Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado

La exvicepresidenta, que sustituye a Romay Beccaría, es la primera mujer al frente de este órgano consultivo

Maria Teresa Fernandez de la Vega
María Teresa Fernández de la Vega (izquierda) junto a Margarita Robles.

María Teresa Fernández de la Vega, exvicepresidenta y portavoz del Gobierno con José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido elegida como presidenta del Consejo de Estado, al que ya pertenecía, en sustitución de José Manuel Romay Beccaría. Este es el principal órgano consultivo del Gobierno y su presidente es elegido por real decreto del Ejecutivo. De la Vega se convierte en la primera mujer en presidir este organismo.

De la Vega, de 69 años, juez y portavoz del Ejecutivo socialista entre 2004 y 2010, es miembro del Consejo de Estado desde 2010, cuando dejó la vicepresidencia, la portavocía del Gobierno y el Ministerio de la Presidencia. Para entrar en el Consejo tuvo que renunciar a su acta de diputada por Valencia. El rango de un miembro del consejo es el de ministro. 

La función del Consejo de Estado es la emisión de dictámenes a petición del Gobierno, que son preceptivos en el caso de reforma o elaboración de leyes orgánicas. Ha estado presidido desde 2012 por Romay Beccaría (era su segundo mandato; el primero duro un año y tres meses).

Nacida en Valencia en 1949, De la Vega es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y titulada en Derecho Comunitario por la Universidad de Estrasburgo. En 1974 ingresó en el Cuerpo de Secretarios Jurídicos Laborales y desde 1990 es magistrada por el cuarto turno. Entre otros cargos, ha sido diputada y secretaria de Estado de Justicia. En la actualidad, además de formar parte del Consejo de Estado, era presidenta de la Fundación Mujeres por África.

Gran conocedora del ámbito judicial, desarrolló su carrera profesional en la Administración de justicia -accedió a través del cuerpo de secretarios judiciales y llegó a magistrada de lo Social- antes de dedicarse plenamente a la política judicial. 

Fue jefa de gabinete del ministro de Justicia Fernando Ledesma (quien presidió el Consejo de Estado entre 1991 y 1996) en el primer Gobierno de Felipe González, luego desempeñó la dirección general de Servicios del Ministerio de Justicia y más tarde ocupó una Secretaría de Estado en ese departamento, bajo las órdenes de Juan Alberto Belloch. Entre 1990 y 1995 formó parte del Consejo General del Poder Judicial.

Más información