Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro muertos y 682 inmigrantes rescatados en apenas 12 horas en las costas andaluzas

Hasta siete embarcaciones de Salvamento mantienen activa la búsqueda de más pateras, la mayoría balsas de juguete

Inmigrantes y efectivos de Salvamento Marítimo, este miércoles, en el Estrecho.
Inmigrantes y efectivos de Salvamento Marítimo, este miércoles, en el Estrecho. EFE

Apenas dan abasto: llegan a puerto, desembarcan a los nuevos rescatados y vuelven a internarse en el mar. Ese es el ritmo frenético que las siete embarcaciones de Salvamento Marítimo llevan desde que recibieron el primer aviso de patera, a las cinco de la madrugada de este viernes, en las inmediaciones del Estrecho de Gibraltar. Desde entonces, en algo más de doce horas, los rescatistas ya han auxiliado a 471 personas -de ellas, al menos 16 son mujeres- que viajaban a bordo de 57 pateras. Mientras, en el Mar de Alborán se han localizado a otras 211 personas a bordo de otras cinco embarcaciones. En total, a las costas andaluzas han llegado 682 migrantes. También ha arribado la máxima tragedia que puede citarse en la Frontera Sur: cuatro fallecidos que han sido rescatados del mar, presumiblemente ahogados.

La abultada cifra que está dejando la jornada de este viernes en el Estrecho se suma a los 127 migrantes que pudieron ser auxiliados con vida este pasado jueves y el cadáver de otra persona que también fue recuperado. En total, son 809 inmigrantes -entre ellos, los cinco fallecidos- los que han arribado a las costas andaluzas en algo más de 24 horas. La cifra ni siquiera es definitiva. Los barcos de rescate aún mantienen activos operativos de búsqueda en el Mar de Alborán. Concretamente, ya han localizado a 211 personas y cinco pateras, de las cuales 70 ya han llegado a los puertos de Motril y Almería. También buscan otras embarcaciones de las que aún se desconoce el número de ocupantes.

“Está siendo una locura”, confirma una fuente cerca a los rescatistas y los servicios de emergencia activados para poder prestar los primeros auxilios a los recién llegados a la costa de la provincia de Cádiz. El operativo de atención en la costa, realizado por Cruz Roja, se ha centralizado en Tarifa. Hasta el puerto de esta localidad han llegado las distintas salvamares que buscan la presencia de pateras en un día sin apenas viento en el mar. En la búsqueda ha participado hasta siete buques y un helicóptero de Salvamento Marítimo. En la mayor parte de los casos, los migrantes son de origen subsahariano y están siendo rescatados de pequeñas embarcaciones hinchables de juguete a remos, tipo ‘toy’ y sin motor.

La intensa jornada arrancó a las cinco de la madrugada, con un primer aviso que puso en alerta a los rescatistas de la zona del Estrecho. En medio de esta imparable labor, la ‘Guardamar Concepción Arenal’ ha localizado los cadáveres de tres personas flotando en el mar. Poco después, la ‘Salvamar Arcturus’ ha encontrado otro fallecido más. Una de las personas fallecidas llevaba al parecer mas de un día en la mar. Los cuatro finados se suman al que apareció este jueves, después de que la patera en la que viajaba con otras 11 personas naufragase en la misma zona.

El ritmo frenético de rescates queda patente en el registro de actividad de cada una de las salvamares que trabaja en la zona. La ‘Atria’ ha trasladado a 71 inmigrantes, poco después, la ‘Arcturus’, otros 83 y uno de los cadáveres. La ‘Gadir’ ha rescatado en un viaje hasta siete pateras y 59 personas. Además de las buenas condiciones del mar, el fin del Ramadán —uno de los pilares sagrados del islam, que impone a los musulmanes que se abstengan de comer y de beber durante las horas diunas del noveno mes de su calendario— puede haber influido en que haya una alta presencia de pateras en el Estrecho, según reconocen desde el Ministerio del Interior.

Lo cierto es que este nuevo pico de llegadas puede complicar de nuevo la asistencia que se da a los inmigrantes una vez llegan a sur de España. La llegada de 600 personas en apenas dos días a finales de mayo ya provocó el desbordamiento de los calabozos (donde parte de los migrantes pasan hasta 72 horas detenidos) y de los CIE (en Cádiz, el de Algeciras y su auxiliar de Tarifa se destinan ahora al confinamiento de magrebíes a la espera de su devolución). Dado que las ONG de ayuda también se encontraban desbordadas, desde Interior se ordenó la puesta en libertad de decenas de inmigrantes en distintas comisarías de la provincia, como El Puerto, Jerez o Cádiz, sin aviso previo.

Eso provocó que los distintos ayuntamientos afectados improvisasen dispositivos de emergencia en polideportivos e instalaciones municipales. En esta nueva oleada, Ayuntamiento de Cádiz y Cruz Roja tenían previsto la puesta en marcha de un punto de atención en el Club Náutico Elcano, algo que se ha tenido que hacer entorno a las 19.30 de este viernes para atender a 23 personas que salían de las comisarías y ante la previsión de colapso ante las nuevas llegadas de este jueves y este viernes.

De momento, las cifras no apuntan a que esta tendencia al alza en la llegada de migrantes vaya a cambiar. Solo a Cádiz, hasta el 31 de mayo, han arribado por mar más de 1.900 personas. Eso supone un 95% más que en el mismo periodo del año pasado. Sindicatos, ONG y asociaciones ya han criticado la “improvisación” con la que se está atendiendo a los recién llegados, pese a que fuentes policiales ya aseguraron a EL PAÍS que había informes de Inteligencia que ya alertaban de que “este año puede llegar el doble de inmigración que en 2017”.

Más información