Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el supuesto patrón de una patera en la que fallecieron 23 personas

La Policía Nacional le ha arrestado en Almería basándose en los testimonios de los supervivientes, que pagaron 1.500 euros por la travesía desde Nador

Madrid / Sevilla
Una de las embarcaciones de Salvamento Marítimo entrando en el puerto de Almería. En vídeo, 17 personas pierden la vida cuando trataban de alcanzar las costas españolas.

El pasado 12 de octubre los buques de Salvamento Marítimo en Almería acudieron al rescate de una embarcación neumática "sin ningún tipo de matrícula, en muy mal estado de conservación, que medía cinco metros de eslora y dos de manga, propulsada únicamente por un motor de 15 CV". Rescataron a 36 personas y tres cadáveres, pero supuestamente viajaban 59. Todos de origen subsahariano.

La Policía Nacional ha detenido ahora a un joven gambiano de 24 años que responde a las iniciales de S.M. y que presuntamente patroneó esa embarcación desde la costa de Nador. Está acusado de 20 homicidios imprudentes, las mismas personas que —de acuerdo con los testimonios de los supervivientes— murieron ahogadas. Presuntamente gobernó la patera desde la costa de Marruecos hasta el lugar donde fueron rescatados en altamar, a 56 millas náuticas al sur de Almería, según informó este lunes la Comisaría de Almería en una nota.

Cada uno de los ocupantes de la embarcación pagó 1.500 euros por la travesía, según los investigadores. Una vez a salvo, y tras recibir asistencia por parte de agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad Documental (UCRIF) de Almería, se abrió una investigación para identificar a los responsables de la embarcación que, en la mayoría de los casos, "son miembros de redes organizadas que hacen de la introducción ilegal de inmigrantes por el mar Mediterráneo su modus vivendi".

El autor ha sido arrestado y permanecerá en España hasta que sea juzgado. Fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número cinco de Almería en funciones de guardia como presunto autor de 20 delitos de homicidio imprudente y un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. El juez ya ha decretado su ingreso en prisión.

El patrón se hizo pasar por inmigrante

Esta detención entra dentro de las nuevas pesquisas policiales en materia migratoria. Un grupo de agentes, que trabaja en coordinación con las autoridades marroquíes, analiza cada una de las llegadas de pateras a territorio español (1.775 en lo que va de año, casi el triple que el año pasado) y trata de localizar a la organización u organizaciones que están detrás de esas temerarias travesías.

Las indagaciones realizadas, así como las entrevistas efectuadas a los viajeros supervivientes de la patera, permitieron a los agentes identificar al ahora arrestado, S.M, de 24 años, como el organizador del viaje. Después de recibir el pago del trayecto, fue el único encargado de los sistemas de orientación y navegación de la embarcación. Al igual que pudieron determinar que la patera había salido desde la costa de Nador. Según sus testimonios, "durante la travesía, la embarcación se pinchó y el motor se detuvo por avería, quedando a la deriva".

La Policía Nacional asegura que fue el detenido quien ordenó a todos los ocupantes que se agarraran a las cuerdas del bote mientras realizaba una llamada de auxilio a Salvamento Marítimo.

En cuanto se rescató la patera, los agentes de la Policía Nacional y del Frontex procedieron a interrogar a los tripulantes que quedaron vivos, entre ellos el propio paterista, que se hizo pasar por un migrante más, como es habitual en estos casos. Tras un proceso arduo y delicado en el que la policía se entrevistó de manera individual y varias veces con cada uno ellos, confirmaron la identidad del piloto de la patera. A todos se les ofreció la calidad de testigos protegidos para que pudieran declarar con la tranquilidad de que no iban a sufrir represalias.

Muchos subsaharianos tienen conocimientos de navegación y están capacitados para pilotar una embarcación. En ocasiones, las mafias se aprovechan de ello y eligen a uno de los migrantes para que se encargue de dirigir la travesía por el Estrecho hasta las costas españolas a cambio de no cobrarles el pasaje. Se convierten, por tanto, en pateristas de manera puntual, explican fuentes de la investigación. Eso constituye un delito, pero muchos no son conscientes.

No es el caso del actual detenido que era conocedor de lo que ocurría y colaboraba con la mafia que organizaba las travesías. “Prueba de ello es que era el único que tenía una brújula en su poder; en el momento en que vio el peligro, pidió al resto que se agarraran a las cuerdas del bote y fue el que llamó a Salvamento Marítimo”, afirman las mismas fuentes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información