Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Tesoro geológico de 60 millones de años, escenario de ‘Juego de Tronos’ y vertedero de basura y plástico

Un vídeo de un surfista muestra la gran cantidad de residuos acumulados en el 'flysh' de Zumaia (Gipuzkoa)

Una captura del vídeo publicado por Oier Bartolomé.
Una captura del vídeo publicado por Oier Bartolomé.

Zumaia (Gipuzkoa) atesora uno de las maravillas geológicas del mundo, una formación rocosa que se extiende por toda su costa, declarada como biotopo protegido, y recogida por la Unesco en su catálogo de puntos geológicos de interés mundial. Es el conocido como flysh, un paraje natural que se extiende a lo largo de 13 kilómetros de imponentes acantilados cuyas rocas encierran información sobre los cambios que se han dado en la Tierra durante los últimos 60 millones de años. La belleza de este entorno ha quedado deslucida ahora a raíz de un vídeo de denuncia publicado en las redes sociales por el surfista Oier Bartolomé, en el que se aprecia la aparición de una gran cantidad de plásticos y basura que ha quedado depositada en las rocas arrastrada por las mareas.

El flysh de Zumaia ha sido decorado de la exitosa película Ocho apellidos vascos y también fue uno de los exteriores elegido por Juego de Tronos para su séptima temporada. La belleza incomparable de ese escenario se ha visto empañada por unas imágenes tan impactantes como alarmantes. Bartolomé recorre con una cámara las rocas que peinan el mar Cantábrico y muestra ingentes cantidades de residuos, plásticos que las olas han devuelto a la orilla, abundante basura que se ha ido acumulando en el geoparque. "Mirad qué entorno tan bonito", dice el surfista con ironía.

El vídeo se ha hecho viral y tenido miles de visualizaciones, y ha causado una tormenta de reacciones. "Esta es la mejor demostración de que debemos tomar conciencia del problema del medio ambiente", asegura una responsable del geoparque. "Deberíamos llevarnos las manos a la cabeza y ser conscientes de que todo lo que ensuciamos no desaparece", añade.

La Diputación de Gipuzkoa ha lamentado "profundamente" la situación que presenta el flysh y considera que "la contaminación de los mares es un problema global, pero por desgracia no es ajena a Gipuzkoa", por lo que es necesario "trabajar desde lo local con iniciativas concretas" para reducir la contaminación de los mares. La dirección de Medio Ambiente y Turismo de la institución foral recuerda que  trabaja desde 2016 en el proyecto Life Lema, junto con Azti y Surfrider, dedicado a la limpieza de los mares y la concienciación ciudadana. Se trata de un proyecto piloto cofinanciado por la Comunidad Europea que proporcionará una guía metodológica a las autoridades locales para la gestión eficaz de las basuras marinas flotantes.

La rasa mareal que se extiende desde Zumaia y Deba, y representa el límite de transición entre los períodos Selandiense y Thanetiense, es uno de los principales atractivos turísticos del País Vasco. El vídeo de Bartolomé ha supuesto un aldabonazo que alerta de la contaminación que sufre la costa. "Siempre que venimos a surfear solemos retirar la basura que solemos encontrar, pero esta vez era una barbaridad la cantidad de plásticos que había en el flysh", explica el surfista eibarrés.

La dirección del Geoparque de la Costa Vasca (esta es su denominación oficial) asegura que está "muy preocupada por la situación cada vez más crítica que presenta la costa vasca. El mar acaba de darnos una nueva lección: el daño que nosotros le hacemos nos lo devuelve con la misma moneda. Por lo que respecta al Geoparque, vamos a seguir impulsando campañas de limpieza".

El pasado verano, en una proporción menor, otro de los iconos turísticos vascos, San Juan de Gaztelugatxe, también escenario de Juego de Tronos, se vio afectada por una llegada inusual de basura. Grupos de voluntarios formaron brigadas de limpieza que lograron retirar 700 kilos de residuos en un solo día de este precioso enclave de Bermeo (Bizkaia).

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información