Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno garantiza que exhumará a Franco del Valle de los Caídos

El Ejecutivo socialista buscará consenso pero si no es posible "cumplirá sus compromisos"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmó este lunes que el Ejecutivo exhumará a Francisco Franco del Valle de los Caídos, como aprobó el pleno del Congreso de los Diputados en mayo de 2017 sin ningún voto en contra. El Gobierno cumplirá ese mandato del Parlamento gracias a una proposición no de ley del PSOE, como adelantó EL PAÍS. El PSOE cree que es posible hacerlo aunque no cuente con el apoyo del PP, pero buscará el consenso de todos. “España no se puede permitir símbolos que separen a españoles”, argumentó el presidente.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Victor J Blanco ©GTRESONLINE. En vídeo, declaraciones del portavoz de la ejecutiva socialista, Óscar Puente.

“El Gobierno tiene que gobernar con el Parlamento, que en 2017 dijo claramente que se exhumasen los restos de Franco y se entreguen a sus familiares y que el Valle de los Caídos se convierta en un memorial sobre la lucha contra el fascismo”. Pedro Sánchez confirmó así este lunes en su primera entrevista como presidente, en RTVE, que la decisión sobre sacar al dictador del mausoleo está tomada. El Ejecutivo cumplirá la proposición no de ley aprobada por el Pleno del Congreso en mayo de 2017, en la que se instaba al Gobierno a ampliar la ley de memoria histórica para, entre otras cosas, exhumar los restos del dictador del mausoleo y reubicar los de José Antonio Primo de Rivera en otro lugar no preeminente del edificio. La iniciativa presentada por el PSOE salió adelante con la única abstención del PP y ERC, esto es, sin votos en contra.

La memoria histórica fue tratada por la mañana por la ejecutiva del PSOE a iniciativa del secretario del área de justicia y nuevos derechos de la comisión federal, Juan Andrés Perelló. Aunque el secretario general y presidente del Gobierno adquirió personalmente el compromiso con el desarrollo y ampliación de la ley de memoria de 2007 —la propuesta legislativa del PSOE fue presentada por Pedro Sánchez el pasado diciembre en un acto en el paredón de fusilamiento del cementerio de Paterna— el impulso para acelerarlo ha partido del secretario de justicia, según trasladan distintas fuentes socialistas.

Sánchez cumplirá con su compromiso, pero el Gobierno no precisa aún cuándo. “Veremos la fecha y el momento”, dijo el presidente en RTVE. El portavoz de la ejecutiva socialista, Óscar Puente, había descartado por la mañana que sea una cuestión urgente, pero sí que hay decisión de acometerla. “¿Es urgente? No, es el momento. Eso es lo que cree el PSOE y el Gobierno”, trasladó.

El Ejecutivo buscará el consenso para proceder a la exhumación del dictador, pero lo hará aunque el PP se oponga. “Lo ideal es que [el consenso] fuese el máximo posible, pero, si no se alcanza, el PSOE no puede incumplir sus compromisos en esta materia”, expresó el portavoz. Aunque el PP criticó este fin de semana que el PSOE busca regresar a la “confrontación” y el “frentismo”, según la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, el PP no votó en contra de la proposición no de ley en el Congreso.

Los socialistas creen que el PP tiene muy difícil oponerse porque aparecería defendiendo al dictador. Sánchez instó a los populares a sumarse recordando que el partido “condenó al franquismo”. Ciudadanos votó a favor en el Parlamento.

La proposición no de ley aprobada por el Congreso que el Gobierno se compromete a cumplir contempla, además de la exhumación de los restos de Franco, el estudio de la creación de bancos de ADN de los familiares de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura, la reapertura de una oficina de ayuda a las víctimas, la creación de una “comisión de la verdad” y el mandato de excluir de toda subvención pública “a toda entidad que defienda a la dictadura”. La Fundación Francisco Franco comenzó ayer a recoger firmas en la plataforma Change.org para oponerse al traslado de los restos del dictador.

Los socialistas también registraron el pasado diciembre una propuesta de ley para ampliar la ley de memoria de José Luis Rodríguez Zapatero, que el PP vetó en el Congreso por motivos presupuestarios y que decayó tras cumplir tres meses desde su veto. Esta norma también se quiere promover de nuevo —para lo que haría falta presentar un nuevo proyecto de ley, ahora como Gobierno— pero se hará “de forma paulatina”, indicó el portavoz de la ejecutiva socialista.

Silva: "En ningún país las víctimas pagan la tumba de su represor"

NATALIA JUNQUERA

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Emilio Silva, lo tiene claro: "es el momento" de actuar en el Valle de los Caídos.

“En otros países no se le ocurre a nadie que las víctimas, los represaliados, estén pagando con sus impuestos la tumba del dictador, de su represor”, afirma. Silva remite al ejemplo de Pamplona, donde se exhumaron en 2016 los restos del general Mola y de Sanjurjo de un monumento a los caídos. “El alcalde de Pamplona negoció con el obispado; la familia de Mola lo aceptó, la de Sanjurjo puso alguna pega, pero al final se llevó a cabo”, recuerda. A la exhumación acudieron representantes del Ayuntamiento, la iglesia y las familias.

Sobre el futuro del Valle de los Caídos, tras la exhumación del dictador, le gustaría que fuese “un monumento en el que se explicase su propia historia: cómo se hizo, para qué, quiénes están allí enterrados, cómo se construyó... con eso sería suficiente”.

La ARMH ha sufrido la derogación de facto de la ley de memoria histórica que implantó el Gobierno de Rajoy al dejarla sin dotación presupuestaria. Algunas de las últimas exhumaciones de fosas comunes que han realizado, incluida una por orden de un juzgado Argentina, se han financiado con donaciones privadas o premios: desde un sindicato noruego de electricistas a un premio concedido por una organización que homenajea el espíritu de las brigadas internacionales en EE UU. Ahora urgen al nuevo Ejecutivo socialista a asumir, como ha prometido, la localización de los enterramientos clandestinos y ultiman una carta al Gobierno en la que le detallan las carencias de la ley de memoria de 2007.