Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margarita Robles confirma al jefe del servicio secreto y a la cúpula militar

La ministra de Defensa ficha como ‘mano derecha’ a una destacada agente del CNI

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Cuartel General del Ejécito, donde preside la reunión del Consejo Superior del Ejército de Tierra.

Tras haber tomado el control del Centro de Nacional de Inteligencia (CNI), que ha vuelto a depender del Ministerio de Defensa, la ministra Margarita Robles ha confirmado en el cargo al jefe del servicio secreto, el general Félix Sanz Roldán, cuyo mandato acaba dentro de un año. También ha ratificado a los miembros de la cúpula militar y al secretario general de Política de Defensa, el almirante Juan Francisco Martínez Núñez.

Según un comunicado difundido a primera hora de la mañana por el Ministerio de Defensa, la ministra ha acordado la continuidad de Sanz Roldán como director del CNI hasta finalizar su mandato, en julio de 2019, cuando cumple una década en el cargo. También han sido confirmados en sus puestos el general de Ejército Javier Varela Salas como jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el almirante general Teodoro López Calderón como jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA) y el  general del aire Javier Salto Martínez-Avial como jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), nombrados por el Gobierno del PP en marzo del año pasado.

Robles asegura que esta decisión se corresponde con la naturaleza de Defensa como un "Ministerio de Estado" y recuerda que "las Fuerzas Armadas están al servicio de la sociedad y desempeñan una extraordinaria misión en la defensa de la paz y la seguridad en el mundo". Por ello,  entiende que "es necesario dar a la ciudadanía estabilidad, seguridad y defensa desde una perspectiva colectiva e integrada con el fin de promover la paz internacional y la seguridad global".

Margarita Robles no oculta su interés por el servicio secreto. El CNI, que tradicionalmente dependía de Defensa, pasó en 2011 bajo control del Ministerio de Presidencia, pero la ministra lo ha recuperado para su departamento, al que vuelve a estar ascrito orgánicamente. Además, ha elegido a una destacada agente del CNI como su directora de Gabinete, un puesto de máxima confianza que conlleva el control de la agenda y el filtro del acceso a la ministra. Se trata de Esperanza Casteleiro LLamazares, quien entre 2004 y 2008, en la primera legislatura de Zapatero, fue secretaria general del CNI y, por tanto, su número 2, con categoría de subsecretaria. Castelero fue la segunda mujer en ocupar este cargo, tras María Dolores Vilanova.

La nueva mano derecha de Robles lleva más de 30 años en el servicio secreto y se considera una experta en contraterrorismo. Ha estado en Cuba y Portugal, entre otros destinos, y ha trabajado en el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), que reúne a representantes de la Policía, la Guardia Civil y el CNI.

Este miércoles, aunque aún no ha sido formalmente nombrada, Casteleiro acompañó a Robles en su primera visita a una instalación militar: el cuartel general de la Unidad Militar de Emergencias (UME), en la base de Torrejón de Ardoz (Madrid).