Una masa de aire polar dejará mínimas de hasta -12 grados pero poca nieve

Las temperaturas se desploman hasta ocho grados a partir del miércoles y hasta el viernes

Vista de una fuente congelada en la localidad orensana de Verín.Foto: atlas | Vídeo: EFE / ATLAS
Más información
After mild December, temperatures in Spain set to plummet this week

La entrada de una masa de aire de procedencia polar, “fría y muy seca”, hará que las temperaturas se desplomen a partir de este miércoles, alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en una nota informativa. La masa penetrará por el noreste peninsular el miércoles y se irá extendiendo hasta el viernes al resto de la Península y Baleares, donde habrá valores plenamente invernales después de un diciembre cálido. Las temperaturas caerán “entre seis y ocho grados” según las zonas hasta marcar los 12 grados bajo cero, avanza uno de los portavoces de la Aemet, Rubén del Campo, que subraya que no se esperan apenas nevadas. El viento hará que la sensación de frío sea mayor.

De momento, la Aemet prevé un "episodio de frío intenso", pero no una ola de frío. "No se conjugan los criterios de extensión, duración e intensidad necesarios para hablar a priori de ola de frío", explica el portavoz. A esta hora, no hay avisos naranjas —segundo nivel de una escala de tres— activados. Tienen aviso amarillo el miércoles —primer nivel del sistema de alertas— ocho provincias —Córdoba, Granada, Sevilla, Guadalajara, Ávila, Zamora, Madrid y Ourense— y el jueves son ya 19 las provincias bajo aviso, pero en todos los casos amarillo —Granada, Huesca, Teruel, Cantabria, toda Castilla-La Mancha, Ávila, Burgos, Segovia, Soria, Girona, Lleida, Madrid, Ourense, La Rioja y Murcia—.

Las temperaturas el jueves, el viernes y el sábado "van a ser muy frías, con mínimas de entre cinco y diez grados por debajo de los valores medios en muchos puntos de la mitad norte, mitad oriental y Baleares", detalla Del Campo, que no considera el episodio extraordinario para primeros de enero. "Pero hay que tener en cuenta que venimos de un diciembre cálido, en el que se superó en 1,2 grados la medida del mes, y que el frío diurno va a llegar del golpe", matiza.

La diferencia con los días previos es que "las temperaturas nocturnas tan frías que había en las zonas llanas o de valle por el fenómeno de la inversión térmica se van a extender a toda la Península y Baleares", indica el meteorólogo, que pone como ejemplo lo que sucede en Comunidad de Madrid. "En Aranjuez marcó anoche -5 grados mientras en Navacerrada, a 1.890 metros de altitud, se han rondado los cero grados. Sin embargo, el viernes en Aranjuez también se bajará a -5, mientras que en el puerto lo hará a -7". También se notará el frío, según el portavoz, en las temperaturas diurnas, que van a ser "bastante más frías de forma generalizada".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así, este martes las máximas todavía estarán por encima de lo normal en casi toda España, "en una horquilla de entre tres y cinco grados más salvo en el extremo norte, donde ya rozan los valores habituales" pero, a partir del jueves, "estarán claramente por debajo". Las máximas caerán "entre seis, siete y ocho grados", precisa Del Campo. Por ejemplo, en Burgos hoy marcará 7 de máxima y 0 de mínima, mientras que el viernes será 1/2 de máxima y -4 de mínima. En Pamplona, se pasará de 9 de máxima y 1 de mínima a 3 y -4.

El día más crudo será el viernes, cuando no se subirá de 6/7 grados de máxima en general. Las mínimas bajarán por debajo de -5º en ambas mesetas y en el entorno de los sistemas montañosos, donde incluso se puede llegar "a temperaturas inferiores a -10º". "En la comarca de Molina de Aragón (Guadalajara), el sistema Ibérico turolense, zonas de alta montaña como los Pirineos o la sierra de Gredos, en el sistema central, se puede bajar a -12", pronostica Del Campo. Las máximas no superarán los 5º en el interior de la mitad norte.

Más información
Una vuelta al cole fría tras las Navidades
Una Nochebuena a 18 grados

Además, "el viento de cierzo soplará en el valle del Ebro y la tramontana en el noreste de Cataluña y norte de Baleares, con rachas muy fuertes", por lo que en dichas zonas se multiplicará la sensación de frío.

Nieve, sin embargo, "se espera poca, pero no por frío sino por falta de precipitación al ser la masa muy seca", completa el cuadro el portavoz, que añade que el jueves la cota estará "bastante baja", en unos 700 metros en el extremo oeste y en solo 100 en el extremo este. ¿Dónde puede nevar? "En el Cantábrico, sobre todo el oriental, y en puntos del alto Ebro y de los Pirineos el jueves, pero débilmente", aclara Del Campo.

Las lluvias van a ir remitiendo el viernes, día en el que "lloverá y nevará algo en Baleares —sobre todo en la zona norte de Mallorca, con una cota de 300 metros— y lloverá de forma débil y dispersa en los litorales de Alicante, Murcia y Almería". En cuanto a las capitales, no se descarta que nevar débilmente en Vitoria y "no se descarta, pero es poco probable" que llegue a nevar en San Sebastián.

La Aemet espera que las temperaturas diurnas comiencen a subir el sábado y las nocturnas, a partir del domingo. Sin embargo, el viento se mantendrá el fin de semana en el Ebro y Baleares, aunque tenderá a disminuir. El fin de semana y los primeros días de la próxima semana se espera que continúe la estabilidad, con cielos poco nubosos y sin precipitaciones en la mayor parte del país.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS