.
Dos personas se hacen fotografías en la carretera de acceso a la localidad cántabra de Brañavieja, el 28 de octubre. EFE

Después de un largo mes y medio en el que la situación anticiclónica ha dominado los cielos, con tiempo muy estable y sin apenas precipitaciones, se avecina un importante cambio de tiempo. A partir de mañana viernes, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se abre la puerta a un carrusel de varios frentes atlánticos que dejarán lluvias abundantes y las primeras nevadas extensas y copiosas del invierno. Nevará de forma abundante en las montañas, pero también en muchas capitales, incluso es posible que en Madrid. Los peores días del temporal, que durará hasta finales de la semana que viene, serán el martes y el miércoles, por la "conjunción de frío más frente". 

"Es una situación invernal normal", afirma Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Aemet, que explica que la agencia ha emitido una nota informativa por el cambio brusco que supone. Este viernes se abre la veda, aunque se trata solo de un aperitivo. "Llegará el primero de los frentes, pero no será muy activo. Dejará precipitaciones débiles y concentradas principalmente en la vertiente atlántica, pero sobre todo en el noroeste", detalla Del Campo, que precisa que donde más lloverá será en Galicia. También se esperan precipitaciones en Asturias, oeste de Castilla y León y Extremadura. Las temperaturas bajarán, sobre todo por el norte.

Como el frente "trae detrás aire frío", la cota de nieve baja a entre 700 y 1.000 metros, lo que se traduce en "nieve en zonas de montaña y en meseta, en Castilla y León sobre todo". En todo caso, no se espera que sean "precipitaciones abundantes ni grandes nevadas", y la cota irá en ascenso a lo largo del día. León es la capital con mayor probabilidad de verse (algo) blanca. 

El sábado y el domingo viene el segundo sistema frontal, este ya "bastante más activo y generalizado". Según el meteorólogo, "puede llover en cualquier punto de la Península", pero en las regiones mediterráneas es donde menos probable serán las lluvias. Las precipitaciones se esperan de nuevo en la vertiente atlántica, especialmente en Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura, puntos de Andalucía occidental como Huelva y el área del Estrecho y zona centro, incluido Madrid.

El fin de semana subirán las temperaturas mínimas en general, por las nubes que impiden que baje tanto la temperatura. La cota de nieve estará en torno a los 900/1.000 metros el sábado, y el domingo subirá un poco, lo que significa "nevadas generalizadas en las montañas". Por primera vez desde que empezó el invierno, nevará, por ejemplo, en Navacerrada. "Estaremos ante las primeras nevadas del invierno, después de aquella nevada temprana de finales de octubre", cuando nevó en Oviedo y en Jaén, donde no había constancia que lo hubiera hecho nunca antes a esa altura del año, recuerda el portavoz de la Aemet. El fin de semana "la cota será más alta, pero las nevadas serán más generosas que el viernes, eso sí, en montañas", concluye Del Campo. 

El lunes, a tantos días vista, aumenta la incertidumbre en la predicción, pero lo que sí parece bastante claro es que se va a producir "una bajada de las temperaturas". El descenso será "acusado y general", de unos cuatro o cinco grados menos. "Los primeros días de la semana que viene tendremos temperaturas claramente por debajo de lo normal, hasta unos cinco a siete grados por debajo, sobre todo en la mitad occidental y Pirineos", indica Del Campo.

La causa es una "entrada muy intensa de vientos fríos del norte, de latitudes muy altas", indica Del Campo, que precisa que se trata de una "masa de aire polar y marítima, bien cargada de humedad", lo que dejará lluvias y nevadas, a diferencia de la de la semana pasada, que era continental o seca.

Así, el lunes se prevén precipitaciones y nevadas en el extremo norte, es decir, en las comunidades cantábricas, Pirineos y alto Ebro. Las cotas van a caer y estarán entre los 700 y 800 metros. "No parece que vaya a nevar en las capitales del norte porque están más bajas, pero sí afectará a poblaciones y carreteras de la zona", avisa Del Campo.

Y para el martes y miércoles, se atisba el tercer frente atlántico. Será de nuevo "bastante activo" y que traerá lluvias generalizadas. Además "va a coincidir con el aire frío", lo que tirará a la baja la cota de nieve. "La probabilidad de nevadas es alta en buena parte de la mitad norte como Aragón y Castilla y León, del centro y de la mitad sur como Andalucía oriental", avisa Del Campo.

¿Nevará en Madrid? "No podemos descartar que nieve en muchas capitales de provincia, incluida Madrid, donde ahora mismo no es lo más probable", responde el portavoz, que considera "muy posible" que nieve en León, Pamplona, Vitoria y en Burgos y todas las capitales de Castilla y León, aunque es menos probable en Salamanca y Zamora. También puede hacerlo en Guadalajara, Cuenca, Teruel y Huesca.  

Nevará y mucho en zonas de montaña como la cordillera Cantábrica y el Pirineo Occidental, donde se pueden recoger "entre 80 y 100 litros de precipitación en forma de nieve", que se traducirá en unos "buenos acumulados de nieve". En los sistemas Central, Bético e Ibérico se espera menos, entre 50 y 60 litros de precipitación en forma de nieve. A partir del jueves que viene, según el portavoz, "puede seguir lloviendo o nevando en cotas bajas en el extremo norte".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información