Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre del niño Gabriel pide a dos acusaciones populares que se retiren del caso

La asociación Clara Campoamor y la Asociación Andaluza de Estudios Penales no han contactado con la familia "ni siquiera para trasladar su intención de participar en el proceso", según Patricia Ramírez

Patricia Ramírez, madre de Gabriel Cruz, el niño de 8 años desparecido y asesinado el 27 de febrero pasado en Níjar, Almería, ha pedido a dos asociaciones que se han presentado como acusación popular que se retiren del caso. En un vídeo emitido en YouTube ha explicado que la asociación Clara Campoamor y la Asociación Andaluza de Estudios Penales se han personado como acusaciones y han sido aceptadas, pero no han contactado con la familia "ni siquiera para trasladar su intención de participar en el proceso", según Patricia Ramírez. La madre de Gabriel ha pedido también a los medios de comunicación que "eviten el dolor de hacer públicos detalles macabros" y "sórdidos" sobre la muerte de su hijo y que cuando se levante el secreto de sumario, dejen los debates "en el juzgado y no en la televisión".

"Esta situación nos resulta algo invasiva", ha manifestado la madre, que ha explicado que las asociaciones tampoco se han puesto en contacto con su abogado, Francisco Torres. Ramírez confía plenamente en la Fiscalía y en Torres, que sabe que "va a respetar en todo momento" su forma de proceder, y de la del padre, Ángel Cruz, "desde que todo este trágico suceso se desarrolló".

"Difícilmente nos podemos ver representados por estas dos iniciativas, desconociendo además cuáles son sus intenciones o su posicionamiento", incide Ramírez, que añade: "Pienso que si hubieran pretendido ayudarnos, deberían haber comunicado con nosotros o con nuestro abogado". 

En el vídeo, Ramírez explica que le preocupa que la personación de estas dos asociaciones "dilate aún más el juicio en el tiempo" y puedan entorpecer la línea de acusación. "Pido ayuda nuevamente para que se imponga el sentido común y nos dejen proceder siempre dentro de la ley con la dignidad que corresponde a nuestro hijo Gabriel", ha insistido.

Proteger la imagen de Gabriel

De nuevo, ha recordado que no todo vale y que los principios éticos y morales han de estar siempre presentes. "El dolor no te deja ni un minuto a solas y el estado de frustración te acompaña en cada momento", ha reconocido.

Ramírez ha explicado que se siente "atormentada" ante la imagen de su pequeño, y por ello se siente en el "'derecho y obligación" de protegerla "de noticias que puedan perturbar, manchar, doler o reflejar la atrocidad por la que tuvo que pasar y marcharse antes de tiempo". De este modo, se ha mostrado de acuerdo en que "tras su pérdida, el cómo, por qué, cuándo y dónde no era relevante públicamente y por tanto era preciso proteger su imagen y favorecer el respeto hacia nuestro dolor".

"No quiero ni imaginar cómo hubiera sido si la rabia y las circunstancias que se lo llevaron hubieran ocupado el pensamiento de todos lo que con vuestro amor nos estáis levantando", se ha dirigido la madre de Gabriel a quienes le mandan mensajes de afecto.

Más información