Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El guardia civil de La Manada, citado a declarar el día 5 por su pasaporte

La Policía Nacional de Sevilla remite la información sobre lo que pasó el lunes en la Oficina de DNI a la que acudió Guerrero

Antonio Manuel Guerrero, a su llegada el pasado día 25 a los juzgados de Sevilla.

La sección segunda Audiencia Provincial de Navarra, que juzgó a La Manada, ha citado para el próximo jueves 5 de julio al guardia civil Antonio Manuel Guerrero, condenado por esa causa, para que explique lo sucedido el pasado lunes cuando acudió a la oficina de la Policía Nacional de Tablada para solicitar un pasaporte. La petición tiene lugar un día después de que la Fiscalía reclamara el reingreso en prisión del joven por entender que existía riesgo de fuga por el  "intento de quebrantamiento de la medida expresamente acordada en el auto de que no podía obtener un nuevo pasaporte en el futuro".

Jesús Pérez, el abogado del guardia civil, ha confirmado a este diario que aún no han recibido la notificación de la citación y que, en el caso de que se confirmara, no sabe si su defendido podrá ser autorizado a declarar por videoconferencia desde los juzgados de Sevilla o deberá desplazarse hasta Pamplona.

La misma Audiencia Provincial había requerido un día antes al jefe superior de Policía Nacional de Andalucía Occidental y a la oficina de pasaporte y DNI de Tablada (Sevilla) que le informe "de inmediato" sobre la presencia del guardia civil, en esas dependencias. Fue precisamente la propia Policía la que informó el jueves vía Twitter de que Guerrero había intentado hacerse con un pasaporte.

En esa providencia, los magistrados preguntan a la policía si el condenado compareció en la oficina de pasaportes y DNI de Tablada, qué día y a qué hora, si tenía cita previa y, de ser así, quién la solicitó y qué día. También pide que se identifique a los funcionarios de la Policía que le atendieron, los términos en que se desarrolló la conversación y si Guerrero exhibió el auto de la Audiencia en el que se le imponía la obligación de entregar el pasaporte, así como las razones por las que "dicha comparecencia no fue puesta de inmediato en conocimiento de este tribunal". Asimimo, la sala pide a la oficina de Tablada que le informe de los detalles solicitados a la policía y sobre si la comparecencia de Guerrero en la oficina se puso o no en conocimiento de sus superiores, en qué momento, "si fue el mismo día o con posterioridad". De todas estas peticiones ha dado cuenta ya a la Audiencia la Policía Nacional.

Guerrero es uno de los cinco condenados a nueve años de prisión por abuso sexual con prevalimiento cometido en los Sanfermines de 2016. La semana pasada la Audiencia de Navarra decretó la libertad provisional de los cinco condenados bajo fianza de 6.000 euros y con la retirada del pasaporte y la prohibición, entre otras medidas cautelares, de salir del territorio nacional. tras conocerse su intento de sacarse el pasaporte, tanto la fiscalía como el Gobierno de Navarra pidieron ayer su ingreso en prisión al apreciar riesgo de fuga.

El abogado del guardia civil, Jesús Pérez, explicó ayer a EL PAÍS que los hechos que denuncia la Policía se debieron "a un exceso de celo". "Guerrero no encontraba su pasaporte y debía entregarlo en cuatro días. Se asustó y yo le recomendé que acudiera a la Policía", sostiene. "Las condiciones para su libertad son muy minuciosas y cualquier fallo puede ser utilizado en su contra", dice el letrado, que ha remitido un escrito relatando lo sucedido a la Audiencia de Navarra. 

Guerrero, y otros dos de los cinco condenados, el militar Antonio Jesús Cabezuelo y Jesús Escudero, han acudido, antes de las 9.30, a los juzgados de Sevilla a cumplir con la obligación de firmar tres veces cada semana tras su puesta en libertad la pasada semana. El primero en acudir a los juzgados ha sido el propio Guerrero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >