Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera ola de calor del verano, a partir del martes

La Aemet avanza que durará hasta el domingo y solo se salvará Canarias y una pequeña parte del extremo norte peninsular

Una turista en Sevilla se protege del sol con un paraguas.rn
Una turista en Sevilla se protege del sol con un paraguas.

Agosto traerá a España la primera ola de calor de un verano que está resultando fresco en comparación con años anteriores y en contraste con las altas temperaturas registradas en el centro y el norte de Europa. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha alertado este viernes de la posible llegada del primer episodio de calor intenso y generalizado a partir del próximo martes día 31, con temperaturas máximas superiores a los 36 grados en gran parte del país y a los 40 en la mitad sur. 

Calor no es lo mismo que ola de calor. Para que se alcance el umbral de ola, cuya definición varía según los países, en España tienen que producirse tres condiciones, según explica el meteorólogo de la Aemet Rubén del Campo: que se registren "temperaturas extremas entre el 5% de las más cálidas de julio y agosto, que afecte al 10% de las estaciones del país y que dure al menos tres días". Es decir, calor con una determinada intensidad, extensión y duración.

"¿Habrá ola de calor la segunda parte de la semana que viene?. Probablemente sí, aunque es pronto para saberlo", subraya Del Campo en un vídeo publicado en la cuenta de Twitter de la Aemet. En los próximos días, según explica en la grabación, se va a registrar un ascenso térmico, con temperaturas en general "bastante altas". En concreto, el próximo jueves y viernes los valores van a ser superiores a 36 en general y a 40 en bastantes áreas, especialmente en zonas bajas de la mitad sur y zonas del Valle del Ebro. Los valores serán cercanos a los 38 en buena parte de la meseta norte y zonas cercanas. El calor no dará tregua tampoco de noche. En gran parte de España las temperaturas mínimas no bajarán de los 20 grados, por lo que se producirá un fenómeno que se conoce por el nombre de noches tropicales. 

Si los modelos de predicción se cumplen, la ola comenzará el martes por el suroeste peninsular, se extenderá los días sucesivos al resto de zonas y durará al menos hasta el domingo. Las comunidades más afectadas serán Extremadura, Castilla La-Mancha, Andalucía, Madrid, todo el área del Levante, el valle del Ebro e Islas Baleares, ha detallado Del Campo a Efe. De esta posible ola de calor se salvará el archipiélago canario y una pequeña parte del extremo norte peninsular. En las Baleares, que también se verán afectadas por esta ola, se registrarán entre 34-36 grados, sobre todo en Mallorca.

Esta situación se producirá como consecuencia de la suma de dos factores: una estabilización muy grande de la atmósfera, que provocará que no haya corrientes de aire que disipen el intenso calor, y por la entrada de una masa de aire procedente del continente africano, también muy cálida.

En su predicción estacional, hecha el 22 de junio, la Aemet ya apuntaba a un verano menos caluroso que los últimos cuatro y señalaba que no había olas de calor a la vista, lo que habría sido un hecho excepcional si se miran los últimos años. Según recoge el estudio sobre este fenómeno de la Aemet, desde 1975 solo ha habido 10 veranos sin olas de calor, los últimos en 2014, 2010, 2002 y 2000. Desde 1975, se han registrado un total de 56 en Península y Baleares y 37 en Canarias. El año pasado fue el que más olas de calor hubo, hasta cinco, seguido de 1991 y 2016 con cuatro, según el documento, que subraya que la "más importante" de las registradas en Península y Baleares se produjo en 2015 y duró 26 días.

Más información