Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe VI reivindica el papel de su padre en la transformación de España

El Rey inaugura una exposición sobre los 40 años de diplomacia democrática

A la derecha del Rey, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Exteriores, Josep Borell. A su izquierda, los exministros Oreja, Westendorp. Moratinos y García-Margallo.
A la derecha del Rey, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, y el ministro de Exteriores, Josep Borell. A su izquierda, los exministros Oreja, Westendorp. Moratinos y García-Margallo. EFE

Felipe VI ha reivindicado este jueves el papel de su padre, Juan Carlos I, “testigo y partícipe directo [de la] profunda y determinante transformación de España” tras la recuperación de la democracia. También ha subrayado la tarea de su madre, la Reina Sofía, a la hora de “proyectar” la cooperación y solidaridad españolas en el resto del mundo.

El Rey ha pronunciado estas palabras en la inauguración de la exposición fotográfica “40 años de democracia española, una historia de éxito”, que se enmarca en los actos conmemorativos del cuadragésimo aniversario de la Constitución. Se da además la circunstancia de que Juan Carlos I ha sido objeto de duras críticas por su foto el pasado fin de semana en Abu Dabi con el príncipe saudí Mohamed Bin Salmán, sospechoso del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

En su discurso, el Rey ha asegurado que España es “hoy un país de referencia en múltiples ámbitos de la vida internacional” y “es percibida en el extranjero como un país serio, fiable, respetuoso del derecho internacional y comprometido con la causa de la paz” y la promoción de los derechos humanos.

Al acto han asistido, además del premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, el ministro de Asuntos Exteriores, José Borrell, y cinco de sus antecesores: Marcelino Oreja, Carlos Westendorp, Miguel Ángel Moratinos, José Manuel García-Margallo y Alfonso Dastis.

Borrell ha expresado su “profundo orgullo” por el hecho de que el Rey represente a España en foros internacionales (el sábado asistirá a la toma de posesión del nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador) y ha subrayado que fue la Constitución y la democracia lo que “derribó los Pirineos” y rompió el aislamiento de España.

El ministro ha criticado a quienes “desde la ignorancia” denostan el trabajo realizado en los últimos 40 años y se ha mostrado “razonablemente satisfecho” del lugar que ocupa España en la escena internacional, a pesar de que los 909 diplomáticos españoles “siguen siendo pocos” y de que las condiciones laborales del personal en el exterior “no están a la altura de su esfuerzo y dedicación”.

La exposición "40 años de diplomacia en democracia", en la Casa de América en Madrid, recorre los hitos más relevantes de la política exterior española en las últimas cuatro décadas y los personifica a través de 14 ciudadanos anónimos, desde cooperantes hasta empresarios, militares que han participado en misiones internacionales o hijos de exiliados. También incluye un ciclo de conferencias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información