Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatados 2.163 migrantes en tres días en las costas andaluzas y baleares

La cifra de personas llegadas por vía marítima a España ya supera a Italia

Llegada al puerto de Almería de los 47 hombres y 10 mujeres que han sido rescatados hoy por Salvamento Marítimo de una patera localizada en el mar de Alborán.
Llegada al puerto de Almería de los 47 hombres y 10 mujeres que han sido rescatados hoy por Salvamento Marítimo de una patera localizada en el mar de Alborán. EFE

Tres días frenéticos de rescates en la Frontera Sur. Ese es el balance que dejan los 2.163 migrantes recién llegados a las costas andaluzas, ceutíes y baleares desde el pasado sábado. La intensa actividad registrada en Cádiz, Málaga, Granada y Almería ha puesto especialmente a prueba a los servicios de rescate de Salvamento Marítimo en el Estrecho de Gibraltar y Mar de Alborán ha vuelto tener incidencia en la primera atención dada en tierra en estas provincias.

No han sido fáciles las últimas horas vividas en el mar en la zona del Estrecho de Gibraltar. Desde las 9 de la noche de este domingo y hasta la mañana de este lunes ya han llegado 639 personas a las costas gaditanas, a los que se suman nueve a Ceuta. Entre ellas, se encuentran los 52 inmigrantes que han llegado por sus propios medios a las costas de Chiclana de la Frontera, un punto menos habitual de pateras. Viajaban a bordo de dos pateras y han llegado a las inmediaciones del islote del castillo de Sancti Petri, donde han sido atendidos por Cruz Roja y Guardia Civil.

Además, durante la mañana de este lunes, los barcos de Salvamento en el Estrecho han rescatado hasta 357 personas que iban en ocho embarcaciones. Pocas horas antes, con la caída de la noche de este domingo, Salvamento Marítimo rescató hasta a 230 personas que viajaban a bordo de cinco pateras y fueron desembarcadas en Algeciras al alba de este lunes.

Mientras, en el Mar de Alborán, Salvamento Marítimo se ha afanado en rescatar a 303 personas que viajaban a bordo de seis embarcaciones. Medio centenar de ellas han sido rescatadas por el ferry Volcán de Tauce, que hace la travesía Melilla-Motril. Salvamento Marítimo fue avisado durante la mañana del lunes de la existencia de una patera con 50 personas a bordo en muy mal estado, “semihundida” según Miguel Zea, responsable de Salvamento Marítimo en Almería. Además, una patera con 31 inmigrantes ha sido auxiliada cerca de la isla balear de Formentera.

Los rescatados en el Estrecho y Mar de Alborán se suman a los 1.181 migrantes auxiliados de 30 pateras a lo largo del fin de semana. De ellas, 874 personas han llegado a los puertos de Málaga, Almería y Motril y otras 307 en el Estrecho. Zea ha reconocido que “ya no existen meses buenos o malos de salida, lo que hay son las ventanas de oportunidad que ofrece el buen tiempo, da igual el mes del año que sea”.

Eso, añadido a la complicación de las rutas orientales de Libia y Grecia y a la postura antiimigración de Italia, ha convertido la línea desde cabo Zendoya o sus cercanías, en Marruecos, hasta el sur de España “en la más segura en este momento”, detalla Zea. Según el responsable de Salvamento en Almería, el mar se encuentra en un momento relativamente bueno para la navegación, aunque los vientos cambiantes pueden variar esta tendencia con rapidez.

En lo que va de año, 43.371 migrantes indocumentados llegaron a España, 38.452 de ellos por mar, según las últimas cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), muy por encima de la cifra de todo el año pasado (28.707). Las cifras son similares a las que maneja Cruz Roja que ya ha atendido a 21.000 migrantes en Almería, Motril y Málaga y a 17.000 en Cádiz. El número de los recién llegados a la provincia gaditana ya suponen más del doble de todos los auxiliados en 2017, cuando la organización atendió a 6.500 personas.

Este incremento constante ya llevó al Gobierno a establecer o reforzar su red de recepción y acogida en Cádiz, Motril o Almería, dada la saturación que se estaba viviendo en comisarías y pabellones deportivos que se tuvieron que habilitar. Por su parte, en la provincia de Málaga el Gobierno ya ha anunciado su interés de crear un Centro de Atención temporal de Extranjeros como el que se abrió en agosto en Cádiz. Sin embargo, aún no hay plazo de apertura y, de momento, la Subdelegación ha solicitado al Ayuntamiento malagueño la cesión de los terrenos del recinto ferial para dar una respuesta provisional.

Fue en agosto cuando el Ministerio del Interior puso en marcha el CATE en unas instalaciones portuarias en la bahía de Algeciras, en Campamento (San Roque). Desde entonces, ya lleva atendidas a 4.276 personas, según datos de la Subdelegación del Gobierno sin contar este pasado fin de semana. En estas instalaciones, los inmigrantes son privados de libertad y reseñados en un plazo máximo de 72 horas. Eso ha motivado airadas críticas de los sindicatos policiales -que denuncian la falta de medidas higiénicas ante enfermedades contagiosas- y de entidades humanitarias como la Asociación Pro Derechos Humanos (APDHA) -que critica su funcionamiento “a modo de cárcel”.

Además, el Ministerio de Trabajo y Migraciones completó la red de atención en Cádiz con la en marcha de un centro de acogida en el colegio Campano, en Chiclana de la Frontera, gestionado por Cruz Roja. Allí son derivados los inmigrantes, una vez son reseñados en el CATE de San Roque. De momento, este centro mantiene su capacidad de atención y el pasado viernes acogía a 200 persona, antes de continuar su periplo migratorio a otros puntos de España y Europa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información