Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz asegura que “evidentemente” se presentará a la investidura para presidir Andalucía

"Hemos ganado las elecciones, no voy a hacer un Rajoy o una Arrimadas", ha afirmado la dirigente en una entrevista en la cadena SER

En vídeo, Susana Díaz, presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, durante una entrevista con la SER este lunes. CADENA SER | Vídeo: Atlas

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha dicho en una entrevista con la cadena SER emitida este martes que "evidentemente" se presentará a la investidura para seguir en el cargo. "Hemos ganado las elecciones, no voy a hacer un [Mariano] Rajoy o una [Inés] Arrimadas", ha afirmado la dirigente. Rajoy ganó las elecciones generales de diciembre de 2015, pero no se presentó a la investidura porque no contaba con los votos suficientes para lograr la presidencia. Lo mismo hizo Arrimadas, que ganó los comicios autonómicos en Cataluña en diciembre de 2017, por delante de Junts per Catalunya y ERC, pero no se presentó a la investidura porque no contaba con suficientes apoyos.

Durante la entrevista, en la que Díaz ha hecho balance del año, la todavía presidenta en funciones ha insistido en que se presentará como candidata al pleno de investidura. "Me he presentado a unas elecciones para representar dignamente a los ciudadanos", y ha añadido: "Para que ese millón de ciudadanos que nos ha votado se sienta orgulloso", ha apuntado Díaz, que logró 33 escaños el pasado 2 de diciembre, el peor resultado de la historia del PSOE en esta comunidad, que desde el regreso de la democracia hasta ahora siempre ha estado gobernada por los socialistas —es la única región en la que no ha habido alternancia entre partidos en la presidencia—. Díaz bajó de 47 escaños a 33 en los comicios del pasado 2 de diciembre y logró aproximadamente un millón de votos, 400.000 menos que en 2015. Además, la derecha y la extrema derecha suman para formar un nuevo Ejecutivo que ponga fin a décadas de Gobiernos socialistas con los diputados del PP (26), Ciudadanos (21) y Vox (12), ya que la mayoría absoluta es de 55 escaños.

La presidenta en funciones ha añadido que para ella "no hay nada más importante que tener coherencia con los ciudadanos", con lo que ha citado que si no consigue gobernar será la portavoz de su partido en la oposición. "¿Qué les voy a decir [a los votantes], que si no gobierno me voy? Eso sería una falta de respeto", ha afirmado. Díaz ha restado importancia al acuerdo de gobierno alcanzado entre el PP y Ciudadanos, ya que necesitarían el apoyo de Vox, lo que ha calificado de posible acuerdo entre "las derechas más la extrema derecha", y ha apelado al líder de la formación naranja, Albert Rivera, a que se pronuncie sobre este hipotético acuerdo, ya que "Casado parece que lo tiene claro". "Planteé en el segundo debate electoral la pregunta de si estaban dispuestos a sumar sus votos a la extrema derecha, pero ya hoy nos estamos viendo en aquel escenario", ha explicado, y ha criticado que "Rivera ha querido representar la derecha moderada, y ahora tendrá que explicar en Europa si apoya a la derecha machista y xenófoba".

Este martes, precisamente, ha trascendido que el PP y Ciudadanos han cerrado por completo el acuerdo sobre el programa con el que quieren gobernar Andalucía la próxima legislatura. El pacto contempla 90 medidas, entre las que destaca un importante bloque de regeneración y transparencia y otro de carácter social, que busca atender en especial las reclamaciones que el sector sanitario andaluz había planteado a Díaz. Ambos partidos se han comprometido a equiparar salarialmente a los profesionales sanitarios y docentes de Andalucía con la media nacional y a implantar la educación gratuita de cero a tres años esta legislatura. Esta última era la propuesta estrella del PSOE para las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. 

Díaz ha asegurado que ha "tomado nota" de los 400.000 votos perdidos por su partido con respecto a las anteriores elecciones autonómicas: "[Esos votantes] deben saber que hemos captado el mensaje". Preguntada por si se siente respaldada por la dirección nacional de su partido, ha dicho: "[Me siento] respaldada por los militantes que nos dieron su voto, por el millón de andaluces, y de compañeros y compañeras de partido", y ha anunciado que no dejará el cargo porque ha ganado las elecciones.

La presidenta en funciones también se ha referido a sucesos recientes como el asesinato en Huelva de la joven profesora zamorana Laura Luelmo. Díaz se ha mostrado favorable a estudiar la posibilidad de endurecer las penas para los autores de este tipo de crímenes machistas. "Nunca hay que gobernar ni legislar en caliente, es el mayor daño que se le hace a la democracia, y los que estamos al frente de un Gobierno tenemos que tener la fortaleza, calma, serenidad y prudencia para no legislar en caliente", ha puntualizado.

En relación a la crisis migratoria que se vive en las costas andaluzas, Díaz ha pedido una solución desde la UE "porque primero fue la guerra en Siria, ahora la inmigración económica en el Mediterráneo, y es necesaria una exigencia a las instituciones europeas para que haya una respuesta colectiva y se mire al sur".

La presidenta en funciones también ha asegurado que el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña no pueden hablar "como un Gobierno de igual a igual". Y ha añadido sobre la posible aplicación del artículo 155: "Siempre que uno se salte el Estado de derecho, la Constitución está para protegernos". Para Díaz, la Generalitat "está echando un pulso a la Constitución y al Estado de derecho, y lo más duro que están quebrando es la convivencia entre ciudadanos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información