Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares gallegos marcan distancia con las cesiones de Casado a Vox sobre igualdad

El PNV también ha levantado la voz contra el riesgo de “dar legitimidad a una auténtica derechona"

La viceportavoz popular en el Parlamento de Galicia, Paula Prado, en una imagen de archivo. En vídeo, sus declaraciones acerca de la diferencia entre violencia de género y doméstica. EFE | Audio: CADENA SER

El malestar entre los dirigentes autonómicos del PP por las cesiones del partido a Vox para optar a presidir la Junta de Andalucía empieza a extenderse. Con Alberto Núñez Feijóo sin comparecer desde hace unos días por las vacaciones navideñas, en Galicia ha sido la viceportavoz popular en el Parlamento autonómico, Paula Prado, la encargada de rechazar el negacionismo de la violencia machista que abandera la extrema derecha y con el que se muestra comprensivo el presidente nacional del PP, Pablo Casado. “No se puede mezclar todo, y el debate sobre lo que es violencia de género y violencia doméstica ya está superado. Quien no lo ha superado debería remitirse a 14 o 15 años atrás”, ha afirmado este lunes Prado.

Las declaraciones de la dirigente del PP gallego llegan después de que Casado reclamase protección a las víctimas de la violencia “independientemente del sexo y la edad” porque, aseguró, “un 25%” de las personas que sufren “violencia en el hogar” son hombres. Prado cuestiona, en cambio, que se necesite igualar las ayudas que reciben las mujeres víctimas de violencia machista y los hombres agredidos en el ámbito doméstico, tal y como está dispuesto a hacer el PP para contentar a Vox. La dirigente popular subrayó que ya existe “una ley para ayudar a víctimas contra delitos violentos” y emplazó a “quien no conozca esto” a informarse antes.

El PP gallego se une así a otros dirigentes autonómicos que han marcado distancias con el acercamiento de Casado a la ultraderecha. Borja Sémper, portavoz del PP en Euskadi, llamó hace unos días a “alejarse de ese partido populista” y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, recomendó ser “más cuidadoso” con la violencia de género.

El PNV también ha levantado la voz este viernes contra el riesgo de “dar legitimidad a una auténtica derechona", dijo Aitor Esteban en alusión a Vox, porque se están poniendo en cuestión determinadas conquistas democráticas, como la ley de violencia de género. Aitor Esteban, portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso, advirtió del peligro de que el PP y Ciudadanos traten de “blanquear” a la formación de Santiago Abascal con el único fin de llegar a gobernar en Andalucía.

“Ya sabemos lo que representan Vox y Santiago Abascal, pero lo que es preocupante es que se le dé un marchamo de normalidad por parte de otros partidos. A eso el PP y Ciudadanos también están contribuyendo de una manera notable”, afirmó. Esteban opinó que con su acercamiento a Vox, los partidos de Casado y Rivera “han dejado huérfano el centro español de manera voluntaria y consciente”. Y criticó que el PP haya entrado al juego de Vox de cuestionar asuntos “intocables”, como la protección de las mujeres frente a la violencia machista: “¿Adónde nos va a llevar? Me parece un retroceso fundamental en términos de libertades y de igualdad”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información