Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren dos niños al intentar llegar en patera a las costas españolas

Unos supervivientes relatan que fallecieron en la playa antes de subirse al bote, pero otros cuentan que habían muerto en el viaje y sus cadáveres fueron arrojados al mar

En vídeo, la llegada de los rescatados a Almería. Vídeo: EFE

Dos niños han muerto este domingo cuando pretendían cruzar el Mediterráneo para llegar a España. Lo iban a hacer en una patera en la que viajaban otras 69 personas que fueron auxiliadas por un pesquero marroquí en el mar de Alborán. Los supervivientes explicaron que se habían visto obligados a arrojar al agua los cadáveres de dos niños. Una segunda versión dada por algunos rescatados indica que murieron en la playa desde la que partía el viaje al incendiarse dos garrafas de gasolina.

La existencia de relatos diferentes es habitual entre las personas migrantes por su miedo a las autoridades españolas y las mafias. Salvamento Marítimo da por desaparecidos a los dos niños. La Guardia Civil y Policía Nacional no disponían ayer de más información.

El resto de personas migrantes rescatadas llegaron al puerto de Almería a bordo de la embarcación Guardamar Calíope pasadas las cinco de la tarde. En total eran 64 hombres y cinco mujeres, todos de origen subsahariano “y en buen estado de salud”, según fuentes de la Cruz Roja. El personal de la organización social les facilitó ropa y comida, así como una primera atención sanitaria. Y luego pasaron a disposición policial. Los migrantes pasarán la noche, y previsiblemente los próximos días, en el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) ubicado en el propio puerto almeriense.

El rescate comenzó a primera hora de la mañana, después de que el centro de Salvamento Marítimo en Almería recibiera varias llamadas por la salida de una patera desde la playa de Tcharrana, en Marruecos, a unos 20 kilómetros al norte de Melilla. El organismo de rescate movilizó sus recursos y, un poco más tarde, sobre las 10.30, un pesquero informó de que tenía a su costado a una patera semihundida. Según relataban en la llamada, había personas en el mar y quienes aún permanecía en la embarcación no cesaban de achicar agua.

La tripulación del pesquero comenzó entonces el rescate de las personas que se encontraban en el agua. Posteriormente alcanzó el lugar el avión Sasemar 101 de Salvamento Marítimo, que arrojó una balsa salvavidas para facilitar la tarea. Y minutos más tarde, ya cerca de las dos de la tarde, llegó a la zona la Guardamar Calíope, embarcación que rescató a las últimas personas que aún estaban en el mar y, posteriormente, embarcó a todos los migrantes que se encontraban en el pesquero.

Desaparecidos

Los supervivientes explicaron entonces que ellos eran todos los ocupantes de la patera, a excepción de dos niños que habían muerto en el trayecto y cuyos cadáveres fueron arrojados por la borda durante la madrugada. Aunque después, en una segunda versión, contaron que los menores habían fallecido antes de salir en la propia playa marroquí cuando explotaron dos garrafas de gasolina. Salvamento Marítimo los dio por desaparecidos, aunque la Guardamar Calíope siguió por la zona debido al aviso de una segunda patera. Posteriormente se confirmó que era la misma que ya se había rescatado, por lo que el bote volvió a puerto.

Durante el trayecto, una de las personas del agua comenzó a sentirse mal y cayó inconsciente. El equipo de rescate planteó desde el barco su posible evacuación, por lo que fue movilizado el helicóptero Helimer 2070. Sin embargo, su estado de salud mejoró poco a poco, por lo que finalmente no fue necesario su traslado por aire hasta la capital almeriense. A última hora de la tarde de ayer solo permanecía en el aire uno de los helicópteros de Salvamento Marítimo tras ser solicitados sus servicios por Marruecos.

Esta nueva tragedia se suma a la que el jueves dejaba 13 personas fallecidas y otras 12 desaparecidas en el mar de Alborán. Los supervivientes aseguraron que 11 de los fallecidos bebieron agua de mar, algo que, unido a la hipotermia, pudo ser la causa de las muertes. Según la Organización Internacional de las Migraciones, 769 personas migrantes han muerto durante 2018 intentando cruzar el Mediterráneo hasta España. En lo que va de año han llegado hasta las costas españolas algo más de 55.000 personas en patera.

55 personas rescatadas en Ceuta, Melilla y Murcia

Salvamento Marítimo trasladó ayer a otras 55 personas migrantes a distintos puertos de la geografía española. En la madrugada, 24 personas fueron rescatadas y llevadas hasta Ceuta y, más tarde, el organismo de rescate avistó dos pateras frente a las costas de Murcia con un total de 18 personas, que fueron llevadas por la Guardia Civil y el personal de salvamento hasta el puerto de Cartagena. Finalmente, otros 13 migrantes alcanzaron las Islas Chafarinas en una pequeña embarcación. Salvamento Marítimo las trasladó posteriormente a la ciudad autónoma de Melilla con la ayuda de un helicóptero de la Guardia Civil, que llevó a una mujer y su hijo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información