Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asesina confesa del niño Gabriel Cruz vuelve a declarar ante el juez

Ana Julia Quezada será trasladada a los juzgados de Almería desde la prisión de El Acebuche

Ana Julia en el momento en que acudía a un registro con la Guardia Civil. M. ZARZA

Ana Julia Quezada, quien se confesó autora del asesinato del niño Gabriel Cruz tras haberlo raptado en Las Hortichuelas (Níjar, Almería), volverá a prestar declaración este lunes ante el juez Rafael Soriano, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. La mujer será trasladada hasta la Ciudad de la Justicia almeriense desde la prisión de El  Acebuche, sita en la misma provincia, para que el juez abunde en los detalles sobre el crimen del menor, cuyo cuerpo fue hallado él 11 de marzo en el maletero del coche que conducía la acusada, tras 13 días de búsqueda.

La comparecencia, prevista para este mediodía, servirá para completar la declaración de la única investigada por este crimen, quien se enfrenta a los delitos de asesinato, detención ilegal y un delito contra la integridad moral.

Por otra parte, el juez ha aceptado la personación de la asociación Clara Campoamor como acusación popular en la causa pese a los recursos presentados por la acusación particular. No obstante, dicha representación solo podrá actuar por los delitos de detención ilegal y asesinato en cuanto que la víctima es el menor y no los padres del mismo, que deben ser considerados como perjudicados por el crimen, informa la agencia Europa Press.

Sin embargo, el instructor no ha aceptado su personación ante la acusación de un delito contra la integridad moral, dado que las presuntas víctimas del mismo son los padres del menor y éstos han rechazado públicamente la acción de la asociación.

En su auto, dictado el pasado día 13 y sobre el que cabe recurso de apelación en el plazo de cinco días, el juez también considera que la asociación no debe prestar fianza alguna puesto que ha acreditado tener un interés directo en procesos penales en defensa de los menores víctimas de delitos.

Las partes ya vaticinaban hace un mes que el final de la instrucción se acercaba a la espera de que se incorpore al procedimiento el "informe final de autopsia" del menor, ante lo que la acusación particular, ejercida por los hermanos Francisco y Miguel Ángel Torres, avanzó que no preveía pedir nuevas testificales ante el previsible paso de la causa a tribunal de jurado con la previa comparecencia de Ana Julia Quezada para comunicarle la imputación.

El juez asegura que resulta "incuestionable" la participación de la detenida en la muerte del menor, "por cuanto no sólo es que ella misma haya reconocido tan luctuoso suceso, sino que de las intervenciones acordadas judicialmente y pruebas recopiladas, se infiere una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar la comisión del crimen".  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información