Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

El castillo-cementerio de un pueblo de Soria que amenaza con derrumbarse

Uno de los muros de la fortaleza del siglo IX, de la localidad de Vozmediano, de 37 habitantes, se desplomó a finales de junio

Castillo de Vozmediano tras el derrumbe.
Castillo de Vozmediano tras el derrumbe.

Dominando la localidad de 37 habitantes de Vozmediano, en Soria, se alza una fortaleza del siglo IX que alberga en su interior un cementerio municipal. Pero los más de 200 difuntos que descansan en su interior corren el riesgo de caer sobre los vivos. El 28 de junio los vecinos fueron alertados tras el desplome de una de las murallas de 10 metros de largo y unos 5 de alto de la fachada oeste.

Aspecto de una grieta del castillo.
Aspecto de una grieta del castillo.

Pese a que no hubo mayores incidentes, tanto expertos como el alcalde del pueblo han avisado del peligro que supone para sus habitantes que el castillo se mantenga en estas condiciones. De acuerdo con el arquitecto Alfonso Muñoz, de la asociación en defensa y promoción del patrimonio cultural y natural Hispania Nostra, cavar fosas debilita la cimentación del monumento histórico. "Si hacen excavaciones junto a la cimentación de la muralla, eso puede debilitarla", asegura. El Ayuntamiento, propietario del castillo, sigue a la espera del informe de los técnicos de Cultura de la Delegación Territorial de Soria con los detalles de los daños y el coste que supondrá su reparación.

Castillo de Vozmediano tras el derrumbe.
Castillo de Vozmediano tras el derrumbe.

La muralla medieval, la torre árabe y el recinto exterior romano del castillo, que se erigen sobre grandes peñascos en este municipio en la frontera con Aragón, han sobrevivido cerca de 13 siglos a numerosas disputas. Aunque las primeras noticias documentadas datan del siglo XII, se sabe que fue objeto de un sinfín de peleas entre los reinos castellano y aragonés. En 1429 llegó a la fortaleza el militar y poeta Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana, como capitán frontero de las tropas castellanas, con la orden de defender desde Ágreda la frontera amenazada por Aragón y Navarra. Fue en este castillo donde se inspiró para escribir algunas de sus famosas serranillas.

El cementerio que alberga en su interior ha ido creciendo mientras que el castillo ha ido deteriorándose. Desde hace cinco años forma parte de la lista roja de Hispania Nostra, por el estado de deterioro en el que se encuentra, y los daños estructurales que presenta. La asociación ha alertado de que una de las torres se encuentra amenazada por una enorme grieta que puede producir su hundimiento en cualquier momento y que muchas de las piedras de la muralla corren el riesgo de caerse. Aquella mañana en que uno de los muros se vino abajo las piedras taparon una calle y algunas cayeron dentro de una vivienda que estaba deshabitada. 

El alcalde socialista Juan Carlos Rodrigo, teme que el derrumbe de una zona del castillo, próxima a las viviendas, afecte directamente a los vecinos. Minutos antes del incidente del pasado jueves habían estado por la zona unos trabajadores, según el alcalde, y de haber sido alcanzados por las rocas hubiera ocurrido "una desgracia", asegura. Cuándo puede suceder esto, es una incógnita. "No se sabe si esto va a caer dentro de 10 años o dentro de días", añade el alcalde de la localidad ubicada a 60 kilómetros de Soria.

Aspecto de una muralla del castillo.
Aspecto de una muralla del castillo.

La batalla por reformar el castillo, considerado Bien de Interés Cultural, lleva tiempo librándose. En los 15 años que el Ayuntamiento lleva denunciando el mal estado del inmueble y exigiendo que se restaure pocas cosas se han logrado. "Se ha exigido muchas veces que se hagan reformas pero solo hace un año hicimos una pequeña", ha asegurado el alcalde. Los trabajos realizados entonces, que tuvieron un coste de 23.000 euros, se limitaron a obras de consolidación en la cubierta de la torre del castillo. En 2015, Rodrigo propuso en el Senado que se destinara presupuesto para hacerle arreglos pero el Partido Popular votó en contra. La alcaldesa anterior, Belén Ruiz, había alertado de la amenaza de desprendimiento sobre los vecinos y había pedido al subdelegado del Gobierno de Soria una ayuda del 1% cultural sin obtener ninguna respuesta.

Otras voces consideran que el problema no es tan grave y que es de fácil y rápida solución. "No se esperan más desprendimientos y tanto el desescombro como la futura consolidación serán inmediatos", es la opinión preliminar de los técnicos de la Delegación Territorial de Soria que han estado pendientes del problema. José Javier Hernández, quien fue alcalde de la localidad durante 16 años, y actual propietario del Bar Moncayo, asegura que las grietas no se habían notado antes y achaca a las fuertes lluvias el desprendimiento del muro pero considera urgente arreglarlo para evitar más desgajamientos. "Esto hay que arreglarlo rápidamente", sentencia.

Síguenos en Twitter y en Flipboard