Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren 15 personas en una patera frente a Nador

La Marina Real de Marruecos rescata una embarcación con 68 subsaharianos que llevaba cuatro días a la deriva

La Guardia Civil trasladaba el lunes el cuerpo de uno de los fallecidos del naufragio de una patera el 5 de noviembre en Caños de Meca (Cádiz).
La Guardia Civil trasladaba el lunes el cuerpo de uno de los fallecidos del naufragio de una patera el 5 de noviembre en Caños de Meca (Cádiz). EFE

La Marina Real de Marruecos rescató este sábado en aguas próximas a la ciudad norteña de Nador una embarcación con 68 emigrantes subsaharianos clandestinos. Entre los 68 había 15 cadáveres, según informaron fuentes militares en un sucinto comunicado a través de la agencia oficial MAP.

El responsable en Nador de la Asociación Nacional de Derechos Humanos de Marruecos (AMDH, por sus siglas en francés), Omar Raji, indicó a este diario que sus cifras, facilitadas por los familiares de los supervivientes, no coincidían con las de la Marina Real. "A mí me habían dicho que había 39 personas en la patera [mientras las cifras oficiales remiten a 53 vivos y 15 muertos]. Sobre el número de muertos no tengo datos. Lo que sí sé es que había dos mujeres embarazadas. La mayoría provenían de Guinea Conakri, de Camerún y de Costa de Marfil”, informó Raji.

El activista asegura que en lo que va de año han muerto 115 inmigrantes en las aguas de Nador. “Esos son los cadáveres que han llegado a nuestra morgue desde enero. Jamás habíamos visto algo semejante en Nador”. Raji señala que su asociación llevaba tres días pidiendo a la Marina Real que rescatase esa embarcación. “Finalmente, han podido hacerlo”. En su página de Facebook, la entidad ha publicado una foto de los rescatados que apenas podían mantenerse en pie. “Las políticas migratorias europeas y marroquíes matan. Hagamos todo lo posible para denunciar esta pasividad de las autoridades en el rescate de seres humanos en apuros”, ha denunciado.

La AMDH es la asociación humanitaria marroquí más combativa. Informa a menudo sobre migrantes desaparecidos en aguas del Estrecho. Las cifras que suele proporcionar a las agencias de información no suelen ser del agrado del Ministerio del Interior marroquíes, ya que las autoridades solo hablan de muertos cuando hay constancia del fallecimiento. O sea, cuando se encuentran los cadáveres.

Las 15 muertes de la patera que navegaba a la deriva en Nador no han sido las únicas que se ha cobrado el Estrecho en los últimos días. Este jueves, Salvamento Marítimo rescató el cadáver de una mujer embarazada que se sumó a la desaparición de otras 13 personas. A la playa del Palmar, en el municipio gaditano de Vejer de la frontera, llegó el pasado lunes un guineano de 17 años que temblaba de frío cuando lo socorrieron varios vecinos. Según relató el joven había partido desde de Marruecos en una toy, una lancha hinchable de juguete con un solo remo en la que viajaba nueve personas. El adolescente contó que el resto de compañeros de viaje murieron de hambre y sed tras siete días en el mar.

Los esfuerzos que ha hecho la Unión Europea, con Italia a la cabeza, por cerrar la ruta de Libia para la emigración clandestina ha llevado a decenas de miles de migrantes a escoger, ya desde sus países de origen, las costas de Argelia y, sobre todo, de Marruecos. Hasta el pasado 14 de noviembre habían llegado a España, por tierra y por mar, 55.949 inmigrantes, según datos del Ministerio del Interior. Más del 90% procedían de Marruecos, lo que supone un incremento del 142% respecto al mismo periodo del año anterior.

Los migrantes son en su mayoría subsaharianos, pero el colectivo marroquí es cada vez más numeroso. En concreto, hasta el pasado octubre llegaron 6.433 marroquíes. La mitad de ellos fueron devueltos a Marruecos, en función del acuerdo existente entre los dos países. No obstante, hace varias semanas Marruecos redujo el número de devoluciones diarias, que han pasado de 25 a 10, sin que medie ninguna explicación pública.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó la pasada semana al jefe de Gobierno marroquí, Saadedín el Otmani, y al rey Mohamed VI. Sánchez reclamó a El Otmani que para el año próximo se reduzca el número de llegadas de inmigrantes irregulares a España, con el fin de enviar "un mensaje contundente a las mafias".  Ambos Gobiernos acordaron reforzar la política de retorno, pero sin ofrecer cifras concretas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información