Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno recurrirá al Constitucional la reprobación del Parlament al Rey como “respuesta política”

Carmen Calvo anuncia que el Consejo de Ministros aprobará el viernes la iniciativa

La vicepresidenta Carmen Calvo, esta semana en un acto. GTRES / VÍDEO: EP

El Gobierno asume la iniciativa tras la reprobación del Parlament al rey Felipe VI. La vicepresidenta Carmen Calvo ha anunciado este martes que, el próximo viernes, el Consejo de Ministros dará luz verde a la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la resolución aprobada la semana pasada por la Cámara catalana, impulsada por En Comú Podem, en la que también se reclamaba el fin de la Monarquía. "Un Parlamento autonómico no puede intentar trazar la forma de Estado de este país", ha afirmado la número dos del Ejecutivo.

"Esto no tiene ningún sentido desde el punto de vista jurídico, pero sí tiene que tener una respuesta política". Así ha avanzado este martes Carmen Calvo, en los pasillos del Congreso, la réplica que prepara el Gobierno al texto de reprobación de Felipe VI en la Cámara catalana. Una iniciativa que empezará a cuajarse en el Consejo de Ministros del próximo viernes, cuando se dé trámite a una impugnación ante el Tribunal Constitucional (TC) y se pida el correspondiente informe al Consejo de Estado, según explica el Ejecutivo, que ha dudado mucho en los últimos días sobre si actuar. En La Moncloa no tienen todas consigo de que los magistrados vayan a darles la razón y, además, se encuentran inmersos en la estrategia de rebajar la tensión con los líderes independentistas.

Aun así, a punto de arrancar la campaña electoral en Andalucía y solo un día después de que el PP presentase el lunes una moción en el Senado para pedir que el Gobierno impugnase ante el Constitucional la reprobación del Rey, el Ejecutivo trata también de dar un paso al frente con esta iniciativa y sacudirse la presión del principal partido de la oposición. De hecho, Calvo ha remarcado este martes el carácter de la medida como "respuesta política". Unas palabras que, rápidamente, han encontrado respuesta de Quim Torra, presidente de la Generalitat. "Es de una lógica remarcable. Como quieres una respuesta política, la llevas a un tribunal. Y así todo, básicamente", ha afirmado el dirigente independentista con ironía, solo unos minutos después del anuncio de la socialista.

Aunque la vicepresidenta ha encontrado el respaldo de Meritxell Batet, ministra de Política Territorial: "Políticamente, no fue un acierto presentar ni votar esa resolución [en el Parlament]. Es bueno que se respete a la jefatura del Estado, por el papel que tiene reconocido en la Constitución y por respeto a nuestro entramado constitucional. Jurídicamente se ha anunciado que este viernes vamos a pedir el informe al Consejo de Estado para presentar esa impugnación".

El Gobierno ya advirtió la pasada semana, apenas unas horas después de que el Parlament reprobara a Felipe VI, de que adoptaría "las medidas legales a su alcance" para actuar contra la resolución de la Cámara catalana. Tomaría la iniciativa en defensa de la "legalidad, la Constitución y las instituciones del Estado", según subrayó el Ejecutivo, que insistió en que la figura del jefe del Estado debía quedar fuera del debate partidista. "¿Ahora resulta que los Parlamentos no pueden reprobar (un concepto político) al Monarca?", criticó entonces Alberto Garzón, de Unidos Podemos, que calificó de "incomprensible y errónea" la actuación del Gobierno.

"No entiendo mucho el recurso. En democracia es legítimo decir que se pueda abolir la monarquía. Al paso que vamos, a lo mejor acabamos en la cárcel por pedirlo", ha dicho este martes Pablo Iglesias. "Es poner puertas al campo y coartar la libertad de expresión de un Parlament soberano. Nosotros estamos orgullosos de lo que aprobó el Parlament, respecto a la reprobación del jefe del Estado por su actitud nefasta sobre el 1-O", ha añadido Joan Tardà, portavoz de ERC en el Congreso. "Si creen que tienen que acudir al Constitucional, que acudan. Pero la libertad de expresión y de una Cámara es intocable y sagrada", ha apostillado el diputado secesionista.

De obtener el viernes el visto bueno del Consejo de Ministros, esta sería la segunda vez que el Gobierno de Pedro Sánchez recurre ante el Constitucional una moción del Parlament, después de hacerlo en julio, cuando tomó la decisión frente a una resolución que ratificaba los "objetivos políticos" del 9-N y abría el camino para retomar la vía unilateral hacia la independencia.

El texto del Parlament condena a Felipe VI por su posición tras el referéndum del 1 de octubre y pide abolir la Monarquía por ser una institución "caduca y antidemocrática". La resolución se votó a instancias de En Comú Podem, el partido de Ada Colau, y salió adelante con 69 votos —61 votos del bloque independentista y los ocho de los comunes—y 57 en contra, de los partidos constitucionalistas. Los cuatro diputados de la CUP se abstuvieron.

Con información de Carlos E. Cué, Ana Marcos, Javier Casqueiro y José Marcos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >