Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hasta dos meses de espera para tramitar el DNI

El próximo turno en las oficinas más saturadas, como la de Burjassot (Valencia), es en la segunda semana de octubre

Varias personas hacen cola para tramitar el DNI y el pasaporte en Barcelona, en una foto de archivo.
Varias personas hacen cola para tramitar el DNI y el pasaporte en Barcelona, en una foto de archivo.

"Tome asiento y en breve será atendido", promete un papel pegado en la oficina del Cuerpo Nacional de Policía en Getafe, donde se tramitan los documentos nacionales de identidad y los pasaportes en ese municipio de la Comunidad de Madrid. La espera se ha prolongado durante una hora y media para María Santos, una ecuatoriana de 41 años que quiere tramitar el DNI de su hijo. Santos ha acudido sin cita previa porque el próximo turno disponible, según la página web del Ministerio del Interior, es para el 21 de septiembre y necesita solucionarlo antes. Es una de las oficinas más congestionadas de Madrid, aunque la espera es mayor en otras, como la de Burjassot (Valencia), donde este jueves solo hay turnos disponibles a partir del 10 de octubre, o L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde el próximo turno es el 5 de octubre.

Sentada en el borde de su silla, Santos, que prefiere no decir su verdadero nombre, espera a que la llamen. No hay números que organicen los turnos y una empleada intenta ordenarlos. "Cuando diga siguiente, le toca a usted. Ah, no, a usted", explica la mujer. "Esto es un cachondeo", se impacienta un señor. Llaman a Santos, que apresura el paso. Es la cuarta vez que acude y finalmente consigue que le den una cita para los primeros días de septiembre aunque en la página web los turnos disponibles empiezan después del verano.

Esta situación se repite en un centenar de las 260 oficinas de España desde junio, según denuncia el sindicato Comisiones Obreras (CC OO). Especialmente, aclara, para renovar el DNI. "Es una situación cíclica y por tanto previsible, que se repite cada año al coincidir el descanso del personal con un incremento de la demanda durante el período de verano", afirma Fernando García, secretario general de CC OO en el Ministerio del Interior. En febrero de 2017, las oficinas del Cuerpo Nacional de Policía sufrieron saturaciones similares, con plazos de hasta dos meses para sacar o renovar el DNI; en algunas dependencias, ni siquiera era posible obtener cita previa.

De las 30 oficinas que funcionan en Barcelona, por ejemplo, la disponibilidad es baja en nueve y media en una veintena; de las 14 en Alicante, la disponibilidad es baja en cuatro y media en ocho. Aunque las unidades más saturadas se concentran en la provincia de Barcelona, en Comunidad Valenciana y Andalucía, CC OO denuncia que el listado de dependencias "colapsadas" incluye 12 oficinas en Galicia, diez en la Comunidad de Madrid, seis en el País Vasco, cinco en Castilla y León, cuatro en Extremadura y Murcia, dos en Asturias, Navarra, La Rioja o Toledo. La Policía Nacional no ha contestado a las preguntas de este periódico sobre este tema.

"Nos parece razonable que los tiempos de espera sean de entre 15 o 20 días en época de vacaciones. Pero ahora son de entre 45 y 60", asegura el representante sindical. Para García, las unidades necesitan más empleados y la solución es "cubrir las más de 1.200 vacantes que hay". "Los [trabajadores] que actualmente prestan servicio llevan tres años soportando una ingente carga de trabajo, la presión de los mandos policiales y el enfado, lógico en algunos casos, de la ciudadanía", critica García.

Claudio Gómez, empleado en una oficina en la Comunidad Valenciana, asegura por teléfono que en épocas especiales, como Navidad, Semana Santa o el verano, trabaja presionado: "Los jefes nos piden que estemos más horas, que no salgamos a desayunar, que no nos tomemos las vacaciones en esos periodos". Gómez, que prefiere resguardar su identidad, explica que por las mañanas, en su oficina, se crean colas de unas 15 personas que acuden sin cita previa para intentar hacer los trámites: "Priorizamos a los que tienen una necesidad urgente". "Estamos haciendo los DNI con mucha prisa", se queja y añade: "Actualmente, no le estamos prestando la suficiente atención. Es un documento muy importante y es muy grave que cometamos un error".

Más información